viernes, 5 de agosto de 2011

Pobre pueblo mojeño...

F. Javier Limpias
jlimpias@yahoo.es

NO EXISTE EL PUEBLO YURACARÉ-MOJEÑO

El 8 de mayo pasado hice un alegato de que no existía el pueblo Yuracaré-Mojeño y que el curul en ese entonces vacío en la Asamblea Departamental de Santa Cruz pertenecía, por todos los argumentos imaginables, a un representante del pueblo Mojeño y no así a alguien del supuesto pueblo Yuracaré-Mojeño. En este momento insisto, NO EXISTE TAL PUEBLO YURACARÉ-MOJEÑO.

ORIGEN DE LA CRISIS

En esos días se desató la crisis de la Asamblea provocada por la Sra. Rosmeri Gutiérrez, representante Yuracaré-Mojeña. Ella interpuso, el 4 de mayo, una acusación penal contra 14 asambleístas, yo entre ellos, por haber desobedecido una Resolución de Amparo Constitucional, prevaricador por cierto, evacuado por la Corte Superior de nuestro distrito judicial, que determinó la obligación de la entonces directiva de la Asamblea a posesionar a dicha señora.

La entonces unida y mayoritaria bancada de la Alianza Verdes en coalición con el Frente Amplio, en tono desafiante decidimos no acatar el fallo, y activamos los mecanismos de control de constitucionalidad, además de interponer un recurso de conflicto de competencias ante el Tribunal Constitucional entre el Tribunal Supremo Electoral y la Asamblea Departamental. ¡Qué ingenuidad!

VILLAGOMEZ PRESO

Empieza por lo tanto la persecución judicial, donde Alcides Villagomez, el entonces presidente de la Asamblea resultó aprehendido el 11 de mayo y cautelado en Palmasola hasta hoy día, como también Alcides Vargas, el vicepresidente, entra en la clandestinidad para evitar una aprehensión injusta y abusiva. Vargas sigue escondido.

POSESIÓN DE LA YURACARÉ-MOJEÑA

Posteriormente, en medio de la crisis, Villagomez , todavía presidente en ejercicio de la Asamblea, a fines de mejorar su situación jurídica y salir libre decide, con custodia policial desde una clínica, convocar a sesión de la Asamblea para el viernes 20 de mayo. Y lo hace de manera irregular, pues quien también firma dicha convocatoria fue Rodolfo López, representante Chiquitano y en ese momento primer vocal de la Asamblea. Digo que la convocatoria era irregular porque López usurpó las funciones de la Sra. María Arias, por entonces secretaria General de la Asamblea.

Dicha sesión, a pesar de que los VERDES presentan una impugnación a la convocatoria, es avalada por la participación de todos los asambleístas a pesar de su irregularidad, y será recordada por los insultos del público presente, que resultaron ser funcionarios del Ejecutivo Departamental. Es en esa ocasión que, después de una férrea oposición de asambleístas de los VERDES, se posesiona finalmente a Rosmeri Gutiérrez como representante del supuesto pueblo Yuracaré-Mojeño.

TRAIDORES A SANTA CRUZ Y MASISTAS

¿Quienes votaron a favor de la Sra. Gutiérrez? Además de toda la bancada indígena y del MAS, votaron los representantes del Frente Amplio, que en ese momento eran la suplente de Villagomez (aprehendido éste en una clínica) y la suplente de José Luis Martínez, asambleísta por la provincia Germán Busch, quién le falto coraje para asistir.

¿Quiénes votamos en contra? Casi toda la bancada de la Alianza VERDES a excepción de dos asambleístas. Esa misma noche, horas después de concluida la sesión de la asamblea, Rubén Costas hace una conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, flanqueado por la asambleísta secretaria general María Arias, felicita a quienes nos opusimos con nuestro voto y condena a "quienes cedieron en sus principios y se pasaron al MAS" en referencia a quienes votaron a favor de Rosmeri Gutiérrez.

La repulsa de los Verdes en contra de la actitud de la Sra. Gutiérrez y todos aquellos que votaron a su favor en la sesión del 20 de mayo era no solo evidente, a través de gritos e insultos, sino que además todo el departamento asistió a una campaña en medios de comunicación a través de voceros VERDES, que demostró desesperación e impotencia, pues se tachó de traidor a la autonomía y a Santa Cruz a quien se animó a votar a favor de dicha señora.

¿Y LOS MOJEÑOS?

Es en esa sesión que las aspiraciones del pueblo mojeño de tener representación política quedaron sepultadas, además, inmediatamente después la señora Gutiérrez desiste de la acusación penal solamente de las personas que votaron a su favor (Villagomez sigue en Palmasola y Vargas prófugo).

NUEVO PRESIDENTE

La novela no acaba allí, pues el ya ex presidente de la Asamblea, Alcides Villagomez no convocó nunca a sesión en el plazo establecido por ley para elegir la nueva Directiva (pudiendo haberlo hecho como ocurrió con la sesión para posesionar a la asambleísta del supuesto pueblo Yuracare-Mojeño), lo que genera una nueva crisis en la Asamblea.

Esta situación motiva que el 24 de junio pasado ocurra una auto-convocatoria a sesión extraordinaria de la Asamblea para el día siguiente. El artículo 55 de nuestro reglamento indica que "La Asamblea Legislativa Departamental podrá sesionar en forma extraordinaria fuera de las sesiones ordinarias, cuando así lo determine el Presidente, la Directiva o lo soliciten por escrito el Gobernador o la mayoría absoluta de los Asambleístas en ejercicio". Sin embargo la convocatoria es firmada por 13 asambleístas titulares y 2 suplentes no habilitadas, por lo tanto es irregular y antirreglamentaria, pues la mayoría absoluta de los asambleístas en ejercicio da la suma de 15. No importó esta inobservancia del reglamento y se produjo la sesión el sábado 25 de junio donde se hace quórum irregular y se elige una nueva directiva.


NUEVA ALIANZA POLÍTICA

Los VERDES, (que en ese momento sumaban 10 asambleístas), a la cabeza de Rubén Costas jefe de este nuevo partido político, decidieron conformar una nueva alianza política dentro del ámbito de la Asamblea, y logran recibir el apoyo de tres asambleístas indígenas (el chiquitano, el guaraní y el ayoreo), además del voto de los dos del Frente Amplio. A simple vista se ve claro que le ganaron la tuja al MAS, sin embargo este nuevo pacto político nació con un pecado capital, la sesión de elección del nuevo presidente es ilegal y vulnerable a la ley.

¿Y QUIENES SON LOS ELEGIDOS?

Más allá de la ilegalidad de la elección, los VERDES demuestran el sentido práctico (el fin no justifica los medios) para conformar alianza y seguir adelante:

Presidente: Rodolfo López, indígena chiquitano, quien siendo vocal en la anterior directiva, usurpa las funciones de María Arias, anterior Secretaria General, y permite, en contra de los VERDES, la posesión de la asambleísta Yuracaré-Mojeña.

Vicepresidente: María Arias, asambleísta territorial por la provincia Sara de los VERDES y quien como secretaria en su momento acusó a Rodolfo López de usurpar sus funciones, aunque eso no importó, como vemos, para aliarse a él y conformar esta supuesta Directiva.

Secretario: José Luis Martínez, ex secretario de la sub gobernación de la Provincia Germán Bush en la gestión de Rubén Costas antes de la elección de abril 2010, y candidato a asambleísta por la misma provincia por la agrupación Frente Amplio, recientemente juramentado al MNR.

Vocal: Willy León, Asambleísta territorial por la Alianza VERDES.

COMISIONES

El pasado sábado 30 de julio finalmente la nueva alianza VERDES-indígenas-MNR cuaja y se logra hacer quórum irregularmente, pues a dicha sesión asisten solo 14 asambleístas titulares y dos asambleístas suplentes no habilitadas. En esa ocasión se hace la repartija de las comisiones de la Asamblea, donde 7 corresponden al bloque de mayoría y 2 al de minoría.

REAPARECE LA YURACARÉ-MOJEÑA

Lo llamativo de esta ocasión es que se patentiza una alianza política entre los VERDES y el bloque indígena completo, es decir se suman el asambleísta guarayo Wilson Añez y nada más ni nada menos que Rosmeri Gutiérrez, la indígena que provocó la detención del ex presidente Villagomez, provocó la huida del ex vicepresidente Alcides Vargas y nos tiene a otros 12 asambleístas con proceso penal. Ella, gracias al voto de VERDES y el MNR logra la presidencia de la Comisión de Pueblos Indígenas.

El verdugo es recibido, cobijado y agraciado por sus víctimas, y me pregunto, al igual que todos, ¿Qué pasó con los llamados traidores de Santa Cruz y la Autonomía?, acusados en su momento por Rubén Costas de ceder en sus principios y pasarse al MAS por el hecho de apoyar la habilitación de la Yuracaré-Mojeña.

POBRE PUEBLO MOJEÑO

¿Y el derecho del pueblo mojeño de estar representado políticamente y tener un espacio en la Asamblea Departamental de Santa Cruz?, o es que se sustenta una vez más la definición de que "la política es el arte de lo posible", aunque para lograrlo haya que desvincularse de la ética y de la actuación sana fundada en principios morales.

No nos equivoquemos, aquellos que proponen desde Santa Cruz una nueva forma de hacer política no repitiendo las mañas y equívocos de la partidocracia han demostrado todo lo contrario.