jueves, 18 de abril de 2013

EL MAS AUSTERO DEL MUNDO

Julio Héctor Linares Calderón
juliolinaresc@hotmail.com

Lunes 15 de abril, seis de la mañana. El Aeropuerto de El Alto a esa hora siempre es insufrible, pero esta vez la fila en BOA para conseguir el ticket a bordo ya es insoportable.

Mochila en el hombro y con todo el tiempo del mundo para leer el periódico mientras avanza la línea de impacientes pasajeros, me entero que al fin nuestro país está en los primeros lugares de algo, lastimosamente no es en lo que desearíamos, el PNUD dice que junto a Argentina somos de los países con más protestas sociales en América. El Gobierno seguramente lo rechazará –pienso– como lo hicieron con aquel ranking de los países menos amigables para el turismo publicadopor el Foro Económico Mundial en marzo, en la que nos señalaban junto a Venezuela como los países menos amistosos para los visitantes.

Triste realidad la nuestra, pues aunque no podemos negar que mejoramos en varias cosas –los índices de desarrollo humano y los indicadores económicos están cada vez mejor– debemos ser conscientes de que es una tendencia que se está consolidando en este lado del mundo; y si nuestros ingresos per cápita mejoraron o el promedio de crecimiento del PIB de los últimos años es mayor que años anteriores-por ejemplo-los porcentajes no llegan a equipararse aún con los países que nos rodean; lo mismo sucede con nuestra esperanza de vida o los niveles de escolaridad de nuestros niños, por lo menos hasta ahora, veremos que los números de Perú o Chile, son mejores.

Pero este no es el acabose, hay otro artículo de la prensa que otorga algo de esperanza, leo y veo que es el referido a las denuncias de Doria Medina respecto a los gastos del Presidente en sus viajes. Estos, son fieramente justificados por Juan Ramón Quintana, alega que sirvieron para entregar más de 4.500 obras en los municipios; además, seguro de sí como es él, dijo:"Cuando Doria Medina plantea que el presidente se gasta un millón de dólares en viajes. Hay que decirle: sí, se gasta y se gasta estos recursos con la mayor austeridad del mundo y no se gastan dispendiosamente".

Albricias entonces, el ministro calificó al nuestro como el gobierno más austero del mundo,entonces es justo que quieran callar al político opositor recordándole que el también gastaba nuestra platita.

La fila avanza y veo caras conocidas, no saludo a nadie, porque esas caras sólo las veo por televisión, parecer ser que soy el único desubicado que viaja a Cochabamba, veo que todos se van a Santa Cruz con la sonrisa de oreja a oreja.

¡Ahora caigo!, son decenas de autoridades que viajan al concierto programado para esa noche, a ese show que dicen que es gratis, pero que a los bolivianos les costará como millón y medio de bolivianos, eso, esperando que los pasajes y alojamiento de esas caras conocidas no los paguemos también.

Esperanza justificada, pues nunca nada es claro con este tipo de egresos, por eso no sabemos -por ejemplo- si el gasto resultantede los viajes de decenas de masistas a Venezuela (al funeral de Chávez y a las proclamas electorales de Maduro)fueron pagadas por ellos, por su partido o por el Estado.

Como sucede con eso, tampoco sabemos cuánto cuesta (cuánto cobran) llevar a los seleccionados de la querida selección de fútbol de 1993 desde Pando hasta Tarija (hasta en el Tipnis los vi) y al equipo del presidente, a que jueguen partidos en todas las canchas que Morales inaugura.

¿Será entonces cierto que somos el país más austero del mundo? me pregunto, eso sólo podríamos determinar si esos gastos no se administraran como los mentados gastos reservados, lograr esa transparencia deseada, es responsabilidad del Presidente.