jueves, 19 de abril de 2012

OROMOMO, GUNDONOVIA Y CHAPARINA

Carlos Hugo Laruta Bustillos
chlaruta2012@hotmail.com

Chaparina es una comunidad del Municipio de San Borja que tiene un arroyo del mismo nombre que por un puente atraviesa la carretera que une a San Borja (a 45 km. de Chaparina) y Yucumo ( a sólo 5 km de Chaparina). Desde allí iniciará este miércoles 25 de abril la IX Marcha de los pueblos indígenas de tierras bajas de Bolivia afiliados a la CIDOB (incluido el departamento de La Paz a través de la CPILAP (que incluye a Mosetenes, Lecos, Tacanas y Esse Ejjas).

Ya todos saben que la IX Marcha es el resultado de las maniobras del Gobierno que violando la Constitución busca realizar una Consulta forzada con los habitantes del TIPNIS para construir una carretera que corte el corazón del TIPNIS y aplaste a la dirigencia plena de la CIDOB, ignorando olímpicamente en la Consulta a las autoridades legitimas de los pueblos indígenas concernidos.

La mayoría de los habitantes del TIPNIS son Moxeño-trinitarios y pertenecen a la Subcentral TIPNIS que incluye a chimanes y yuracarés, Subcentral que a la vez pertenece a la Central de Pueblos Indígenas del Beni (CPIB, que tiene su par de mujeres que es la CMIB). A su vez, la CPIB es parte de la Central de Pueblos Etnicos del Beni (CPEMB), la que es una de las 10 Regionales de la CIDOB.

Todos ellos desean una carretera por el TIPNIS, pero también desean una Consulta de buena fe que les permita decidir un trazo diferente del trazo que el Gobierno quiso y aun busca aprobar forzadamente y que parte en dos el TIPNIS por su centro.

El Gobierno ha desplegado una gran campaña por la TV presentando testimonios de sus habitantes de que desean la carretera. Estamos seguros de que es así, pero no dicen los hermanos indígenas entrevistados que desean la carretera con el trazo del Gobierno.

Además, ahora, el tema del TIPNIS es ya un asunto de la población urbana de las ciudades, entre ellas La Paz, pues los jóvenes sobre todo, y también las mujeres y hombres en general, se dan cuenta claramente de que el TIPNIS es una maravilla de naturaleza que ayuda a eso que han aprendido de verdad a respetar, la Madre Tierra y su medio ambiente natural.

Pero al Gobierno, nuevamente lo demuestra, le interesa un pepino el sentimiento y criterio de la población. Le interesa un pepino la Constitución. Le interesa un pepino incluso lo que la gente diga con su voto y por eso posesionó sin avergonzarse a los Magistrados del poder judicial cuando todos los candidatos perdieron pues ganó el voto NULO.

En el caso del TIPNIS ocurre lo propio. Desconoce a los legítimos dirigentes indígenas y ha llevado regalos para convencer a los indígenas de las comunidades del TIPNIS de que los del Gobierno son buenos tipos que los respetan y los quieren. Pero la gente es inteligente. Recibió los regalos (motores fuera de borda que cuestan entre 5.000 y 10.000 dólares, antenas parabólicas, etc. Justo antes de la Consulta el Gobierno recordó las necesidades de los habitantes del TIPNIS ¡ Eso suena a lo que hizo antes. Justito antes de las elecciones se acuerda de que las madres necesitan un Bono; les aumenta el sueldo a todos los empleados públicos, etc., siempre queriendo "comprar" el apoyo de la gente.

La corrupción y prebenda iniciadas por el Gobierno en Oromomo y Gundononia (2 comunidades del TIPNIS) no funcionaran eternamente como mecanismos de convencimiento y por ello, quizá Chaparina, Oromomo y Gundonovia sean los nombres de segundo revés indígena que podría recibir el MAS en su segunda gestión gubernamental, pues prefiere la confrontación antes que la concertación y el respeto al pueblo.