jueves, 17 de noviembre de 2011

RE: Elecciones Judiciales 2011

Rodolfo Lovo
rodlovo@yahoo.com

Luego del último experimento electoral en nuestro país, para la elección de magistrados, pongo a consideración un esquema para que se lleven adelante mejoras en la administración de la ley.

Parto así, con el convencimiento que con una buena administracion de la Ley se obtiene Justicia. Con una mala administración como hasta ahora sucede, lo único que los ciudadanos tenemos es Injusticia.

Había dicho un anterior aprendíz de dictador que "a partir de ahora, todos deberán andar con su testamento bajo el brazo", sin embargo en regímenes teóricamente democráticos, seguimos andando "por años y años con el expediente bajo el brazo".

Como el lamento boliviano es lo último que practico; propongo lo siguiente que bien puede implementarse con éstos nuevos magistrados, aunque lo ideal sería:

De la elección de autoridades judiciales (*)

1.- Los Colegios departamentales de Abogados recibirían las postulaciones para los diversos cargos elegibles, sean de abogados colegiados o nó.

2.- Las elecciones serían llevadas por el mismo Colegio de la manera mas transparente. Con delegados oficiales de toda la prensa.

(*) Justificación: Quien mejor conoce el curriculum de un abogado y su desempeño es otro abogado.

Ventajas: Derroche de dinero estatal cero. Intervención del gobierno de turno, tendiendo al mínimo.

Del control y supervisión de las autoridades judiciales elegidas.

1.- El Estado entregará a cada Universidad que tenga Facultad de derecho una cantidad de dinero suficiente para el pago de profesionales. (**)

2.- Toda Universidad que tenga la carrera de Derecho estáría obligada a recibir el monto de asignado por el Estado. Designará a quienes serán calificados como "Jueces Anónimos", siendo de su responsabilidad mantenerlos en su calidad de anónimos.

3.- Los jueces anónimos investigarían y descubrirían a quienes creyeran que estuvieran cometiendo prevaricato, enviando al Consejo de la Judicatura el expediente que justifique su accionar. La sóla recepción por el Consejo de la Magistratura, sería suficiente para suspender al referido juez de sus funciones. Se llevaría un juicio sumario en base a los documentos presentados y se actuaría en consecuencia.

(**) La cantidad estaría en función a 2 jueces y 2 ayudantes anónimos por universidad. Los alumnos de últimos años serían quienes coaduven en las pesquizas en los tribunales. Sus defensas de grado podrían estar basados en hechos reales.

De la responsabilidad de las Universidades.

1.- La universidad cada año deberá señalar cuantos casos fueron denunciados al Consejo de la Judicatura. Cuantos jueces fueron separados de sus cargos (Se entiende que deberá existir un proceso sumario en el Consejo de la Judicatura).

2.- La evaluacion de las universidades se hará teniendo en cuenta que:
a).- Cuantos jueces fueron separados definitivamente.
b).- Cuantos jueces volvieron a ocupar sus puestos.
c).- Cuantos casos presentaron.

3.- Las facultades de derecho con el peor desempeño deberán ser identificadas públicamente como responsabilidad social, recayendo sobre élla la mala imagen adquirida. Las facultades con el mejor desempeño, serían delegadas a hacer su trabajo en la Corte Suprema de Justicia y otras áreas, las peores serían designadas a las provincias.

Que esperaría la sociedad boliviana dentro de un quinquenio:

1.- La mejora substancial de la administración de la Ley.

2.- Los derechos y garantias de los ciudadanos preservados por quienes siempre administraron la justicia desde la creación de Bolivia, los abogados.

3.- Mejorar la desleída imagen del abogado. Todo juez sentiría estar bajo la atenta mirada de quienes preservan de manera real el Estado de Derecho de Bolivia.

4.- La economía de Bolivia mejoraría porque cuando la justicia es pareja, nadie se queja.

5.- La intervención política que como muletilla tienen los magistrados para direccionar sus fallos, estaría muy venida a menos por causa justificada.

6.- El dinero sería muy dificil de distribuir entre tantos actores públicos y privados que dificultaría la obtención de fallos judiciales en base al poder económico.

7.- Se preserva el Estado, queda al márgen el gobierno de turno, que como bien sabemos confunde Estado con gobierno.

8.- Bolivia dejaría de estar en el último lugar de percepción de justicia. Mas del 90 % de los bolivianos encuestados no confía en "la justicia boliviana".

Siendo una propuesta en borrador, se espera mejoras de quienes estén preocupados por: La inestabilidad de Bolivia, la situación económica del ciudadano, las instituciones y su institucionalidad.