miércoles, 14 de octubre de 2015

[Aula Libre] Democracia residual (Puka Reyesvilla)





En la víspera de recordarse el aniversario de la reconquista de la democracia en Bolivia, luego de años dictaduras y de sendas interrupciones golpistas a dos intentos de instalarla, ese inefable personaje llamado Juan Ramón Quintana –como haciéndolo a propósito- calificaba a la alternancia en el poder como "tontera". Uno más de los permanentes improperios con los que, desde que se hizo del poder, el régimen desacredita los principios y valores democráticos; una prueba más de su talante autoritario.


Y no me extraña que el oficialismo no hubiera –salvo alguna expresión "por cumplir"- programado un homenaje a sus constructores (muchos de ellos gente del pueblo, poco conocida) y a sus conductores más connotados; en última instancia, aunque la denueste, este gobierno es beneficiario de la democracia por la que aquellos lucharon. Que rinda tributo a la conquista democrática sería una impostura en boca de este régimen: a propósito, el campamento de víctimas de las dictaduras instalado frente al ministerio de Justicia es la imagen más patente de su desprecio por ellas. Aunque por su crónico delicado estado de salud no formaba parte del grupo de activistas, mi recientemente fallecido padre, se fue sin haber percibido los Bs. 16 000 (¡dieciséis mil bolivianos!) con los que fue calificado en su calidad de exiliado durante la dictadura de Banzer. Ahora que no está, agradezco, como experiencia singular,  la "irresponsabilidad" que tuvo al llevarme a sus reuniones clandestinas -¿quién iba a sospechar que un padre con su niño a cuestas acudía a una reunión para conspirar contra el régimen?-. Esta historia tiene episodios deliciosos que algún día contaré con mayor detalle…


La manera en la que, durante casi diez años, este régimen ha ido socavando las bases de la democracia reduciéndola a su mínima expresión –el ritual del voto-, es, a la vez que perversa, digna de la mayor admiración, en tanto que por efecto de la, ahora menguante, bonanza –que, por lo demás, no es en modo alguno mérito propio, y a la que empiezan a diluírsele sus pies de barro- buena parte de la población permaneció indiferente ante su arremetida autoritaria. Al actual estado de las cosas, en términos políticos, lo llamo "democracia residual", estado que mientras lo administre este régimen será mantenido en niveles ínfimos que le permitan asegurar que "no estamos en dictadura", aunque el "Le meto nomás" del caudillo bárbaro sea el equivalente prosaico del clásico "El Estado soy yo" del refinado Rey Sol.


Cito, a continuación, una párrafo de las consideraciones finales del Informe sobre la Calidad de la Democracia en Bolivia 2014, elaborado por la Asociación Boliviana de Ciencia Política: "La democracia en Bolivia cumplirá este año (2015), 33 años de vigencia ininterrumpida. Es todavía joven y no termina de asentarse completamente. Las principales instituciones democráticas fueron instituidas entre 1982 y 2000, precisamente en el período de los partidos "tradicionales". Y más allá de los estereotipos que hoy circulan acerca de dichos partidos, no puede negarse que contribuyeron a la construcción de un verdadero sistema democrático".


Hoy son moneda de curso "legal" las persecuciones de carácter político, las cortapisas a la libertad de expresión, la ausencia de contrapesos, el pisoteo de los derechos humanos, el asedio sistemático a toda organización crítica del régimen, la disolución de la independencia de poderes y, por tanto, de instituciones capaces de ponerle límites al poder del caudillo.


Potencialmente, sin embargo, este pequeño residuo democrático llamado "voto", sorteando fraudulentos obstáculos, puede reconducir al país por la senda democrática de la que fue arrancado por quienes quieren perpetuarse en el poder.




__._,_.___

Enviado por: aguadoble@yahoo.es


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___