jueves, 7 de octubre de 2010

PAROXISMO DEL MAS

Carlos Hugo Laruta Bustillos
chlaruta@hotmail.com

Según el Diccionario, el PAROXISMO es la fase de una enfermedad en que los síntomas se manifiestan en su máxima agudeza y se pierde la conciencia, viviendo una exaltación extrema de las pasiones.

Diríamos que el MAS vive el PAROXIMO de su gula de poder, va perdiendo la conciencia (relación del pensamiento con la realidad), y sufre una exaltación enfermiza de su pasión desmesurada por acaparar el poder. Veamos.

El MAS nace de la crisis de Estado mas importante de Bolivia en el siglo XXI. Transcurridos 5 años esta crisis no se ha resuelto y permanecen los factores centrales en indefinición. Uno de ellos el Estado Plurinacional y el Estado con Autonomías que hoy tienen un grado muy diferenciado de inicio y de construcción institucional, preludian en muy corto tiempo los límites que tendrán y los problemas serios que le pueden ocasionar a Bolivia. Y el PAROXISMO los afectará, sin duda.

El Estado plurinacional –asentado en el derecho a la supuesta diferencia extrema y radical de los pueblos indígenas –le gusta decir diferencia civilizatoria a García Linera- (ver mi articulo sobre las Mortinatas en Aula Libre), a la hora de la gestión real y concreta de los recursos naturales (tierra, hidrocarburos, agua) hizo que ese derecho ofrecido quedara solo en el papel, sometido a la gestión centralizada de un Estado convencional muy angurriento y celoso en el manejo del territorio y los RR.NN., y rendido a los pies de la prebenda de puestos en el gobierno para varios dirigentes indígenas.

El Estado autonómico nació con mejores perspectivas de desarrollo aún inciertas si se lo mira desde las 2 autonomías más viables: la autonomía municipal en desarrollo y la autonomía departamental nacida débil pero vivita. De hoy a 15 o 20 años es probable que Bolivia solo exista como Estado autonómico en camino del federalismo, pues el Estado Plurinacional o nos habrá fracturado como Estado o confirmará su muerte al nacer.

Pero el MAS ya no entiende el lenguaje de la realidad. No lee la presencia de UN y otras oposiciones regionales en abril de 2010, no lee la fisura de Caranavi y la caída del CONALCAM y Surco-delfín fallido; no entiende a Uncía y su mensaje: no queremos Estado; tampoco entiende a Potosí y la baja del MAS de 80 % de respaldo a solo 10 % de apoyo en 2 semanas; finalmente no entiende tampoco que los Bolivianos hemos construido nuestra democracia batallando contra militares y civiles abusivos en defensa de la libertad de expresión que el MAS quiere ahora coartar a través de los artículos 16 y 23 de la necesaria Ley contra la Discriminación.

Y el MAS llegó el PAROXISMO: Reelección de Evo Morales por 3ra. vez. Permanencia eterna en el poder. Niega la Constitución diciendo que Evo hizo trampa (sinónimo de "estrategia envolvente"). Entretanto el MSM, corresponsable de los desavaríos institucionales de hoy, postula a Juanito-delfín sucesor de Evo, pagando esa herencia con su equipo de levantamanos de la Asamblea legislativa nacional. Entretanto, para distraernos, el MAS se inventa alevosos rodillazos, acciones militares en las fronteras, y descubrimientos de cocaína. El MAS disfraza su ineptitud en la gestión pública, mientras el MSM apoya así el despotismo estatal que se va instalando para garantizar el PAROXISMO, la reelección por tercera vez de Evo.

Y como el enfermo está en su fase de PAROXISMO, solo los de afuera del MAS, podemos contribuir con lucidez a la atención de la agenda de nuestro pueblo que quiere obras, bienestar y libertades democráticas. ¡VIVA LIBERTAD DE EXPRESION ¡