lunes, 10 de febrero de 2014

LA HAYA Y BOLIVIA


Mario Requena Pinto

Y ahora: ¿qué puede esperar Bolivia?

El Instituto Prisma (www.institutoprisma.org) tuvo la genial idea de publicar un resumen de las editoriales y las opiniones que surgieron por el fallo en La Haya que resolvió el diferendo de límites marítimos que existía entre Chile y Perú. Tales opiniones son muy reveladoras en relación a lo que Bolivia podría esperar de ahora en adelante con respecto al diferendo que tiene nuestro país con Chile en ese mismo tribunal.

El documento tiene alrededor de 120 páginas y aquí procedo a poner las opiniones que yo considero más relevantes para Bolivia. Posteriormente pondré mis conclusiones sobre la base de tales opiniones.

Bolivia

Manfredo Kempff (El Deber 20.01.2014) escribió:

"[…]"  No se equivoque el lector pensando que soy tan ingenuo como para creer que luego de la demanda boliviana ante la Corte de La Haya vamos a tener una salida soberana al océano Pacífico. Nada de eso. El fallo, si nos favorece, no obligará a Chile a darnos mar, sino a negociar con Bolivia, lo que está bien pero esto de la negociación ya es un cuento viejo y truncado en una decena de oportunidades. Si el fallo es desfavorable…, mejor ni suponerlo. "[…]"

Fernando Molina (Página 7, 24-1-2014) escribió:

"[…]" Esto haría prácticamente imposible un acercamiento bilateral y dejaría libradas las relaciones de ambos países los próximos años al juicio mismo y a la confrontación diplomática en la propia Corte, en los organismos multilaterales y en los medios de comunicación. "[…]"

Fernando Salazar dijo: (El Deber 26.01.2014) escribió:

"[…]" Habría otra consecuencia, tal vez más contundente, si Chile pierde. Y es que la demanda boliviana en La Haya se vería afectada, puesto que ese país endurecería su posición al extremo de seguir las recomendaciones de las comisiones respectivas de ambas cámaras congresales que consideran que Chile debe rechazar la demanda aduciendo falta de competencia. "[…]"

"[…]"Mas aun, después de perder espacio marítimo judicialmente, será mucho más complicado e improbable que Chile se avenga a otorgar a Bolivia, en negociación directa y de buena fe, un espacio territorial que nos permita un acceso libre al mar. "[…]"

Página Siete 29.01.2014 (Editorial)

"[…]" ¿Por qué una tan diferente reacción sobre un fallo que tiene escasos efectos económicos? Por su implicancia política y simbólica. Tras la Guerra del Pacífico, ha sido Chile el que ha logrado asegurarse todos los éxitos diplomáticos con respecto a sus dos vecinos del norte, Perú y Bolivia. Se puede considerar que éste es el primer éxito político peruano respecto a Chile en 130 años de historia bilateral. Aunque los 50.000 kilómetros cuadrados ganados por Perú tienen
impacto económico menor (las fronteras terrestres nunca estuvieron en duda) la fuerza simbólica de haberlos logrado para su soberanía es enorme. Por eso en Chile había caras largas y sonrisas en Perú. "[…]"

Hugo Siles dijo (El Deber 29.01.2014) escribió:

"[…]" Chile ofreció como prueba este antecedente. La negociación de Charaña da muestra de que ese país, bajo el gobierno militar de Augusto Pinochet, ofreció una salida al mar. Se busca con la demanda que la corte falle para que Chile se siente a negociar con Bolivia una salida soberana al mar, de modo que cumpla los compromisos que asumió en el siglo XIX y que reprodujo luego en el siglo XX. "[…]"

Juan Leon Cornejo (Página Siete, 30.01.2014) escribió:

 "[…]" Al final de cuentas, lo que Bolivia pretende no es sólo un sector de playa para hacer turismo; exige un acceso a territorio marítimo con todos los derechos que implica. Y el fallo de La Haya recompone el límite marítimo entre Chile y Perú justamente en un sector sobre el cual, de alguna manera, nuestro país tiene expectativas naturales. "[…]"

"[…]" Visto así, si la solución era ya políticamente complicada y técnica y jurídicamente difícil, el camino hacia el mar es ahora, además, cuesta arriba. El análisis de situación comprende planos político, jurídico, histórico, además de sentimientos e imágenes colectivas prevalecientes hoy, tras el fallo del lunes. "[…]"

Javier Murillo de la Rocha (La Razón 02.02.2014) escribió:

"[…]" Una solución al tema marítimo para Bolivia tendrá como posibilidad un corredor al norte de Arica. Está documentado que Chile se comprometió, en más de una oportunidad y de manera formal, a transferir a Bolivia un territorio soberano en el norte de Arica. Y en esos compromisos se funda nuestra demanda. "[…]"

"[…]" Solo para citar dos claros compromisos: en 1950 declaró por escrito que "animado de un espíritu fraternal hacia Bolivia está llano a entrar formalmente en una negociación directa destinada a buscar la fórmula que pueda hacer posible dar a Bolivia una salida propia y soberana al océano Pacífico, y a Chile obtener las compensaciones que no tengan carácter territorial y que consulten efectivamente sus intereses". "[…]"

Carlos Mesa (La Razón 02.02.2014) escribió:

"[…]" La jurisprudencia sobre las obligaciones jurídicas que crean los actos unilaterales de los Estados existe ya, y hay antecedentes muy concretos en que la Corte ha fallado en favor de los Estados que han hecho demandas con argumentos similares a los de Bolivia, pero también hay otras sentencias que no han sido favorables a los Estados demandantes. Lo que sucede es que es un proceso en desarrollo, con jurisprudencia relativamente reciente que está en plena construcción. El juicio boliviano es parte de esa construcción. "[…]"

Carlos D. Mesa (Página Siete, 02.02.2014) escribió:

"[…]" En ese contexto, hay una premisa básica que no debemos cansarnos de recordar. No existe posibilidad alguna de cerrar la página boliviana sin incluir la palabra soberanía plena en el acuerdo. Y conviene apuntar, para quienes tienen memoria frágil, que Bolivia no exige la restitución del territorio cercenado, sino menos del 3% de los 120 mil kilómetros cuadrados de superficie y los 400 kilómetros lineales de costa que poseía. "[…]"

Chile

Juan Emilio Cheyre (La Tercera 06.01.2014) escribió:

"[…]" Por eso, lo razonable es orientar todas las energías, capacidad y proposiciones al único espacio en el cual en este momento se puede actuar, ya que todo el resto está jugado. Me refiero a buscar dar sustento sólido, vía tratado u otro instrumento, que posterior al fallo siente las bases de un nuevo tipo de relación entre Perú y Chile. Será vital asegurar que no existirán más demandas y temas pendientes. También concretar lineamientos para una relación profunda más allá de lo meramente económico. "[…]"

Juan Emilio Cheyre (La Tercera, 28.01.2014) escribió:

"[…]" A su vez, el Perú, a no dudar, ha visto satisfecho su orgullo nacional con la incorporación de importante espacios marítimos a su territorio. "[…]"

Eduardo Aldunate Herman (El Mercurio, 28.01.2014) escribió:

"[…]" Sobrarán las interpretaciones sobre el fallo, pero yo quisiera agregar una. Un proverbio haitiano dice: "quien golpea olvida, pero quien recibe recuerda" "[…]"

"[…]" El tema de fondo en nuestras relaciones con Perú es que las heridas del siglo XIX no sanaron, y me temo que si hubiéramos sido nosotros los ganadores, no tengo duda que habría permeado nuestras relaciones hacia el siglo XXI. Creo que lo que viene ahora es desafiante. "[…]"

Sergio Villalobos R. (La Tercera, 29.01.2014) escribió:

"[…]" Ocurrió exactamente lo que suponía, porque las sentencias de carácter internacional siempre procuran no agraviar a las partes contendientes. No se apegan estrictamente al derecho y aparecen elementos de equidad que matizan las cosas. No se infringen abiertamente los derechos presentados por las partes, pero se les acomodan y rebuscan de modo que quien más y quien menos queden satisfechos "[…]".


Luis Maira, (La Tercera 31.01.2014) escribió:

"[…]" Ninguna enseñanza es más clara que la que indica que sólo sobre límites bien acordados se puede establecer un proceso de acercamiento de dos naciones vecinas. "[…]"

"[…]" Para esto, son muchos los terrenos posibles y buenas las condiciones iniciales. En la última década y media, los intercambios crecieron y las inversiones bilaterales llegan a más de US$ 20 mil millones. Los peruanos han llegado a representar el 40% de los extranjeros que viven en Chile y su comportamiento laborioso y ejemplar les ha ganado el afecto de la sociedad chilena. Tacna y Arica, ciudades vecinas en la frontera, a poco más de 50 km de distancia, se han vuelto complementarias económica, cultural y socialmente y pueden ser la base de un área muy dinámica entre los espacios económicos del Pacífico. "[…]"


Perú

La República, 21.01.2014 (Editorial)

"[…]" La relación con Chile, con el que hasta la Guerra del Pacífico no teníamos frontera, ha sido la más compleja y la que mayores reacciones emocionales provoca. La guerra no solo representó para el Perú la pérdida de alrededor de 190,000 km² de territorio sino inclinó la balanza geopolítica en el Pacífico Sur a favor de Chile. Están además las heridas emocionales.

La construcción de un Estado-nación requiere la delimitación del territorio sobre el cual el Estado podrá ejercer la soberanía nacional. Este proceso fundacional nos ha tomado virtualmente dos siglos. Es hora de concluirlo. "[…]"

Ramiro Escobar (La República, 25.01.2014) escribió:

"[…]" No nos llevamos tan mal como parece. Difícil sí, a pesar de todas las distancias, hay más de 157,668 peruanos en Chile, de acuerdo con cifras del Ministerio del Interior de Chile, resaltadas hace unos días por el diario La Tercera. La mayor colonia extranjera en ese país, dedicada a mil oficios, la mayoría de la cual ha decidido quedarse contra toda circunstancia.

En el estudio aparecen tendencias que pueden explicarnos cómo es que, no obstante nuestra relación turbada con Chile, abrigamos cierta admiración por este país. O al menos reconocemos su importancia regional. "[…]"

Mirko Lauer (La República, 26.01.2014) escribió:

"[…]" Cuando en el 2006 Alan García declaró que la competencia entre Chile y Perú sería en el campo económico, estaba expresando (y alentando) un enorme cambio. En realidad el proceso ya tenía un tiempo en marcha, y García lo advirtió a tiempo: la rivalidad se estaba moviendo hacia la posibilidad de un mutuo beneficio. "[…]"

El Comercio 26.01.2014 (Editorial)

"[…]" En otras palabras, es demostrable que el Perú y Chile ganamos juntos mucho más que separados y esto es algo que, a juzgar por lo que han sido nuestras mutuas conductas en este proceso –donde el asunto de La Haya ha sido tratado "por cuerda separada" de los demás –, ambos países parecemos tener claro. "[…]"

Eda Rivas (El Comercio 26.01.2014) escribió:

"[…]" En cualquier caso, lo cierto es que Tacna y Arica son hoy ciudades completamente integradas, que registran más de cinco millones y medio de pasos anuales por la frontera común. El compromiso sellado por los alcaldes de ambas ciudades hace pocos días, en el mismo sentido de los gobiernos nacionales, de respetar y cumplir el fallo, y de recibirlo con serenidad, es consecuencia de este ambiente y clima de hermandad y confianza que se ha construido entre los peruanos y chilenos que viven cerca de la frontera. "[…]"

"[…]" El Perú y Chile seguiremos siendo vecinos mañana. Por eso y por nuestra vocación integracionista, pasado y ejecutado el fallo, y finalizada la controversia, debemos ser mejores socios y amigos. América Latina verá en el acatamiento y pronta ejecución del fallo por parte de ambos países un ejemplo de lo que debe ser la región en el futuro, un área libre de desconfianzas y con proyectos comunes de cooperación por el bienestar y desarrollo de nuestros pueblos.

"[…]"

Fernando Vivas  (El Comercio 28.01.2014)  escribió:

"[…]" Chile aprenderá a moderar su soberbia y el Perú a aplacar su pica; aunque esta conclusión dramática no tiene aplicación cotidiana. Son tantos los negocios chilenos aquí y tantísimos los migrantes peruanos en Chile que la armonía pesa más que la mala entraña.

"[…]"Al mismo tiempo, y de una vez por todas, debemos adoptar medidas concretas como país para el fortalecimiento de nuestras zonas extremas.

En una mirada táctica, ganó Perú; con una mirada estratégica, ganamos los dos países. "[…]"

El Comercio 28.01.2014 (Editorial)

"[…]"Y no perdamos tampoco de vista que ambos países somos socios en el mayor intento de integración de nuestra región: la Alianza del Pacífico. Una iniciativa que une a las democracias latinoamericanas que más han progresado en los últimos años y que está por consolidar un bloque que conjuntamente formaría la segunda economía más grande de América Latina. "[…]"

"[…]"Los peruanos y los chilenos no tenemos más excusas para tomar distancia entre nosotros. Ya no hay nada que nos deba separar. "[…]"

Juan de la Puente (La República 31.01.2014) escribió:

"[…]" El patriotismo tardón no ha reparado aún en que Tacna y Arica han construido desde hace 15 años un camino propio, sin La Haya y sin Lima, con inteligencia y tolerancia y que son, paradójicamente, las primeras regiones en superar de verdad y no solo en el papel al trauma de la Guerra del Pacífico. "[…]"

Carmen McEvoy (El Comercio 03.02.2014) escribió:

"[…]" Además de permitirle sellar su última frontera con sus vecinos, el fallo de La Haya ayuda a que el Perú revierta, al menos de manera simbólica, un ciclo de subordinación frente al antiguo enemigo. Un renovado encuentro con los límites claros y una soberanía refrendada por una corte de justicia internacional es ahora posible en términos de igualdad. "[…]"

Comentarios:

No fue fácil hacer un resumen de casi 120 páginas de opiniones de distinta índole, sin embargo, las que puse en este resumen son las más recurrentes. De esto se puede concluir lo siguiente:

1.    Chile pedirá a Perú un tratado en el que ambos países reconocen que ya no existe ningún tipo de conflicto limítrofe entre ellos. Es obvio que a este tratado se le agregará el compromiso oficial de profundizar los ya fuertes lazos económicos y culturales. El efecto para Bolivia será muy complicado porque la primera área de complementación chileno/peruana será la zona Arica-Tacna, y con ello se cancelará definitivamente la posibilidad de que ambos países
concedan alguna vez un corredor a Bolivia por esa zona, que es el sueño de los internacionalistas bolivianos.

2.    Perú ha quedado satisfecho con el resultado, ya que si bien no ganó todo lo que pedía, si recuperó su dignidad y orgullo con una victoria moral que ahora hace que la opinión pública peruana, de manera unánime, apruebe profundizar los lazos económicos y culturales con Chile, país que hasta ahora, si bien no quiere, admira. Y todos sabemos que una victoria moral es más que suficiente para mirar hacia el futuro. Eso fue lo que pasó entre Francia y Alemania y no pocas veces los peruanos dan ese ejemplo para mostrar ahora el camino a seguir entre Chile y Perú. La conclusión es obvia: producto de esa nueva política de acercamiento, Perú jamás querrá perder su frontera con Chile, cuestión que por lo demás es la misma opinión que tiene la cancillería chilena.

3.    La demanda boliviana en La Haya se concentra en que tal tribunal entregue su veredicto haciendo que Chile negocie con Bolivia "obligatoriamente y de buena fe" una salida soberana al océano Pacífico. Los escenarios posibles son dos: si Bolivia gana, Chile dirá que siempre ha dicho que quiere negociar con Bolivia, pero que nuestro país no es serio al ofrecer la correspondiente compensación a Chile por el territorio que recibiría. La razón del argumento chileno es que Bolivia exige que se le "devuelva" territorio y no está dispuesta a ofrecer a cambio también territorio, pero sí promete "pagar" con recursos naturales, en concreto gas. Este modelo ya fue probado en 1950, cuando Bolivia ofreció a cambio de un corredor al norte de Arica las aguas del lago Titicaca, cuestión a la que Perú se opuso y también acá en Bolivia lo hicieron Franz Tamayo y Federico Diez de Medina, con el argumento que no era justo pagarle al ladrón para que devuelva lo que había robado. En otras palabras Chile, por entregarnos una salida soberana al mar, según la posición boliviana, debe "devolver" y en lo posible no recibir nada a cambio, menos aún territorio. El otro escenario es que pierda Bolivia, y en ese sentido quedaremos sujetos a una negociación bilateral que hasta ahora no ha funcionado ni funcionará
mientras Bolivia no esté dispuesta a dar lo único que Chile aceptaría por entregar parte de su territorio que es también territorio.

4.     La idea de que el gobierno de Bachelet estará más dispuesto a negociar con Bolivia es también ilusa. Es muy probable que el nuevo gobierno de Bachelet esté plagado de conflictos internos y por lo tanto no tendrá la fuerza para negociar algún tipo de solución que satisfaga a Bolivia. En ese sentido lo que hará Chile es decir que no hay negociación posible mientras se mantenga el libelo boliviano en La Haya y por lo tanto, hablando en buen fútbol, "pateará la pelota pa` adelante" y con eso se evitará cualquier tipo de negociación diplomática y la correspondiente crítica interna sobre la base de que el resultado en La Haya recién se conocerá de aquí a unos cinco años, cuando ya la presidente Bachelet haya terminado su periodo y es muy probable que Piñera esté de vuelta.

5.     Hay por otra parte voces en Chile que piden retirarse del Pacto del Bogotá y si eso llegara a pasar, el pedido boliviano en la Haya estaría sin asidero y no quedaría otro camino que el diálogo bilateral sin intermediarios, cuestión que a Chile le conviene ya que las reglas las controla él, y Bolivia, seguramente seguiría anunciando su problema en cuanto foro internacional haya, cuestión que hasta ahora no ha funcionado y tampoco funcionará, pero que algunos internacionalistas en Bolivia defienden como un buen camino a seguir, opinión que yo no comparto, ya que aparte de que quede una nota diciendo que se escuchó la queja boliviana, no se debe olvidar que Chile se encarga de que también quede anotado que ese problema es bilateral, cuestión que todos los países terminan apoyando, en especial Perú.

En resumen, lo mejor es que Bolivia se prepare para ver cómo intervenir después del futuro "casamiento" de Perú y Chile, siendo lo más probable que la posición negociadora boliviana quede debilitada después de ese matrimonio que a todas luces quieren ahora tanto peruanos como chilenos. Por tal razón, lo mejor sería que se empiecen a explorar otras salidas alternativas al corredor al norte de Arica, como lo es el intercambio de enclaves, dando tanto a Perú como a Chile enclaves en la zona de Puerto Suarez (para acercarlos a la zona agroindustrial brasileña) a cambio de enclaves en sus costas, ya que la posibilidad de obtener el mentado corredor pienso que quedó definitivamente eliminada.

Pensar lo contrario es perder el tiempo.