viernes, 20 de julio de 2012

LAS LIC ITACIONES Y SUS comisiones

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Si alguna vez el amable lector estuvo vinculado o relacionado con una actividad donde intereses empresariales pugnan por lograr una adjudicación referida a una determinada oferta de servicios, de seguro se anticipó a verificar si existe "algún conocido" o si tal o cual funcionario con poder de decisión podrá ser un aliado estratégico. Esa es una primera aproximación del connacional promedio que trata de abrirse campo entre berenjenales y maleza burocrática y para ello no debe escatimar "esfuerzos".

Así por lo general es el escenario de las licitaciones que contemplan convocatorias, publicaciones, plazos, términos de referencia, requisitos, formularios de postulación, datos de la empresa, referencias y toda una información sistematizada que aparentemente muestra una rectitud y corrección en el proceso de adjudicación. Pero cuando estos actos públicos son permanentes producto de las necesidades empresariales y la gestión institucional, viejos "lobos de mar", "amigazos", "compadres", "conocidos", "recomendados" aparecen silenciosamente para interceder con sus buenos oficios y realizar una pulseta entre quienes se aproximan o "califican" para tal o cual adjudicación.

Así siempre ha sido y el contexto no cambiará. El boliviano es un amante del facilismo y acostumbra ingresar por la ventana y no por la puerta grande. Obviamente no todos son iguales y no debemos hacer menciones odiosas e inoportunas pero el universo se aglutina y colapsa por personas que han hecho de la forma de vida la "participación honrada en adjudicaciones públicas". Entre obsequios disimulados, atenciones y recepciones sociales para culminar con una SUCULENTA COMISIÓN por servicios prestados, cada vez más nos hacemos conocidos unos y otros.

Si usted opta por la línea de conducta honrada donde meticulosa, cuidadosa y esforzadamente trata de cumplir con todos y cada uno de los requisitos exigidos es sencillamente un ESTUPIDO SOÑADOR QUE SE ENCUENTRA DESUBICADO Y NO HA ENTRADO AL CIRCULO. Si usted no tiene un "padrino" que pueda hacer fuerza en la puja legal está prácticamente solo contra el mundo. Ese padrino no es precisamente una fuente de desinterés y bondad. En algún momento le pedirá algo.

Lo que ha sucedió en YPFB corresponde a ligas mayores. Son los propios ejecutivos quienes asesorados por sus leguleyos indican a voz en cuello "los delitos son personalísimos". La más damnificada en su amor propio y su visión ministerial ha sido seguramente la Ministra de Transparencia Sra. Nardy Suxo. Amen de ulceras y desordenes volitivos producto de tanta bilis y pésima evolución producto de tantas conductas asertivas y pro activas de ejecutivos empoderados con facultades extraordinarias quien sabe avalados por qué instancia.

Pero la empresa nacional hidrocarburífera no es el único dolor de cabeza. Muchos perjudicados que postularan en una o varias licitaciones en comunas, municipios y alcaldías salieron eliminados y descartados incomprensiblemente. Más tarde se dieron cuenta que la clave había sido "hacerlo todo entre familia" es decir, entre conocidos y buenos amigos. Esa es la transparencia y claridad que muestran las convocatorias y licitaciones públicas. Un pequeño halo de desconfianza reinará en el corazón de aquel temerario bellaco e idealista que se atrevió a cumplir con todos y cada uno de los requisitos exigidos…mientras tanto, paralela y simultáneamente las promesas y compromisos están vigentes y serán honrados una vez obtenidos los resultados finales.

Luego vendrá la tan ansiada COMISIÓN y aquí…..no pasó nada.