viernes, 31 de diciembre de 2010

Que Premio

Jack Matijasevic Mostajo
jackmatija@yahoo.es

El año que ha pasado el ejército boliviano expreso fehacientemente que se declaraba antiimperialista y de extracción socialista y que ratificaba su compromiso por brindar seguridad y protección al País, lastimosamente el balance general de sus acciones no han sido de las mejores y no me refiero a las de la pasada gestión solamente, sino que a la suma de sus acciones en el entorno de su historia.

Creo que su mejor época está en sus inicios y como corolario el triunfo de la batalla de Junín, de ahí para adelante el único aporte que presto al país fue una seguidilla de fracasos, la perdida de litoral bajo una dirección hacia la defensa de la patria tan mal llevada que incluso se puede decir que dentro de sus filas muchos generales y militares de alto rango fueron unos verdaderos traidores, ejemplo de ello el General Narciso Campero que en una muestra clara de su traición, cuando la V División era requerida para rechazar la invasión, llevo a esta a "pasear" por el sudoeste potosino en las tierras de Tomave, mientras que las tropas Chilenas avanzaban sin oposición alguna, prueba de ello y como resultado de esta guerra perdida, es que el héroe de la defensa del litoral es un civil y no un militar.

A estos fracasos se suman la pérdida del Acre y los gravísimos errores en la guerra del Chaco que redujo aún más el territorio boliviano, perdiendo la guerra por malas decisiones del Alto Mando Militar a la cabeza del General Toro.

Las constantes dictaduras militares que interrumpieron los procesos democráticos buscando el beneficio de los camaradas de armas, es sin duda la parte fundamental del retraso en el que está sometido el pueblo boliviano, con generalotes de la talla de Melgarejo, Belzú, García Meza, Arce Gómez, Banzer y una sarta de otros militares de otros rangos, que solamente dejaron al país en la pobreza y miseria, aprovechando su condición dictatorial para apropiarse de tierras, abusar del poder para generar riqueza para algunos, promover el narcotráfico y generar el retraso , ignorancia y pobreza en la que ahora nos debatimos.

La única guerra ganada ha sido en las calles de las ciudades bolivianas, en los golpes de estado perpetrados para enajenarse de los recursos del país, matando, encarcelando y torturando a sus propios compatriotas, además de aquella a los barbones cubanos en los 60's, que ni siquiera fue ganada por la estrategia del ejército, sino por la traición de los aliados civiles bolivianos de la que ahora ni siquiera quieren festejar por su declarada condición de "socialistas y antiimperialistas"

El balance de este año muestra a un ejército torturador, antidemocrático al no descodificar los archivos de las últimas dictaduras, y sobre todo con un fracaso más en la pérdida de otra guerra: la lucha contra el contrabando.

Los militares que gozarán de una jubilación con el 100% de su salario, seguros de salud con todas las prestaciones, con hijos becados en Venezuela y Cuba, y con muchos otros beneficios, han sido nuevamente premiados con el incremento del 20% a su salario, es que en Bolivia haya que generar un currículo negativo para poder acceder a beneficios tales como los de los militares. Hasta cuando estos señores perjudicaran a la nación?. ¿Cuándo se pondrán la mano al pecho y analizaran su historia de fracasos y errores y realmente trabajaran por esta País?. ¿Es que es necesario de que exista ejército?