viernes, 4 de mayo de 2012

EL DESGASTE POLITICO EN CAIDA LIBRE

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Varios frentes adversos están incomodando al gobierno. La estoica novena marcha de indígenas del TPNIS, las acciones de protesta del sector de salud con médicos y salubristas en inminentes enfrentamientos, la Central Obrera Boliviana y su rechazo al reciente incremento salarial, El Transporte Público que anuncia medidas radicales y por si esto fuera poco, mas sal a las heridas sangrantes de la Policía Boliviana que genera escándalo al descúbrasele mas hechos censurables y pese a todo este drama alguna autoridad de Estado niega la convulsión social y manifiesta estar "todo bajo control".

El recuento de los daños es visible y muestra un real desgaste del MAS por la insatisfacción de varios sectores ante reacciones poco aconsejables que nos llevan a una lectura obligada de posibles consecuencias traducidas en caudal electoral ya que como buenos bolivianos viviendo siempre en el pasado, en las próximas justas electorales muchos de los ciudadanos involucrados en los actuales conflictos, castigaran a los postulantes con el voto en contra. Con toda seguridad.

Pero en estos momentos actuales lo que debemos todos tener es sentido común y el gobierno debe ubicarse en el real contexto y dejar de lado los traumas de complots y afanes de desestabilización. ONGs, la "Derecha", USAID, Lucifer, el Anticristo, Nosferatu, Dr. Mortis, el Monje Loco o Fedy Kruger solo existen en el imaginario del "Instrumento". Por favor, a los bebes no los trae la cigüeña.

Es imperativo pensar seriamente en la baja permanente de popularidad del MAS. No olvidemos que meses atrás, una franja de los ponchos Rojos les dio la espalda. La solución pasa por dejar de lado actitudes soberbias y verticales. Curso intensivo presencial sobre Métodos Alternativos de Resolución de Conflictos MARCs donde la conciliación se basa en que todos ceden, Es necesario pensar en un país con pensamiento y visión asertiva y desechar la inseguridad jurídica que espanta y aleja a inversionistas y capitales extranjeros. No olvidemos que, recientemente fuimos excluidos para participar como co anfitriones en el Rally Paris Dakar versión 2013.

Por el momento entonar o cantar esa añeja y plañidera canción Viva mi patria Bolivia nos hace pensar si somos una gran nación.