lunes, 25 de julio de 2011

Default económico Pluriviano

Franz Rafael Barrios Gonzalez
franzrbarrios@yahoo.com

[El Gobierno reportó el viernes que las Reservas Internacionales Netas (RIN) pasaron los 11.000 millones de dólares, gracias a las ganancias por la venta de gas natural administrada por el Estado, tras la nacionalización de los hidrocarburos.]*

1. La falsedad de la cifra, Adacadabra(sua).

No nos olvidemos que de la cifra total (que el oficialismo vocea) deben descontarse los millonarios pasivos, mismos que comportan ser el equivalente del total de la cifra, sino es que la sobrepasan. Ya que las "Reservas Internacionales Netas", por definición, no deben ser concebidas como una masa crítica patrimonial de naturaleza jurídica, es decir de pasivos y activos indivisos. Ya que la fórmula deducible -de la que resultan las RIN- es una contable, de simples adición y sustracción de cifras, es decir de pasivos y activos divisos (patrimonio=activos-pasivos). En sí, las RIN llegan a ser (por su deducción) un indicador de si el Estado tendría -eventualmente- mayores ingresos que egresos y/o viceversa.

Pareciera ser que al vivo-criollo oficialismo ya no le gusta "anotar lo que se ve, como en el cacho…."

"El presidente interino del Banco Central de Bolivia (BCB) Marcelo Zabalaga, informó ayer que la deuda pública externa llega a $us 3.000 millones, en tanto que la interna registra en $us 7.000 millones, sumando ambas el monto alcanza a $us 10.000 millones."**

¿Acaso la administración pluri(irra)cional "no entiende" que las públicamente escandalosas cifras de sus pasivos llamados déficits público interno y externo son peligrosamente equivalentes a sus mañudas cifras de RI? En adición cabe destacar el preocupante hecho que "según datos del BCB al 29 de marzo de este año, la deuda por títulos de la entidad representa el 88,7% de las Reservas Internacionales Netas (RIN, us$ 10.482 millones) y el 50,8% de la cifra estimada del Producto Interno Bruto (PIB) de la anterior gestión (us$19.280 millones)."*** En consecuencia las críticas cifras indican que el déficit público ha sobrepasado el porcentaje total de las RIN. Y con ello ¿acaso no se estaría orquestando un default económico, un descalabro socio-económico, como el acaecido en la Argentina en 2002? En agravante, tomando en cuenta que el oficialismo es un conocido despilfarr(e)ador del gasto público, al déficit fiscal solo se le predice una tendencia por engordar hasta su colapso, estallando como puchichi.

El que los oficialistas re-negocien formas de pago de sus deudas (sacan/reciben dineros de un lado para tapar uno de los muchos déficit's), no significa que ello los exonere de sus millonarias obligaciones. Más bien solo demuestra que no tienen disponibilidad, ni voluntad, para dejar de deber. Son morosos consuetudinarios. Y a lo mucho llegan solamente a estirar plazos de pago de sus deudas, bajo un vergonzoso manto de certificaciones internacionales que dan fe "del buen deudor" plurinacional. Es aquél un "Fitch Ratings fetiche" el de la pluri-administración con respecto a la certificación que cierto ministrito hace aparecer como criterio de "gloria económica". Ministrito quien se conforma, se engaña, anunciado informes -imperiales- tales como el de la Fitch Ratings referidos a la deuda boliviana. Cuya certificación (de "B" a "B+" y otras) es utilizada por el ministrito para intentar disimular la pluriforme crisis económica, sosteniendo que Bolivia es "puntual a la hora de pagar sus deudas". Deudas de "herencia neo liberal", según se escudan, pero de ahora, responsabilidad oficialista.

Ante estas circunstancias cabría cuestionarse si la administración plurinacional no estaría de-fraudando al pueblo boliviano y, sobre todo, a los agentes y agencias internacionales crediticias -por ejemplo-. Ya que sus embarazosas cifras sentencian que no existe respaldo económico alguno sobre el cual la pluri-administración pueda seguir operando -de mala fe-. Siendo menester indagar sobre si los estados financieros de la Reserva Legal del BCB****, y los fondos del Tesoro General del Estado, no se hayan comprometidos.

"El BCB retiró Bs 4.000 MM para controlar la inflación"*****

No sin embargo el oficialismo puso en marcha una serie de medidas, a más de los jugueteos con las RI, seguramente fantaseadas como atenuantes de sus peligrosas cifras político-económicas:

- Ofertando el BCB Letras del Tesoro al público natural y jurídico******.
- Incrementando el BCB la tasa de encaje legal de 3,5 a 13,5%, "por la captación de depósitos en efectivo del público en moneda extranjera".
- Apreciando constantemente la divisa local con respecto del dólar norteamericano*******.

¿Serán medidas -todas estas concatenadas- recurridas por la necesidad de liquidez del BCB, o son más bien, la patente confesión de que necesitan retirar la incontrolada y ocultada cifra-inflacionaria de la economía local. Hasta quizás sean ambas situaciones, y que a su vez sean las mismas, propiaciantes de escenarios para la especulación y "la ganancia en río revuelto" de aquellos espéculo-negociantes del espíritu comercial-21060?

Llego a sospechar que las intenciones político-económicas de la administración centralista giran en torno a un nuevo factor de incidencia económica, el ilícito. Mismo que se vino enquistando en el mercado local hasta su desmesura. Ahora bien, considerando que la inflación plurinacional se deba -en un porcentaje importante -al insolente ingreso de capitales provenientes del mercado ilícito e informal (narcotráfico y contrabando, entre otros), podrían los oficialistas estar queriendo captar esos informales excedentes de una u otra forma. En efecto, atendiendo a que el mercado informal se mueve preferentemente con divisas fuertes e internacionales -como el dólar norteamericano- muchas (sino todas) de las medidas económicas que viene presurosamente implementando el centralismo se podrían explicar, al menos en cierta forma.

¿Serán medidas -todas estas concatenadas- recurridas por la necesidad de liquidez del BCB, o son más bien, la patente confesión de que necesitan retirar la incontrolada y ocultada cifra-inflacionaria de la economía local. Hasta quizás sean ambas situaciones, y que a su vez sean las mismas, propiaciantes de escenarios para la especulación y "la ganancia en río revuelto" de aquellos espéculo-negociantes del espíritu comercial-21060?

2. Inversión bajo riesgo, Poker face.

Por otro lado los oficialistas, no solo malvierten las RI en la soberanoide adquisición de bonos de la economía norteamericana -contradictoriamente alimentado a su chivo-expiatorio, "vitalizando"******** (directa o indirectamente) al sistema económico capitalista que ellos mismos "satanizan"- sino que también malvierten las RI en una economía -como la norteamericana- que ha sido condenada últimamente por la rebajada "nota crediticia"********* que una importantísima agencia "calificadora de riesgo" a nivel mundial le ha asignado, y que una segunda agencia está en puertas de así también hacerlo.

En consecuencia, ¿por qué los negligentes oficialistas no evalúan el riesgo, y/o evaluándolo, se desesperan por malvertir los dineros del pueblo bajo riesgo; cuál es el apurado trasfondo negocial? ¿Será que en el mundo informal las "comi$iones cotizan bien"…tanto así como para empeñar las -ya escazas- RI sin garantías?

3. Contratos lesivos al Estado.

¿Será que la otrora fortísima economía nort-imperial quiebra? Una eventualidad que al Estado y pueblo boliviano no les interesa. Habida cuenta que la sola malversión de fondos estatales bajo inminente riesgo, como se encuentra la imprudente compra de bonos en economías con peligro de quiebra y/o crisis, se configuran como contrataciones lesivas al patrimonio general del Estado boliviano.
En efecto, respecto de las instituciones y órganos estatales que facilitaron la puesta en riesgo de las RI, el ordenamiento jurídico nacional impone, por mandato constitucional de su Artículo N. 213, a la Contraloría General de la República "(…) determinar indicios de responsabilidad administrativa, ejecutiva, civil y penal (…)". Así mismo de entre otros mecanismos verificatorios del orden público, importa verificar si las operaciones no yacen impregnadas por tipificaciones de la "Ley de Lucha Contra la Corrupción". Consecuentemente esa conducta gubernamental esencialmente se configura como una anti-económica, pero sobretodo, como una contratación (de bonos) lesiva contra el patrimonio del Estado boliviano. Cuyas vinculadas resoluciones son contrarias a la C.P.E. y causantes de un posible daño económico, entre otros elementos anotables, de un eventual concurso de tipificaciones.

Por tanto la birlada población boliviana está así mismo facultada de proceder contra este nuevo improperio, entre muchos otros mecanismos, según ordena la C.P.E, en su "SECCIÓN VI", de la "ACCIÓN POPULAR", bajo el amparo de los siguientes artículos:

"Artículo 135. La Acción Popular procederá contra todo acto u omisión de las autoridades o de personas individuales o colectivas que violen o amenacen con violar derechos e intereses colectivos, relacionados con el patrimonio, el espacio, la seguridad y salubridad pública, el medio ambiente y otros de similar naturaleza reconocidos por esta Constitución.
Artículo 136. I. La Acción Popular podrá interponerse durante el tiempo que subsista la vulneración o la amenaza a los derechos e intereses colectivos. Para interponer esta acción no será necesario agotar la vía judicial o administrativa que pueda existir. (…)"

4. Pignoración aurífera, In gold they trust.

Así mismo debe llamar seriamente la atención cuál el trasfondo de la inclinación plurinacional por las Reservas Internacionales en oro. Si bien es cierto que el Estado boliviano tiene desde hace años (aprox.) 28,3 toneladas de oro depositadas -a plazo fijo-en instituciones internacionales, ganando millonarios intereses, la pluri-administración ha manifestado su porfiado interés por "cambiar todas las Reservas Internacionales a oro"**********, supuestamente confiados en la tendencia al alza del precio de dicho metal. Cuando es de lógica económica y jurídica que jamás un Estado debería arriesgarse a transformar todas sus reservas de papel a reservas físicas (oro u otros), ya que la naturaleza del valor en el mercado es siempre dinámica (fiel y traidora). Razón por la cual se restringe la intempestiva fisicalización del total de las RI. Inclusive, para aquella parte de las reservas a fisicalizar existen restricciones precisas. La fisicalización de las RI debe ser siempre controlada y signada en un porcentaje que permita reservar cuantías para las operaciones necesarias y las contingentes cuando así el caso así lo amerite. De todas maneras -nuevamente- según nos lo demuestran las críticas y mentidas cifras de RI, ¿con qué respaldo la pluriadministración podría fisicalizar reserva de papel alguna?

Caso hipotético: Atendamos a la situación de haber el Estado convertido un valor de aprox.300 mil Bs. a un Kilo de oro en determinada fecha. Para que luego, producto de la dinámica apreciativa, el Estado re-convierta ese su valor en la divisa local, ganado por "las diferencias apreciativas" aprox.50 mil Bs., y sumando un total de 350 mil Bs. ¿Será que el BCB destina esa ganancia, "una vez efectuadas las imputaciones a la cuenta de Reserva Legal, constituidas las respectivas provisiones y efectuados los aportes a las otras reservas(…)" tal cual el mismo Artículo 75 de la Ley del BCB presupuesta, para (...)incrementar el capital del BCB o a la amortización de la deuda pública"; o es que esa ganada diferencia no estaría más bien incidiendo (directa o indirectamente) en los ya groseros ratios de inflación local; o a dónde es que va a a parar esa ganancia? Entre otras eventuales motivaciones de la tendencia aurífera de la pluri-administración no se olvide -mal pensar- de los "negocios alternos", por no decir menos, que la aurífera conversión y re-conversión de las RI comportan. Ya que no considero que sea causal el que en esta pluri-fiebre aurífera, uno de los mayores socios estratégicos (Georges Soros) del gobierno centralista, haya puesto en venta gran parte de sus activos en oro entre el 2010 y el 2011. Y que justamente, según el Presidente del BCB, "el año pasado compraron siete toneladas de oro metálico, precisamente, 'para incrementar las reservas en oro' "***********, ¿de dónde?.

Finalmente esta tendencia por aurificar las RI se corresponde con las medidas más neo-liberales del ancien régime. Tal cual ya en 2007 el columnista Wilfredo Ramírez T., rememoraba al respecto del -rosado- negociado de las libras esterlinas "El negocio más descomunal y corrupto del año 1952 fue la pignoración de las reservas de oro del Banco Central de Bolivia, consistente en 294.961 libras esterlinas, atribuible a los osados malandrines del gobierno de turno. Ellos sin prever las consecuencias funestas de este negociado, soslayaron su alto valor intrínseco, su significado histórico, su incalculable valor numismático para perpetrar el más horrendo crimen económico contra la nación boliviana, prefiriendo cínicamente recibir la "coimisión" de más de 30 millones de dólares, que velar por el interés económico del país (Última Hora 8-4-1965).(…)" ***********. Las semejanzas no son meras coincidencias.

________________________
*http://www.jornadanet.com/n.php?a=65523-1

**http://www.eldiario.net/

***http://www.americaeconomia.com/economia-mercados/finanzas/bolivia-deuda-en-titulos-del-banco-central-alcanza-el-887-de-las-reservas

Así mismo cabría indagar la relación del elevado porcentaje de deuda por títulos con los llamados "bonos soberanos" que el oficialismo ofertó a principios de 2011 al mercado internacional.

****¿Banco Central de Bolivia o "caja chica ejecutiva"?
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/2011/07/banco-central-de-bolivia-o-caja-chica.html

*****http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=134014&EditionId=2595

******Subvencionada inflación
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/search?q=letras+del+tesoro

*******La teoría económica permitiría identificar este comportamiento cambiario bajo el principio, o también llamada, Ley de Gresham. Es decir que por la dicotomía del mercado, en donde compitan dos o más divisas, una de ellas va a ser consideraba "buena" en relación a la otra(s). La preferencia por una divisa, respecto de otra, eminentemente responde a una cuestión de valor, un mayor poder adquisitivo por ejemplo. Pero la preferencia por la divisa fuerte o "buena", no es una que descarta por completo a la otra divisa, la "mala". Ya que el sujeto de mercado utilizará, en cuanto pueda, en sus transacciones a la divisa débil, y conservará (en ahorro, y otros) a la divisa fuerte. Siendo, al final, que ambas divisas son "buenas" y "malas" a conveniencia y oportunidad.

********Pluri-"revitalizando" la economía nort-americana
http://franzrafaelbarriosgonzalez.blogspot.com/2011/07/pluri-revitalizando-la-economia-de-nort.html

*********http://sp.rian.ru/economy/20110715/149734337.html

**********http://www.jornadanet.com/n.php?a=61420-1

**********http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/economia/20110520/bolivia-podria-cambiar-us-400-millones-al-ano_126519_254677.html

************Pignoración del oro o retorno a bóvedas del Banco Central
http://www.eldiario.net/noticias/2007/2007_09/nt070910/1_05opn.php