jueves, 10 de diciembre de 2015

[Aula Libre] Tomando de su propia medicina



TOMANDO DE SU PROPIA MEDICINA:
Por: Gustavo Blacutt Alcalá
 
Después de conocer los resultados finales de las elecciones parlamentarias en Venezuela, el Presidente de ese país, Nicolás Maduro, destacaba el dato de que a pesar de la terrible situación económica, la escasez de alimentos y la inflación por la que atraviesa el pueblo venezolano, todavía un 42% de la población seguía de pie defendiendo la revolución bolivariana.
 
El dato revelado por el Presidente Maduro, es sin lugar a dudas un dato notable, que no ha sido objeto de examen por parte de los analistas políticos, que están abocados a explicar las implicancias que tiene el hecho de que la Mesa de la Unidad Democrática haya alcanzado una mayoría calificada de 2/3 en el seno de la Asamblea Nacional Venezolana y las facultades que hoy le otorga esa mayoría excepcional.
 
Sin embargo, es bueno analizar el dato revelado por el Presidente Maduro, que muestra la diferencia que existe entre el número de votos obtenidos en las urnas y el número de diputados obtenidos en el poder legislativo.
 
Esta diferencia es una forma anómala de privilegiar ciertas circunscripciones electorales que con un menor número de habitantes pueden elegir el mismo número de representantes, que una circunscripción con mayor número de electores, produciéndose una distorsión en la valorización del voto, que al final resulta en generar ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda de cara a la representación parlamentaria.
 
¿Cuál la razón por la que se hace esa distribución anómala? La razón principal, es la de sacar ventajas electorales, de parte de aquellos partidos políticos oficialistas que aprovechan su paso por el poder para diseñar a su conveniencia una distribución inequitativa y desproporcionada en la distribución de diputados. Este mecanismo consiste en diferenciar las regiones con mayor número de electores afines al partido oficialista de aquellas que no lo son, una vez hecha esa distinción se asigna el mayor número de circunscripciones a estas regiones adeptas al partido oficialista y el menor número de circunscripciones a aquellas regiones que son consideradas bastiones de la oposición. Por lo que lógicamente el oficialismo aunque tenga un menor número de electores obtiene un mayor número de parlamentarios de los que obtendría si no existiera esa desproporcionalidad.
 
Es bueno aclarar que este tipo de distribución desproporcionada e inequitativa no es patrimonio solamente del sistema electoral venezolano, al contrario tiene cabida en muchos países de nuestra región, incluido nuestro país (Bolivia).
 
Sin embargo lo que no toman en cuenta los partidos oficialistas, es que tarde o temprano los ciclos del poder cambiarán y la ventaja de hoy, puede convertirse en la pesadilla del mañana.
 
Hoy el Partido Socialista Unido de Venezuela esta bebiendo de su propia medicina y saborean no solo el trago amargo de la derrota, sino prueban el desagradable revés de que la MUD con sólo el 58% de los votos controla el 66% de la Asamblea Nacional, lo que le permitirá una serie de ventajas legislativas que incluso pueden derivar en el acortamiento del mandato del Presidente Maduro.
Lo mismo sucede en nuestro país, en el que la desproporción de las circunscripciones rurales frente a las circunscripciones urbanas son de tal magnitud que el área urbana que representa el 72% de la Población elige solamente al 47% de la representación parlamentaria uninominal, frente al área rural que con un 28% de la población elige al 53% de la representación parlamentaria uninominal, rompiendo con todo principio de equidad y justicia. Por lo expresado, considero que estamos a tiempo de realizar una profunda reflexión sobre este tema  y de manera consensuada encontremos una fórmula que elimine esa desproporcionalidad tan dañina para la democracia de nuestro país.
 
Gustavo Blacutt Alcalá
 
 


__._,_.___

Enviado por: =?UTF-8?Q?Gustavo_Blacutt_Alcal=C3=A1?= <blacuttgustavo@yahoo.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___