miércoles, 24 de junio de 2015

[Aula Libre] Descolonización legal




 

Cynthia Perou G.

 

No podemos negar que los símbolos por excelencia, que definen el proceso de exterminio y colonización en la  América española, son la espada y la cruz. El acero forjado en espadas y las cruces de madera se fusionaron para infundir miedo y muerte a los pobladores primigenios de estas tierras. El proceso colonizador nos dejó marcas indelebles en el espíritu las cuales aún persisten y que las vemos, algunos escandalizados y otros satisfechos, en el cotidiano desempeño de todos los latinoamericanos.

 

Sin embargo, la marca más profunda del latrocinio hispano y que caracteriza la colonización hasta la actualidad, es, sin duda, el estrecho vínculo entre la moral religiosa y la legislación en casi toda Latinoamérica. En efecto, si nos ponemos a analizar en retrospectiva, a los bolivianos nos tomó hasta 1931 tener legislado el divorcio; a los argentinos hasta 1990 y a los chilenos hasta el 2004. Todo por la frase que se dice en la misa de esponsales "Lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre" Lo mismo sucede con temas más controvertidos como el aborto y la eutanasia o el matrimonio civil de personas del mismo sexo.  Todo está limitado por mandatos religiosos.

 

Cualquiera de nosotros, hubiera pensado que con la fundación de un Estado Plurinacional laico, ciertos temas que, previamente podríamos considerar discutibles, debieron ser ampliamente superados por y desde ese Estado.  Es cierto que tiene sólo seis años, pero ni siquiera se han abordado estos temas y otros de igual importancia. Todo porque la moral religiosa se impone ante la ética de gobernar por el bien común.

 

Nos casamos voluntariamente, debemos divorciarnos voluntariamente. La voluntad y no la religión definen nuestro estado civil. Si dos personas del mismo sexo desean acceder a derechos civiles y patrimoniales mediante el matrimonio civil,  el Estado está obligado a precautelar que así sea. Nadie pide bodas homosexuales en la Catedral Metropolitana, sólo se trata de igualdad de derechos para las personas.  Estos derechos no tienen nada que ver con los Libros bíblicos del Levítico o el Deuteronomio donde se prohíbe "yacer" con personas de igual sexo. Puede que sea una abominación religiosa, como comer cerdo, pero es un derecho civil y se debe legislar para no excluir o discriminar a ningún ser humano.

 

El caso de la menor de once años violada por un mototaxista en Santa Cruz ha puesto en evidencia el tamaño desproporcional de la hipocresía que circunda el tema del aborto.  Se ha hecho más hincapié en la postura de la familia de la menor violada, que en el repugnante hecho delictivo de la violación a una menor de once años.  El Tribunal Constitucional ha dado luz verde para que se practiquen abortos a las víctimas de violación. Moralmente podemos discutir, pero legalmente no.  Eso es lo importante.

 

¿Somos parte de un Estado laico? ¿Está el Estado haciendo suficiente para descolonizar la Ley y separarla definitivamente de la religión que nos dieron nuestros colonizadores? Y no se equivoquen, soy una devota y ferviente Católica, pero antes de ser católica soy Stronguista y antes de eso, un ser humano y como nos dejó dicho Protágoras: El ser humano, es la medida de todas las cosas. No su religión, ni su raza, ni su condición social o económica, ni su nivel de instrucción, ni su elección sexual, ni sus deseos de vivir o morir, sólo su condición de ser humano.  



__._,_.___

Enviado por: CYNTHIA PEROU <cynthia_perou@hotmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___