jueves, 15 de septiembre de 2016

[Aula Libre] Palabras mayores (Puka Reyesvilla)




Con este mismo título escribí, hace aproximadamente una década, una columna de la que ésta puede considerarse su continuación.


Una colección de palabras sueltas, aquellas más recurridas en un determinado tiempo, puede dar cuenta, sino del pensamiento o la historia de la humanidad, al menos del espíritu de época que guiaba a quienes las usaban corrientemente a su paso por este mundo. Ciertamente, hay términos que, trasponiendo barreras lingüísticas o encontrando equivalentes en lenguas particulares, se popularizan al extremo de que a su sola pronunciación podrían -los estudiosos del lenguaje y los inquietos por esta materia- ubicarlas en los momentos en que su uso fue más frecuente que en otros. Ciertamente, según las circunstancias, hay vocablos que luego de haber perdido vigencia, retornan con fuerza renovada y vuelven a marcar tendencias.


Pero las palabras no son solamente signos acústicos o escritos; son un universo de significaciones, de sentidos. Por ello es que conociendo un puñado de significantes en boga de algún período temporal, es posible imaginar las ideas, preocupaciones, expectativas, temores y creencias que pasaban por la cabeza de individuos atravesando a sus respectivas colectividades.


Tratándose de un asunto de la cultura en su sentido más amplio, tales términos abracan una variopinta mezcla de categorías, desde la política hasta el entretenimiento. Así pues, si hablamos de "zeppelin", nos remitimos a principios de siglo XX; si lo hacemos respecto de "macartismo", lo hacemos a la década de los 40, en adelante, del mismo siglo; y si decimos "hippie", no hay duda de que estamos en los años 60. Es de hacer notar que muchas de ellos son términos adoptados del idioma original en casi todo el orbe; pero los aportes locales de cada comunidad de hablantes son tanto o más abundantes.


Con esta idea en mente, desafié a un grupo de universitarios – alrededor de 50, veinteañeros, clase media- a confeccionar una lista de las palabras que forman parte de su imaginario los últimos años (2006-2016), sin que medie inducción alguna ni jerarquización de algún tipo.


Así, en plena libertad, procedieron a hacerla. Y el resultado me parece extraordinario. Para empezar, algunos vocablos que uno consideraría como números puestos, no figuran en absoluto. Separando por categorías, en la política no aparecen ni "Evo", ni "descolonización" y sí se mencionan "plurinacional" y "Obama". En la cultural, en sentido estricto, no hay "rock" y sí figuran "pop" y "reguetón". Y así, el listado ofrece un sabroso menú digno de análisis y de consideración sobre una generación que está en puertas de ocupar la centralidad social.


Voy a pasar a transcribir la lista completa, pero antes quiero advertir que la misma no pretende ser representativa más allá de las referencias que di sobre quienes la elaboraron. Asimismo, con su venia, omitiré las comillas –salvo un par de nombres- y las pondré si discriminación de categorías (incluso hay un par de expresiones que se colaron entre las palabras sueltas). Dicho esto, he aquí lo anunciado –palabras mayores, como las llamo-:


 Google, maltrato, outfit, tattoo, "Preguntados", extinción, E-bay, hiperactividad, boda, videojuego, fitness, nacionalización, clase media, feisbuc, terremoto, tecnología, wi-fi, liberalismo, redes sociales, índigo, inflación, falsedad, selfie, hashtag, musulmán, asilo, feminismo, Obama, anarquía, Dios, wachiturro, feminicidio, socialismo, terrorismo, café, whatsapp, ateo, refugiados, ruido, Smartphone, muerte, crisis, estereotipo, realidad virtual, hardcore, superficialidad, clásico, pantallazo, velocidad, marihuana, tuiter, diabetes, k-pop, videollamada, niños, Galaxy, porno, electrónica, ciberespacio, calentamiento global, drogas, cambio, miembro, ¡Carajo, no me puedo morir!, reciclar, libertinaje, chatear, igualdad, migración, apatía, zumba, Marvel, símbolo, Tomorrow Land, Pókemon-Go, 3-D, Smart TV, ¡Vamo'a calmarnos!, web, swingers, acoso, plurinacional, Play Station, capitalismo, HD, inseguridad, e-mail, xenofobia, gay, cultura, Android, educación, megas, infancia, iluminati, poser, Al Kaeda, meme, sobrepeso, desarrollo, pirateo, economía, ozono, Internet, corrupción, evolución, moda, polémica, ataque, globalización, extraterrestre, aceptación, medioambiente, digital, twerking, 4K, GPS, homenaje, cocaína, Mundial, Messi, olímpico, CR-7, deporte, inbox, contaminación, LSD, cáncer, ISIS, Youtube, potencia, Warcraft, deep web, discriminación, desempleo, reboot, basurita, crimen, DJ (dee jay), rave, sexo, pop, catfish, Instagram, reguetón, snapchat, bullying, Pray for…, EDM, I-phone, fin del mundo, agnóstico, X-box, Zika, herpes y bluetooth.




__._,_.___

Enviado por: aguadoble@yahoo.es


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___

miércoles, 14 de septiembre de 2016

[Aula Libre] TRANSPARENCIA



TRANSPARENCIA

Por: Carlos Tony Sánchez *

Todos somos corruptos, en menor o en mayor medida. Inclinados al mal (como está visto y conocido suficientemente) nadie debiera erigirse patriarca consejero, o matriarca, juez o jueza….lo cual tampoco debiera llevar (como algunas personas piadosas susurran) a la abstinencia de juzgar los actos de personas o circunstancias, de forma equilibrada—cualidad sine quanon de la racionalidad – a pesar de que una sociedad anómica como la nuestra, tal juicio esté en crisis.

También es evidente la ausencia -casi total-, de humildad colectiva. Esencialmente es el motivo por el que (ausentes de una autocrítica individual y social) nos vamos acercando, casi marcialmente, al ocaso. Echarle el fardo de esta situación moral al gobierno actual, es por así decirlo, fútil y más propio de un imberbe o de un individuo con  dificultades de identidad y realización personal. Por ello la "machaconería" de este cacareo, no rinde ni rendirá buenos frutos.

Caen en este remolino, todos los que se consideran a sí mismos, gentes de renombre, religiosos, analistas, políticos, autoridades y parroquianos. Y nos arrastran, nos enajenan porque no pueden dejar de joder al que no alcanzan – siquiera – a emular. La hipocresía y el cinismo reinan en este carnaval sempiterno. Tres, cinco o diez dedos de frente, con cruz de ceniza incluida, no valen lo que – antaño – valían.

Pero qué extraño que los visionarios e intelectos de este y otros pueblos, no nos alumbren y más bien, sospechosamente, nos aturdan con sus verdades adulteradas, verdades a medias, mentiras, blancas mentiras u oscuras. Quizá por ello alguna vez, en sus albores y en la ausencia pertinaz de solución a este laberinto, el hombre, desencantado, clamó a Dios por ayuda.

Todos exigimos honestidad, justicia y otros valores. Mejor sería a nuestras ilustrísimas humanidades comenzar con nosotros mismos, pues solución mágica, no hay. Hablar, al menos y menos, cada uno con la transparencia que todos demandamos del otro, con la moral que no tiene aquel y que yo tampoco. Es un paso, vendrán otros, si resistimos la avalancha vociferante, de los propietarios de la verdad, y/o de las opiniones inmaculadas.

Simplemente ser como uno es, sin injertos, como al levantarse a un nuevo día frente al espejo, sin haber abierto el closet donde guardamos sutilmente, nuestras máscaras.  De seguro, al menos, intentaremos sacarnos la mugre del rostro propio.

                                                                                              * Profesor 


Libre de virus. www.avast.com


__._,_.___

Enviado por: carlos tony sanchez <tonysanchez_77@hotmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___

martes, 13 de septiembre de 2016

[Aula Libre] El tamaño de mi esperanza



El tamaño de mi esperanza


Jorge Roberto Marquez Meruvia[*]


"El tamaño de mi esperanza" es el nombre de un ensayo escrito por Jorge Luis Borges publicado en 1926. Su autor trato de desterrarlo de su obra, sin embargo, tal acción no tuvo éxito. María Kodama menciona que en 1971 en Oxford mientras se encontraban dialogando con unos admiradores uno de ellos menciono "El tamaño de mi esperanza". La reacción de Borges fue negar la existencia de ese texto. Al día siguiente ese estudiante telefoneo a Borges para informarle que efectivamente tal libro existía y que se encontraba en la biblioteca Bodleiana. Vano fue el intento del autor para dar por desaparecida esa obra.


Para poder comprender el futuro cercano y el escenario de gobernabilidad en Bolivia tomo prestado el nombre del ensayo de Borges; ya que todos los bolivianos tenemos algo en común: esperanza de mejores días para todos. El escenario de gobernabilidad en Bolivia tiene como "momento constitutivo" la victoria de la democracia un 10 de octubre de 1982. El gobierno de Hernán Siles Zuazo tenía dos grandes retos: el primero, resolver la crisis derivada del sistema Nacional Revolucionario creado en 1952; la segunda, crear instituciones democráticas fuertes. En ambas, su gobierno fue un fracaso y termino renunciando. Continuando con el lenguaje zavaletiano otro "momento constitutivo" sucede en 1985 con el Decreto Supremo 21060 y la nueva política económica. Fue Víctor Paz Estenssoro quien puso fin al sistema Nacional Revolucionario que él mismo creo tras hacerse con el poder en la revolución de abril de 1952. Estos dos hitos marcan el principio de la joven democracia boliviana.


 En 1989 los bolivianos pasamos por el "empate catastrófico", el "triple empate", tuvo como solución el cruzar puentes sobre "ríos de sangre". Por primera y única vez en nuestra historia quien había resultado tercero en elecciones generales se convierte en presidente de Bolivia. La "banda de los cuatro" había cometido su fin y Jaime Paz Zamora es presidente de Bolivia pactando con Hugo Banzer Suárez quien en la década del 70 perseguía a los militantes del MIR del cual Paz Zamora era su jefe máximo. El gobierno de Jaime Paz Zamora evidencio que en democracia el pacto político era necesario. Pacto político que fue mal entendido en una incipiente democracia como la boliviana.


El periodo de los 90 del siglo XX es rotundamente importante para entender la Bolivia de hoy. En el primer gobierno de Gonzalo Sánchez de Lozada el año 1995 es clave para comprender Bolivia hoy. Dos reformas son la base del Estado boliviano. La participación popular tiene una ambición más allá de llevar los recursos del Estado a los nuevos municipios, es también, llevar el Estado a los ciudadanos que se encuentran lejos del eje troncal. La actual autonomía es una evolución de la participación popular, la cual por cierto, fue y es mal comprendida por gran parte de los bolivianos; empero, es una base institucional y modernizadora de la administración del Estado. La capitalización fue una reforma desbordante en una democracia joven y en una sociedad que a momentos confundía la libertad con el libertinaje. Actualmente esa medida es totalmente criticada, olvidando los bonos sociales que se crearon gracias a ella como ser: el Bonosol que hoy lo conocemos como la Renta Dignidad.


Comenzando el siglo XXI observamos la radicalización de los discursos campesinos con base en el Chapare y el descontento de la población por las coaliciones gobernantes que entendieron el pacto político como la excusa para tener un pedazo de poder. Claro ejemplo de la avaricia partidaria es el gobierno de Hugo Banzer Suárez gracias a la conocida megacoalición. El año 2003 es el punto de quiebre, donde las coaliciones de gobierno no representan a grandes sectores de la población y medidas antipopulares como el impuesto al salario o el rumor de exportar gas por puertos chilenos desencadena olas de violencia donde Sánchez de Lozada debe renunciar a su segundo mandato. Hasta el año 2005 el escenario de gobernabilidad es incierto y lleno de indecisiones.


Evo Morales se hace con el poder en 2005. Entre sus medidas de gobierno se llevan a cabo la Asamblea Constituyente y la nacionalización de los hidrocarburos que fueron capitalizados en la década del 90 del siglo pasado. También es la clara muestra de que la sociedad boliviana no admitía las coaliciones de gobernantes. Con el pasar de los años se radicalizo el discurso del partido gobernante. Bajo ideas de izquierda intenta gobernar bajo la tuición de los movimientos sociales, olvidando que tales sectores tienen pedidos meramente particulares. Claro ejemplo del agotamiento de esa forma de gobernar es el conflicto con los cooperativistas mineros y la muerte de un Viceministro. La prebenda y el clientelismo son la base para mantener contentos a esos movimientos sociales y el tratar de ir en contra sus intereses es contar con un aliado menos que actuara con violencia por volver a tener los favores del partido gobernante y beneficiarse del Estado.


Después de esa breve descripción del escenario de gobernabilidad en Bolivia, el futuro una vez más es incierto. Afortunadamente, no todo se encuentra perdido. El pacto político juega un papel muy importante para las nuevas generaciones. El pacto político entendido como dialogo, como la base para escuchar al otro, tolerarlo, entenderlo y compartir ideas. Contra la nefasta hegemonía del poder por un único proyecto que no encuentra delante suyo ciudadanos, sino simplemente enemigos.

El pacto político es el camino que debemos comenzar. "Ése es el tamaño de mi esperanza". Obviamente, sin optimismo ya que podemos caer en manos de demagogos en el trayecto.



[*] Politólogo 






__._,_.___

Enviado por: Jorge Marquez Meruvia <jorgermarquez17@hotmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___

lunes, 12 de septiembre de 2016

[Aula Libre] A TALES COMPROMISOS, TALES CONSECUENCIAS: DOXO COOPERATIVISMO MINERO





Enviado desde mi Huawei


-------- Mensaje original --------
Asunto: A TALES COMPROMISOS, TALES CONSECUENCIAS: DOXO COOPERATIVISMO MINERO
De: Oscar Heredia
Para: mercadoisa@yahoo.com.mx
CC:





A TALES COMPROMISOS, TALES CONSECUENCIAS: DOXO COOPERATIVISMO MINERO
Oscar  A. Heredia Vargas
Docente Emérito UMSA
 
"La ira colectiva, empieza cuando alguien arrima la chispa al leño -halagan al monstruo ciego y sordo que se complace en su propia ira, lo abofetean en el rostro o le pasan la mano por el lomo-. Momento propicio para encauzar la ira colectiva, o mejor dicho, se enderecen las bajas pasiones. Entonces es suficiente que alguien grite: ¡Hay que matar! Para que la muchedumbre se lance como un toro salvaje sobre su víctima, ¡hay que robar! Para que comience a saquear, ¡hay que destruir! Para que el torrente humano se desborde y arrastre todo cuanto se pone a su paso" (E. Caballero).
El poder político no ha medido las consecuencias del empoderamiento de los "movimientos sociales" -grupos de intereses-. El poder en  "la búsqueda del éxito político, no se ha basado en el nivel de educación y de la propuesta. La clase política en el poder, solo ha promovido gente afín con sus mismas características: Capacidad de funcionar en un sistema corporativo centralizado y de entender las reglas de juego del partido" (A.M. Salazar).
La política actual, para el fortalecimiento de los grupos de intereses en la cumbre del poder, utilizó, a semejanza el discurso de la Doctrina de la Seguridad -presumía que la dictadura militar era la mejor barrera contra el comunismo- para reposicionar a los llamados "movimientos sociales" y convertirlos en la muralla contra el capitalismo, sin considerar, en  muchos casos, el bajísimo nivel de educación, la falta de educación civil y la escases de valores morales y éticos.
El "movimiento social": Los patrones cooperativistas-"fuerza social ordenada, disciplinada y sumamente orgánica, con trabajadores y peones que acatan militantemente las decisiones políticas"-, se han convertido en una fuerza política, que ha encontrado la veta del poder en el pacto con los gobernantes, la alianza política les ha concedido beneficios extraordinarios -prestamos, donaciones, condonaciones, subvenciones, concesiones de yacimientos mineros, tolerancia a los avasallamiento de yacimientos, pasividad ante el no cumplimiento con obligaciones sociales y tributarias, etcétera-. Su poder político y su reconocimiento como la "fuerza social más importante de la minería" le ha permitido utilizar la cultura: del miedo, del chantaje, del atropello y de la dinamita, para plantear y conseguir sus reivindicaciones.
Los hechos y actos con resultados luctuosos, protagonizados por las fuerzas del orden guiadas por el gobierno y los cooperativistas mineros, nos quitan el velo de los ojos y de la mentes para hacernos ver y comprender de manera tardía el poder duradero, peligroso e inmenso que tiene el empoderamiento a las fuerzas monopolizadoras del ambiente político, a partir de los discursos virulentos y pasionales, los compromisos preferenciales y las exigencias en función de la correlación de fuerzas.
Todo ello, nos coloca en un contexto de incertidumbre ciudadana y nos genera las siguientes interrogantes: "¿El poder ha utilizado el lenguaje de las serpientes encantadas?, ¿Se abrió la tapa de la cesta y los encantados se han dado cuenta que si tienen los dientes y su pócima?, ¿Fallo el pulso del cirujano o el filo del bisturí?"
Estos cuestionamientos podrán tener contestaciones diferenciadas de acuerdo a las percepciones. Pero, ¡solo existe una respuesta!, ante la muerte de ciudadanos bolivianos. ¡No! a la maldita violencia.
 
 
 


__._,_.___

Enviado por: "docenteumsa@yahoo.es" <docenteumsa@yahoo.es>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___

viernes, 9 de septiembre de 2016

[Aula Libre] Aunque rojas siguen siendo botas



Aunque rojas siguen siendo botas

Gonzalo Rodríguez Amurrio

Entre los viejos dirigentes de la izquierda boliviana solía escucharse la frase de que "aunque las botas se pinten de rojas siguen siendo botas". Tal recuerdo se me vino a la memoria a propósito de la escuela anti-imperialista implementada por el gobierno, con la que pretende que los altos rangos militares se formen doctrinalmente, como requisito indispensable para ascender de grado.

Y el recuerdo resultó más significativo aún, cuando también se me vino a la memoria Moscú de 1993. En ese lugar y tiempo el "Ejército Rojo", que tenía el legado de la revolución socialista de octubre de 1917 y de la resistencia durante la segunda guerra mundial y posterior derrota que infringiera al ejército de Hitler, tras sitiar previamente el parlamento ruso (congreso de los diputados del pueblo) entre el 1 al 3 de octubre de 1993 abría fuego desde tanques y otras piezas de artillería y lo tomaba por asalto.

Ello simple y llanamente revela, una vez más, que cuando se militariza la política de un país, las que llevan la peor parte son la democracia y los derechos humanos, y lamentablemente eso es lo que resultaría, como riesgo de fondo, de la política del presidente Morales con su escuela "anti-imperialista"; más aún cuando en varias oportunidades expresaron que llegaron al gobierno para quedarse para siempre.

Retomando referencias más propias de nuestra América latina, se tiene el caso venezolano.

En Venezuela, cada día que pasa, está  más claro que el régimen de Nicolás Maduro, que en los últimos años perdió sin posibilidades de recuperación en las urnas y en las calles (las marchas ciudadanas por un referéndum revocatorio son cada vez más contundentes), tiene por sustento principal el apoyo precisamente de las fuerzas armadas; esas que se habrían formado en la doctrina "anti imperialista" como el legado de Chávez, pero que en la práctica no resulta más que una "doctrina" contraria a la democracia y a los derechos humanos.

Ahora  bien, en el caso boliviano, la política publicitaria gubernamental, a propósito de la escuela militar anti imperialista, apunta también a sacar ventaja adicional de los incautos sentimientos de apego hacia la izquierda en ciertos sectores de la población y la política boliviana; de manera que, cual cantos de sirenas, adormezca las mentes de tales sectores, en un efecto similar al contento orquestado por el gobierno cuando hizo entonar la internacional comunista un primero de mayo.

Lógicamente que cada golpe de la realidad despierta de momento a momento de tal encantamiento. El cierre de la empresa estatal ENATEX y consiguiente despido de cerca de un millar de obreros, así como el conflicto social en el que devino sin alcanzar solución satisfactoria, fue uno de tales golpes de la realidad que ha marcado la mente y corazón, por ejemplo, de las organizaciones sindicales fabriles del país, que hoy se sienten conflictuados con las políticas reales del gobierno.

Pero, no aplaudir políticas de encantamiento como las de la escuela militar anti-imperialista va más allá de simplemente no caer como incauto, sino principalmente debe comprometer a adscribirse con la democracia y los derechos humanos, conceptos que en el actual momento político boliviano se muestran como "subversivos" y no así las palabras "revolución" o "anti-imperialismo" que el gobierno simplemente las ha instrumentalizado y degradado.

El autor es abogado y ex dirigente obrero



__._,_.___

Enviado por: Juan Gonzalo Rodriguez Amurrio <rodriguez.amurrio.go@gmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___