domingo, 12 de diciembre de 2010

¿Vargas Llosa ignorante?

Eduardo Campos Velasco
eduardocamposdc@yahoo.es

Mientras el mundo festeja el premio otorgado a Vargas Llosa, el gobierno boliviano se expone al ridículo, atacando al famoso literato.

Es ya una constante en el gobierno emitir declaraciones torpes y adjetivadas contra cualquier persona o institución, cuando estas expresan críticas a lo que vienen haciendo. En esta oportunidad, pasando el escenario interno, en el que creo que ya nadie se conmueve por lo que dicen; tanto el presidente Morales, como el vicepresidente Gracia linera, no se han ahorrado en adjetivos en contra del premio novel de literatura, el famoso escritor Mario Vargas Llosa.

Por supuesto que hablar mal de Vargas Llosa, no es lo mismo que hacerlo de un líder de la oposición nacional, un empresario o algún periodista; Se trata, sin lugar a duda de uno de los mas brillantes intelectuales latinoamericanos que goza no sólo de aprecio y respeto del mundo literario, sino de la ciudadanía mundial. Precisamente, entre otros atributos que se le reconocen al actual premio nobel de literatura, está su capacidad de expresar de manera clara y constante, sus críticas y preocupaciones para combatir los perjuicios, el racismo y los nacionalismos intolerantes y su compromiso por la libertad de expresión y los derechos humanos.

En ese contexto, cuando el presidente Morales y el vicepresidente García Linera no se ahorran en adjetivos en contra de Vargas Llosa, no sólo se exponen al ridículo, sino y sobre todo, comprometen la imagen del país. En todo caso, si hacia falta un "aclaración o explicación" a las opiniones vertidas por Vargas Llosa respeto a Bolivia; lo responsable y políticamente correcto, era que demuestren el error y no recurrir a "fácil expediente" de descalificar al personaje.

El presidente Morales, al declararse "victima" del "letrado" Mario Vargas Llosa y pretender generalizar una actitud hostil de los novelistas contra los pueblos indígenas, desconoce que precisamente del mundo de la literatura provienen las mayores denuncias de abusos y sometimiento de los pueblos en el mundo, muchas de las cuales, han contribuido de manera más contundente que revoluciones y alzamientos, para que el mundo tome conciencia de la defensa de los derechos humanos y otras libertades.

Por otra parte, cuando Morales sostiene que se le califica a él, como payaso, descontextualiza las declaraciones de Vargas Llosa, quien al referirse a los regímenes colectivitas de América latina, señala que se tratan de seudo democracias populistas y payasas. En ningún momento el literato premio novel, indica que Morales sea un payaso y peor aún se refiere a los pueblos indígenas de manera menospreciativa. Esas son inferencias interesadas del presidente Morales, que al declararse "victima de algunos letrados", pretende soslayar la responsabilidad de sus acciones al mando del gobierno boliviano.

Pero si el presidente Morales reacciona de esa manera poco apropiada para él mismo y sobre todo para el país; lo inadmisible es que el "inteligente" vicepresidente García Linera, reaccione del mismo modo. De morales, por varios motivos (aceptables en muchos casos) hasta se puede entender, pero de García Linera, francamente resulta lapidario para el "papel" que el mismo, cree tener en la vida política y social de nuestro país.

¿Qué ha provocado la ira de "lucido" vicepresidente? Vargas Llosa en su conferencia en ocasión del Nobel, señalo que: "por primera vez en nuestra historia, tenemos una izquierda y una derecha que como Brasil, Chile. Uruguay, Perú, Colombia, República Dominicana, México y casi todo Centroamérica, respetan la legalidad, la libertad de critica, las elecciones y la renovación en el poder"; pero advirtió – también – el surgimiento de regímenes populistas y autoritarios, en los que incluyo a Bolivia. El premio Nobel dijo: "Padecemos menos dictaduras que antaño, sólo Cuba y su candidata a secundarla, Venezuela, y algunas seudo democracias populistas y payasas, como las de Bolivia y Nicaragua".

¿Si el estado de situación descrito por Vargas Llosa no es real, que nos digan cual es el correcto? Por otra parte, si no le gustan las declaraciones de literato, ¿qué tiene que ver eso, con la otorgación del premio?, ¿es por eso que no consideran justo el reconocimiento?

La forma en la que han reaccionado en este caso, es similar a lo que viene haciendo en nuestro país y que todos lo sabemos muy bien. Cuando no les agrada una opinión, cuando escuchan voces críticas a su gestión, lo primero que hacen es descalificar al mensajero y no la calidad del mensaje. Antes que debatir ideas, lo que les gusta es descalificar a sus oponentes. La paradoja es que esta vez, lo hacen a nivel internacional y mientras el mundo festeja el premio otorgado a Vargas Llosa, el gobierno boliviano se expone al ridículo.

Después de oír las declaraciones del presidente y el vicepresidente, descalificando al premio Nobel, probablemente la opinión internacional, este más cerca de aceptar como ciertas las opiniones de Vagas Llosa.

Menudo favor que se hacen ellos mismos y terrible afectación a la imagen de Bolivia.