jueves, 27 de marzo de 2014

EL METODO NEOPOPULISTA


Oscar Ortiz Antelo

El neopopulismo chavista que gobierna algunos países latinoamericanos ha demostrado ser un modelo tan perverso y efectivo en la destrucción del Estado de Derecho, el orden democrático y las sociedades abiertas, como el de los antiguos regímenes totalitarios. Su principal fortaleza es haber llegado al poder ganando elecciones, lo cual le ha dado una especie de impunidad internacional para atropellar los derechos de quienes piensen diferente. Una vez en el poder, estos gobiernos reforman la Constitución para controlar la institucionalidad democrática y someter los órganos del Estado al presidente y líder supremo. 

Con la legitimidad del voto se destruye los fundamentos democráticos desde la misma democracia. La mayoría alcanzada en las elecciones es asumida como una vía libre para gobernar discrecionalmente. Quienes asumen posiciones críticas, disidentes o de competencia electoral se deben enfrentar a un permanente acoso judicial de tipo penal, que en algún momento los lleva a decidir entre el exilio, la cárcel o la incertidumbre permanente sobre su situación jurídica. Por esto, el neopopulismo es tan peligroso y efectivo.

No necesita quitar explícitamente la libertad al conjunto de la población, sino concentrarse selectivamente en un reducido número de personas muy conocidas y representativas de la oposición, las cuales son constantemente perseguidas, a fin de dar el mensaje al conjunto de la ciudadanía de que no es conveniente oponerse al Gobierno, por los altísimos costos en la seguridad y el bienestar personal que se deben asumir.

El sueño totalitario de controlar la información se vuelve la prioridad. El aparato estatal de comunicación crece sin cesar y la publicidad oficialista se vuelve indispensable para la supervivencia de los medios. Se crea un sistema de palo y zanahoria por el cual quienes renuncian a su independencia reciben publicidad a raudales y quienes la pretenden mantener, auditorías y multas, hasta que caen en la autocensura o se venden a supuestos inversionistas afines el Gobierno. Es un método ejecutado para el control político de una sociedad a la cual se le ofrece niveles reducidos de libertad a condición de que el poder sea monopolizado por el líder y su pequeño entorno