lunes, 15 de noviembre de 2010

Al borde del fascismo

Roberto Márquez
rbtmrquez@yahoo.com.br

A propósito de las develaciones del Senador Luis Pedraza, trae a la memoria las publicaciones del El Dr. Lawrence Britt, politólogo, quien estudió los regímenes fascistas de Hitler (Alemania), Mussolini (Italia), Franco (España), Suharto (Indonesia) y Pinochet (Chile).

Ante la preparatoria denunciada para el derrocamiento de la máxima autoridad del departamento el gobernador Mario Cossío, estaríamos ante una siniestra organización de corte fascista, por las características apropiadas:

Patriotería rimbombante y permanente.- Los regímenes fascistas tienden a hacer constantes el uso de frases, slogans, símbolos, canciones y otra parafernalia de corte racista. Las banderas se ven por todos lados, así como los símbolos de la bandera en ropa y desplegada públicamente.

Desprecio por el reconocimiento de la justicia y los Derechos Humanos.- Debido al miedo a los enemigos y a la necesidad de seguridad, el pueblo en los regímenes fascistas es persuadido en sentido que los Derechos Humanos deben ser ignorados, en algunos casos hasta por "necesidad". El pueblo tiende a mirar de otra forma e inclusive a aprobar la injusticia, hasta las encarcelaciones, etc. La justicia sirve pero, a su merced.

Identificación del o los enemigos, en este caso al gobernador.- El pueblo es conducido a mirar de otra manera la realidad, para condenar más fácilmente al objetivo, sobre la necesidad de eliminar un peligro percibido como común en forma de enemigo, empleando fraseología soez

Supremacía de lo militar y policial.- Aunque existan muchos problemas domésticos, a los militares se les da una cantidad desproporcionada de soporte financiero y la agenda domestica es descuidada. Policías y militares en servicio son vistos como gloriosos.

Control de los medios de comunicación.- Algunas veces los medios son controlados directamente por el gobierno, en otros casos los medios son controlados indirectamente por las regulaciones gubernamentales, o por persuasión a los periodistas y censura a los ejecutivos.

Obsesión con la Seguridad Nacional.- El miedo es usado como una arma motivacional por el gobierno para controlar las masas y a los opositores.

El poder corporativo es protegido.- Uso de artificios de poder para crear una beneficiosa relación con personas o avivando el transfugio político; empresas / gobierno con la elite de poder.

El poder Laboral es suprimido.- Porque las organizaciones de poder laboral son las únicas amenazas de los gobiernos fascistas, los sindicatos y asociaciones laborales puestos a su disposición o son eliminados.

Desprecio por los intelectuales y las Artes. La expresión libre del arte es atacada y los gobiernos usualmente se rehúsan a financiar las artes.

Rampante amiguismo y corrupción. - No interesa la capacidad profesional e intelectual.

Elecciones fraudulentas. - Algunas veces las elecciones en las naciones fascistas son un verdadero fraude. Otras veces las elecciones son manipuladas por campañas difamatorias en contra de los candidatos opositores e inclusive el asesinato de los mismos. También usan las legislaciones para el control del número de votos, el control políticos distrital y la manipulación de los medios de comunicación. Las naciones fascistas también usan típicamente a sus tribunales de justicia para manipular y controlar las elecciones.

Está claro, el pueblo HOY tiene en sus manos el instrumento democrático, para poner límite a los sujetos y actores que ponen en indefensión a la ciudadanía y en riesgo la democracia. El pueblo tiene en sus manos el voto revocatorio, un referéndum revocatorio no sería mala idea, cuando las esclarecedoras denuncias del Senador lleguen buen puerto.