martes, 17 de enero de 2012

Los mestizos también existen

Oscar Ortiz Antelo
oscarortizantelo@gmail.com

La realización del próximo Censo Nacional de Población y Vivienda y la inclusión en la boleta censal de una pregunta en la cual se requiere a los ciudadanos auto identificarse con 55 opciones de pueblos indígenas y se excluye la opción de declararse mestizo, ha reavivado el debate sobre un tema fundamental para el futuro y la unidad de la sociedad boliviana, cómo equilibrar el respeto a los derechos de los pueblos indígenas con el reconocimiento del carácter mayoritariamente mestizo de nuestra sociedad. La opción de auto identificación como mestizo es un derecho y es imprescindible para conocer nuestra realidad y unirnos respetando nuestra diversidad.

No conozco oposición a que se incluya en la boleta censal la opción de auto identificación con los pueblos indígenas. Lo que si existe es aprehensión a que se repita la experiencia del 2001 donde por primera vez se incluyó esta pregunta excluyendo la opción de declarase mestizo y, posteriormente se utilizaron esto resultados en la Constitución del 2009 para establecer un Estado Plurinacional, separando al pueblo boliviano en distintas naciones donde algunos tienen derechos especiales y otros quedan genéricamente englobados en el concepto de nación boliviana con aparentemente menos derechos.

El problema radica en que estos otros, que es la única categoría que resta para identificarse, son la mayoría de la sociedad boliviana. Todos los estudios posteriores al Censo de 2001, reflejan que más del 60% de los bolivianos se consideran a si mismos mestizos. No podía ser de otra forma en una sociedad donde más del 70% de la población reside en áreas urbanas y por lo tanto el mestizaje de nuestra sociedad y su carácter multicultural se profundiza día a día.

Existe una oportunidad en este proceso. En los últimos años, y particularmente con el conflicto del TIPNIS se ha producido un reencuentro entre las clases urbanas y los pueblos indígenas. Las ciudades han reconocido la existencia de los pueblos indígenas y sus derechos a preservar su cultura y territorios y los pueblos indígenas, han encontrado en la clase media un apoyo fundamental para preservar sus derechos frente al avasallamiento que están sufriendo por parte de sectores cocaleros que reciben el apoyo del gobierno del MAS. Por lo tanto, ni los pueblos indígenas, ni la clase media ni quienes reinvidican el derecho a declararse mestizos, debemos permitir que este tema sea manipulado políticamente para confrontarnos.

El problema de fondo, a mi entender, radica en no dejarnos llevar a una confrontación étnica que nunca ha existido en Bolivia sino en reconocer nuestra realidad multicultural, respetar los derechos de los pueblos indígena y asegurar a igualdad de derechos de todos los ciudadanos bolivianos reconociendo la realidad de nuestro mestizaje. Negar la posibilidad de auto identificarse como mestizo no tiene sentido y crea un falso debate en una sociedad que clama unidad para luchar contra la pobreza y construir un futuro en el cual todos nos sintamos incluidos.