domingo, 27 de junio de 2010

Leyes estructurales parcializadas

Carlos Hugo Laruta Bustillos
chlaruta@hotmail.com

La "hemorragia de leyes" (Negro Arias) esta por concluir. Unidad Nacional (UN) y la oposición democrática hacemos nuestra tarea y conjugamos ideas para contribuir al debate legislativo. Pero el MAS no escucha, porque no le interesa. Engatusó a los paceños, por ejemplo, diciendo que Ana Maria Romero –lo que élla confirmó- desplegaría sus supuestas cualidades concertadoras. Hasta hoy, con el MAS no se concertó nada. El MAS no escuchó ni una sola propuesta, por muy seria y sustentada que fuera.

Al 28 de junio de 2010, el Gobierno promulgó la Ley del Órgano Electoral y días después la Ley del Órgano Judicial. Actualmente, el proyecto de Ley del Régimen Electoral ya se aprobó con modificaciones en Diputados y fue devuelto a Senadores para su aceptación, sanción y posterior promulgación. El proyecto de Ley del Tribunal Constitucional también fue aprobado en primera instancia en Diputados y pasó a Senadores para su tratamiento en revisión. Solo queda, entonces, el tratamiento legislativo de la Ley Marco de Autonomías que no ha sido presentada oficialmente al parlamento y que se debate actualmente entre el Ministerio de Autonomías y una comisión de la Gobernación de Santa Cruz. Detallemos:

1. En la Ley del Órgano Electoral, el asunto central de los méritos que debieran tener los candidatos a miembros de Tribunal Electoral, fue neutralizado con el compromiso social que deberán tener los candidatos y el derecho a veto que tendrá el control social (o sea los "movimientos sociales del MAS"). Y aunque concedió el MAS al principio algo de escucha, después aprobó lo que quiso. Claro, ¡buscan asegurarse que el Tribunal Electoral sea suyo para garantizarles el 2014 nuevamente su "victoria"!

2. En la Ley del Órgano Judicial, paso algo similar. No atendieron la propuesta de UN que establecía que las asambleas legislativas departamentales remitan candidatos para garantizar una preselección y elección principalmente meritocrática, imparcial y transparente. Se aprobó un texto donde los candidatos serán preseleccionados en la Asamblea Legislativa Plurinacional donde el MAS tiene dos tercios, antes de llevarlos al voto popular. ¿Quien puede dudar de la línea política que tendrán los que conduzcan la justicia boliviana?

3. En la Ley del Régimen Electoral, a pesar de nuestras sustentadas propuestas, el MAS aprobó una distribución de asambleístas departamentales diferente de la distribución proporcional de diputados ¡ porque le interesa controlar las asambleas departamentales para convertir a la autonomía en un bluff ! Asimismo, no desarrolló la elección de autoridades de las autonomías indígenas y mantuvo 7 asambleístas de circunscripciones indígenas porque se asustó de la criatura grotesca que generó su indigenismo radical con autonomías indígenas prácticamente federalistas, con libre determinación, y –además- con discriminación positiva exagerada en todas las instituciones, con asambleístas especiales de 4 mil votos frente a los otros como la circunscripción 15 de el Alto que tiene cerca de 150.000 votantes. La CIDOB le reclama hoy al MAS su inconsecuencia con el texto constitucional. Las exageraciones siempre son cobradas, esta vez por quienes fueron sus propios aliados. El MAS usa a los pueblos indígenas cuando le conviene….

4. En la Ley del Tribunal Constitucional (TC), el debate central fue el número de magistrados, su representación y tipo de elección. UN y la oposición plantearon que fueran 9 magistrados, uno por departamento, elegidos en circunscripción departamental. El MAS impuso que sean solo 7, elegidos en circunscripción nacional. No escuchó los argumentos de la oposición. Fue más grande su desconfianza en la nación, pues cree que siendo 9, uno por departamento, algún magistrado pudiera ser independiente del MAS, pues los quiere a los 7 controlados por el Gobierno central. También, el MAS considera que es la Asamblea Legislativa Plurinacional (AL) la que hace la "interpretación autentica" de la Constitución, mientras que el TC hace solo la "interpretación jurídica". Grave decisión, pues el TC se someterá a la AL, lo que no es razonable desde ningún punto de vista. Ahora, los derechos ciudadanos están en peligro y no habrá quien controle a los otros órganos del Estado si el Tribunal Constitucional esta en manos del MAS. Ni la autonomía podrá avanzar.

5. En todas y cada una de estas leyes, la autonomía –que debió ser transversal y tratada también en varios temas por las asambleas legislativas departamentales- fue olímpicamente ignorada en sus fundamentos. En su afán por controlar desde el gobierno central el proceso autonómico y acaparar todo el poder, el MAS aprobó leyes que tratan a los departamentos y pueblos indígenas como menores de edad que requieren su tutela. Por eso mismo, es que marcha la CIDOB...

El aprobar de modo abusivo y apresurado las leyes estructurales, muestra a un MAS debilitado desde abril de 2010, cuando el pueblo equilibró el poder. El MAS esta aprobando esas leyes cuando su base social de apoyo se erosiona y sus múltiples fracturas internas amenazan su cohesión. Por ello, a los ojos de nuestro pueblo que mira estos abusos, el MAS esta cavando, sin duda, su propia sepultura.