domingo, 17 de julio de 2011

GOLPE DE ESTADO EN BOLIVIA

Waldemar Peralta Mendez
montonero_wp@hotmail.com

La toma del Control de los diferentes Poderes en Bolivia en busca del Totalitarismo en los últimos años, ha dejado de ser un aspecto de análisis subjetivo para concretarse en una realidad objetiva, indiscutible e irrefutable. El nombramiento de los Magistrados del Tribunal Supremo de Justicia, Consejo de la Magistratura y Tribunal Constitucional mediante Decreto, violando la Constitución que establecía que los mismos deberían haberse elegido mediante sufragio universal, así como también la prorroga inconstitucional del Fiscal General del Estado y el arbitrario nombramiento de un diputado oficialista en el cargo de Contralor General del Estado, son resultado de violación a la constitución , así como también las decenas de autoridades judiciales en los diferentes departamentos vinculadas abiertamente con el gobierno, son la constataciones más evidentes y claras de la aniquilación del Estado de Derecho y la independencia de Poderes en Bolivia.

Álvaro Uribe ex presidente de Colombia afirma: "Es igual de grave el golpe de Estado a una de las ramas del Poder Público como es el Ejecutivo, así como también el golpe de Estado a otra de las ramas del Poder Público" . En Bolivia se vive actualmente un golpe de Estado contra el Poder Judicial, frente al silencio pasivo de la comunidad internacional, en especial la latinoamericana, esa misma que se rasgo las vestiduras y condenó rotundamente el "Golpe de Estado en Honduras" contra Zelaya y que generó a nivel mundial toda una cruzada en contra del hecho.

La pregunta a la comunidad internacional debería ser la siguiente: ¿Cuál es la diferencia entre el golpe a Zelaya y el golpe al Poder Judicial en Bolivia, si los dos se dan en contra de uno de los poderes del Estado? Obviamente que ninguno, sin embargo ese silencio de "líderes demócratas" de América Latina y su permisibilidad a estos sistemáticos golpes de Estado, están condenando a Bolivia como también a Venezuela, al mismo destino que corrió Cuba y consolidando una dictadura descarada sin precedentes, frente a la inmutable posición de los Organismo Multilaterales que están obligados a pronunciarse y condenar exactamente igual el golpe en Bolivia, como lo hicieron en el caso del golpe contra Zelaya, sin embargo saltan a la vista motivos políticos que impiden que estos cumplan su trabajo, hecho que de continuar los convertiría en cómplices de estos golpes.

En estos últimos tiempos en Bolivia se han revelado pruebas de cómo autoridades de Gobierno, afirmaron tener control del poder judicial y establecían planes para perseguir y derrocar a autoridades democráticamente constituidas, las cuales están respaldadas en grabaciones y que tenían como objetivo utilizar la justicia como una arma de persecución política, así como también se han dado casos que Ministros de Estado, han convocado públicamente a derrocar y a enterrar a prefectos opositores, entre las decenas de ejemplos que se podría citar y que origino incontables presos y perseguidos políticos, así como también varias autoridades derrocadas, frente a un Poder Judicial sometido que jamás tomo alguna acción al respecto.

Estos sucesos en cualquier otro país del mundo, hubiesen causado una serie de procesos penales contra los autores de estos hechos, sin embargo en Bolivia se han convertido en hechos recurrentemente comunes, que han arrastrado a la sociedad Boliviana a ser víctima de la mas aberrante indefensión.

En los últimos días se llevo a cabo en Bolivia la preselección de candidatos a Autoridades del Poder Judicial, este proceso se realizo en un ámbito totalmente viciado, irregular, digitado y manipulado, en el cual se revelaron decenas de vínculos de estos candidatos con el gobierno, que pasaban desde la constatación de ser actuales funcionarios del mismo, hasta la de haber sido candidatos políticos del partido de gobierno. Frente a esta realidad la oposición acertadamente propuso la anulación del proceso, sin embargo al no poder concretarse esta demanda promovió el Voto Nulo para la elección de los postulantes en el Congreso de Bolivia, hecho que hay que destacar de sobremanera, la unidad que se mostro en ese escenario coyuntural tan difícil. Sin embargo la realidad actual exige retomar la iniciativa traducida en la denuncia incesante de los atropellos que vive Bolivia, ya que no se trata de una simple elección de un poder del Estado con algunas irregularidades menores como se la quiere hacer ver por parte del Gobierno, sino mas bien se trata de un GOLPE DE ESTADO a uno de los Poderes Públicos de Bolivia, país miembro activo de una comunidad internacional y de organismos multilaterales como las Naciones Unidas y la OEA entre otros.

Cabe destacacar que de continuar esta permisibilidad al copamiento del poder en Bolivia por parte de actores internacionales, estos estarían solapando un franco GOLPE DE ESTADO, es por este motivo que va a ser determinante el poder mostrar al mundo la lamentable realidad de Bolivia ante todas las instancias posibles para de esta manera incentivar la condena generalizada a los autores de la construcción de un nuevo régimen totalitario, ya que los antecedentes nos han mostrado que estas acciones bien respaldadas tienen resultados efectivos, presionando sin tregua a los organismos internacionales para que cumplan su obligación.