jueves, 31 de enero de 2013

Comentario sobre el coloquio del CEJIS

Álvaro Jordán
aaojordan@gmail.com

Nacimiento de la organización política: Ha sido muy importante la conformación del instrumento político para participar en la elección de gobernador de Beni. Cualitativamente su presencia es de tremenda trascendencia.

Movimiento o partido: En primer lugar hay que decir que el instrumento político no puede ser un partido, porque estos son sectarios y el instrumento político de los nativos debe ser una organización abierta para la creación del pensamiento y de diálogo para el intercambio de opiniones que expresen los distintos intereses que conforman la comunidad, por lo tanto lo que hay que organizar es un Movimiento. Por otro lado el partido estaría en contradicción con los mandatos de las bases comunitarias nativas, de no parcializarse con ningún partido. Lo que no debe interpretarse como alguna organización apolítica. La organización es fundamentalmente política y debe ser lo suficientemente flexible como para aceptar las alianzas que sean necesarias para la consecución de sus objetivos.

Democracia, Diálogo y Consenso. Muy atinada la participación de la última oradora, la que indicaba que se deben evitar los excesos en las exposiciones y en la crítica, ya que de lo que se trata es de recoger creativamente y en un ambiente de respeto las distintas opiniones de los participantes. Es la cultura del diálogo que debe generar la democracia participativa y crear conocimiento.

El consenso significa que la reunión debe tener el objetivo de provocar un intercambio de opiniones de modo que todos queden convencidos de haber llegado a una conclusión satisfactoria para todos. En la creación del pensamiento comunitario, en las que he tenido el privilegio de participar, no se reconocen las decisiones por mayoría porque ello implica la negación de la minoría. Este concepto es eminentemente humanista, ya que reconoce el derecho de todos a estar incluidos. El consenso es un aspecto fundamental del humanismo nativo, expresa la esencia de las relaciones humanistas, esto es el respeto al interés individual, consensuado mediante el dialogo comunitario. A diferencia de la democracia burguesa que sólo busca la obtención de la mayoría, que puede ser simple, absoluta o de dos tercios. El que no está incluido en ella queda marginado, se lo niega y cuando se trata de opositores se los elimina como sucede con las minorías nativas, que en todo estado, a nombre del nacionalismo, cada vez las marginan más fin de lograr la homogenización de la ciudadanía en base a la cultura dominante. Es lo que sucedió con los gobiernos colonial-españolistas de la república y es lo que sucede con el gobierno colonial-aimarista del estado de Evo Morales (EM). La búsqueda de soluciones satisfactorias de un conjunto de individuos con posiciones individuales es un trabajo de diálogo muy arduo, entendiéndolo así es que al final siempre la asamblea comunitaria termina con una fiesta de regocijo. Los partidos burgueses practican la democracia de las mayorías. En organizaciones secantes se utiliza el llamado "centralismo democrático" pregonado por el gobierno verticalista de EM, en el que no se permite disenso fuera del partido, solo la obediencia servil.

Derechas e Izquierdas: Para el humanismo nativo no existen las derechas ni las izquierdas ya que no reconoce la división de la sociedad en clases, no reconoce clases privilegiadas como la clase trabajadora en el socialismo y el comunismo o la clase burguesa en el capitalismo. Todos tienen derecho a existir, por eso es una sociedad humanista ¿acaso se van a matar a los que no son de la clase trabajadora como ha hecho muchas veces el comunismo con los dueños del capital o a los trabajadores como está haciendo el capitalismo en su fase imperial agonizante? Esto sucede, hasta ahora, porque ambos son antihumanistas. La humanidad ha estado durante el siglo XX signada por el maniqueísmo del capitalismo y el socialismo. Después del colapso socialista se hizo indudable la existencia de un imperio al servicio del capital estatal. Por otro lado, está la existencia del capital privado. En todo caso el capitalismo privado y estatal se encuentran y se confunden en su condición de explotadores del trabajador y el pueblo t do, ya que ambos se apoderan del excedente del trabajo, transformándolo en un ser enajenado, ambos lo han cosificado o más crudamente lo han animalizado. El capitalismo privado y estatal en su etapa imperial es la característica del sistema de mercado. El movimiento humanista nativo no puede caer en este maniqueísmo, que solo lo desvirtúa y empequeñece. Debe transformarse en la alternativa humanizante frente a la brutalidad del capitalismo privado y estatal.

Discurso manipulador: Evo Morales (EM) ha sido muy hábil en la creación y difusión de un discurso de impacto, gracias a ello rápidamente ascendió al poder, pero ya en él ha sido notoria la vacuidad del mismo. Los nativos de la llanura amazónica-platense son victimas directa de esta inconsecuencia. Incluso casi llegó a manipular al mundo cuando se presentó como promotor de la Paz y por lo tanto aspirante al Premio Nobel de La Paz. Luego de los muertos en Sucre, Cochabamba y Huanuni, la masacre en Pando y la invasión de 20.000 mercenarios a Santa Cruz la comunidad internacional no escucho los cantos de sirena del Gobierno Boliviano. Ha lanzado varios discursos manipuladores a lo largo de su régimen como fue el del capitalismo altiplánico-amazónico, posteriormente el del socialismo del siglo XXI.

Ahora ha lanzado otro discurso con motivo del solsticio de diciembre con el nombre de "Manifiesto de la Isla del Sol" y otro, distinto, para los festejos de la toma de posesión del Presidente, el 22 del presente mes, "Bolivia digna y soberana", con el que pretende prolongar su gobierno ofreciendo una vez más una ensalada de contradicciones que lo hacen inviable. Por su extensión, sólo el segundo discurso duró 4 horas, vamos a tratar de resumir un análisis de su propuesta central:

Los 13 pilares para una Bolivia digna y soberana antes del 2025: El Pachacuti: En la introducción dice: ""Con la nueva Constitución Política del Estado iniciaron su camino hacia el Pachakuti, o los tiempos de equilibrio, fortalecido siempre con nuestros movimientos sociales, ahora nos toca construir con claridad los pilares fundamentales para levantar una nueva sociedad y Estado, más incluyente, más participativa, más democrática, sin discriminación, sin racismo, sin odios y sin división. . ."

Insulta nuestra inteligencia y orgullo patriótico cuando plantea un camino hacia el Pachacuti. Todos sabemos que Pachacuti fue la expresión más acabada del imperio colonial del Tahuantinsuyo, fue la época expansiva imperial, en que no se nos respetó, se invadió nuestros territorios y se pretendió colonizarnos.

Cualquier expresión política de unidad debe en primer lugar respetar la diversidad cultural, la defensa de la identidad y jamás remover los rescoldos dejados por la agresión, que están ahí como jenecherú de todo fuego patrio. Por lo tanto la propuesta lleva implícita la discriminación, el racismo, el odio y la división. Esta introducción es el resumen del proyecto masista, esto es una política de dominación colonial aimara, por supuesto que se adorna y se adornara de frases de elevado desprendimiento para ocultar el fondo de poder.

Planteamiento que no pueden ser motivo de otra cosa que no sea nuestro profundo desprecio, rechazamos cualquier pretensión de consolidar la pérdida de nuestra libertad. De aquí en adelante todo proyecto de unidad para que pueda ser considerado, debe contemplar como parte esencial, el reconocimiento y respeto a la diversidad.

Los movimiento sociales: La mención de los movimientos sociales es otra forma del evismo de mostrar un discurso abierto a las mayorías, pero ya sabemos que es un pensamiento sectario, se está refiriendo sólo a sus bases masistas. EM, como político, nació en el Chapare cocalero, lo encumbraron las federaciones de productores de coca de Cochabamba como Presidente de esta organización y con este apoyo, básicamente económico, se lanzó a la presidencia de Bolivia. Desde que apareció el sector cocalero del Chapare es bien conocido que esta coca no se utiliza para el acullico, sino para la producción de cocaína por lo que existe una fuerte relación con el narcotráfico nacional e internacional, este origen delincuencial agrede todo principio humanista de los nativos y del mundo, razón más que suficiente para rechazar cualquier discurso, por más bello que sea. La experiencia en este sentido nos exime de mayores comentarios.

El Estado: En la introducción y a lo largo del documento se destaca reiterativamente la presencia, mejor dicho, el endiosamiento del estado y, si se lee a García, se completa el proceso con el culto a la personalidad de EM. El estado como instrumento de poder es la expresión acabada del sistema de opresión, no sólo de Bolivia, sino de todos los países del mundo. Es el sostén del sistema de clases, origen de todas las calamidades del ser humano, la corrupción, el crimen, el genocidio, es el sostén de la riqueza de las clases privilegiadas, ya sean estas aristocráticas como en la época del coloniaje-españolista o cholas como plantea el coloniaje-aimarista de EM. El sistema asentado en el poder vertical del estado, esto es la civilizción, ha entrado a una crisis terminal, cuya permanencia nos acerca cada vez más a un desenlace catastrófico.

La diferencia de fondo entre el sistema económico de estado, promovido por el colonialismo centralista y el promovido por el TIPNIS es que el primero se asienta en el poder impuesto por minorías en forma vertical a las mayorías de las bases. El sistema humanista del TIPNIS promueve una sociedad participativa en el que se respeta la voluntad de las bases, consensuadas comunitariamente, es decir que la autoridad nace abajo, organizando las estructuras en función de sus necesidades. Estas estructuras estarán permanente vigiladas por las bases a quienes se deben. No se trata de reconocerle algunos derechos como plantea el MAS en su "Manifiesto de la Isla del Sol", se trata de tomar los derechos como parte esencial de la existencia del ser y de la comunidad. Se rechaza el reconocimiento de derechos en forma paternalista. Los derechos nacen de la naturaleza del ser mismo y no necesitan ser otorgados, solo aceptados en una relación de respeto.

La estructuración de una administración desde las bases es la única alternativa que considera la complejidad de nuestro país, conformado por un conjunto de pueblos con diferencias étnicas, culturales, ambientales, lingüísticas, etc.

La Hermana Naturaleza: Las relaciones sociales de los pueblos simbólicamente se manifiestan en su representación cosmogónica. Por esta razón una cultura, como la altiplánica, asentada en una reproducción del equilibrio del Pachakuti, esto es el reconocimiento de la autoridad absoluta de este Inca (Pachakuti), su poder, su instrumento de poder imperial, sus sueños de reproducción del sometimiento, desarrolla sus simbologías que la expresan, esto es la relación servil del sometido a la autoridad omnímoda del poder. Esta relación servil se impone en el inconsciente del sometido a través de la forma sagrada del respeto a la "Madre Tierra" o el endiosamiento del Sol y su identificación divina con el Inca, ahora subliminalmente encarnado en EM como Pachakuti modernizado.

La cultura de los pueblos kandirenses, los que ocuparon la cuenca amazónica-platense, es de tipo horizontal, con profundo respeto a la libertad del individuo y de la comunidad. Jamás tuvieron una relación servil con la "Madre Tierra" o con algún otro elemento. Es bueno recordar que mientras los altiplánicos reivindican el levantamiento de Katari como máxima expresión de sus ansias libertarias, un acto de rebeldía de no más de dos años. El colonialismo interno ha ocultado 400 años de lucha permanente de nuestros pueblos por su libertad, donde no existe un mártir sino que son miles los que se sacrificaron durante tres siglos por la existencia del territorio de la Chiriguania libre, lucha épica, así titulada por los jesuítas. Nuestros pueblos ancestrales desarrollaron una relación íntima con la naturaleza, sus esencias espirituales le rodeaban en todas partes, siempre estuvo acompañado por ellas. Cuando salían al bosque allí se encontraban con el Ka ija, es decir el cuidador del bosque que les regalaba sus bie es naturales, sus animales y su riqueza agrícola, si pescaban allí estaba el Mboiwuju, el Jichi, la Salamanca, distintos nombres en distintos pueblos, como vigilantes del lugar. Cada animal, cada planta, cada accidente geográfico tiene su esencia espiritual que debe ser tratada con mucho respeto. En los cielos están representadas las esencias superiores, el Ñanderúguazu, con sus constelaciones, con quienes conversan por las noches de luna, En todo caso esta diversidad de relaciones espirituales, distintas para cada situación está sugiriendo la existencia de una sociedad establecida mediante lo que la posmodernidad llama una estructura de redes. Esta totalidad de relaciones Richter interpreta como una delicada relación entre hermanos, es decir que la naturaleza es hermana del hombre, la que hay que cuidar y respetar.

En los pilares de EM hay dos definiciones centrales, alrededor de las cuales se plantea las metas del gobierno hasta el 2025. Por un lado la construcción del vivir bien mediante el socialismo comunitario, mencionado como pilar nº 1 y la economía de estado mediante las orientaciones verticalistas del incario del no robar, no mentir y no ser flojo establecidas en el pilar 11º. Con lo que ya se está mostrando la presencia de un sistema autoritario en decadencia, sostenido únicamente por la imposición del poder.

El socialismo comunitario es la vieja propuesta de la utopía comunista de las comunidades campesinas u obreras manejadas por el estado. Esto es la construcción de la grandeza de la patria sobre las espaldas de un ejército de esclavos, de iguales. Es la supremacía de la colectividad, mejor dicho del estado, sobre cualquier deseo de felicidad de sus componentes, transformados en animales productivos al servicio de la burocracia del estado, origen de la nueva burguesía chola planteada por García. Tardó el pueblo soviético 70 años en reaccionar reclamando por su derecho a la libertad y mostrando su indiferencia por la grandeza del imperio que habían logrado. Fue el resultado del menosprecio a los intereses individuales y la sobrevaloración de los intereses colectivos representados por el estado. Por lo tanto es una gran idiotez volver a plantear un sistema que no sólo fracasó en la Unión Soviética sino que fracasó en medio mundo que había abrazado el socialismo. Solo quedan como grotesco testimonio Cuba y Corea del Norte.

Esta situación se repite porque no falta la mediocridad del infantilismo político de los círculos intelectuales clase medieros, arrogantes de su sapiencia teórica, irresponsables que arrastran a los pueblos desesperados por la situación insostenible en que viven en el sistema neoliberal a nuevos fracasos, ya conocidos.

La crisis del sistema capitalista, privado y estatal en su fase imperial, en el fondo, es la crisis del poder del estado, por su incapacidad para resolver los problemas económicos, sociales y políticos que se le plantean. La humanidad está asistiendo a una acelerada disgregación del poder, la que se manifiesta como una continua aparición de nuevos estados: de la Unión Soviética nacieron 15 estados soberanos, de Yugoeslavia nacieron ocho, de Checoslovaquia dos, del Sudan dos, ya se anuncian nuevos nacimientos como los emergentes del nacionalismo de España, Bélgica y Gran Bretaña, aparte de la anunciada separación de ésta de la Unión Europea. En el mundo entero los países han entrado a conformar, en distintos grados lo que el pensamiento crítico ha llamado sistema de estados fallidos. Por lo tanto el reforzamiento del estado en Bolivia es otra idiotez ante la falta de una interpretación coherente y que momentáneamente tiene sustento por el ingente ingreso de dinero a consecuencia de los precios extraordinarios de la materia prima. En cuanto esta situación cambie, la situación boliviana será muy lamentable.

De no plantearse la alternativa humanista del TIPNIS Bolivia está condenada a padecer el zigzagueo político que se generaliza en lo países europeos cuyos ejemplos notables son España, Grecia, Italia y otros. En la primera, del fracaso del conservador derechista de Aznar, se pasó al izquierdista Zapatero, del fracaso de éste se ha vuelto a pasar al conservador derechista Rajoy, algo similar está sucediendo en el resto de países. Pimponeo que se mantendrá mientras no aparezca la alternativa humanista que está reclamando la sociedad y que en Bolivia hemos avanzado ya una etapa con la conformación del movimiento defensor del TIPNIS. Corresponde consolidarlo y desarrollarlo. En todo caso la característica del actual gobierno es la necesidad, que tiene y ha tenido, de usar parte del discurso nativo para justificarse.

Lo que se quiere mostrar es que no se trata de buscar la solución en el sistema liberal o socialista. Ambos se encuentran en un estado de crisis terminal y la única alternativa se encuentra fuera del sistema capitalista, privado y estatal, esto es en la decisión de traspasar el sistema productivo a las bases ya sean individuales o comunitarias. Se debe colocar en sus manos los beneficios del trabajo, de la ciencia y la tecnología, así como la propiedad de los recursos naturales. Sólo así el ser humano será libre y gozará de felicidad. Esta esperanza de contenido universal es la que ofrece la alternativa humanista del TIPNIS, la que hemos resumido con el nombre de Humanismo Superior en trabajos anteriores.