martes, 18 de abril de 2017

[Aula Libre] SEÑORES DE LA GUERRA



SEÑORES DE LA GUERRA

Por:  Carlos Tony Sánchez *

El escritor de los inicios en el libro viejo, nos cuenta que uno de los hermanos obtuvo el favor de Dios, el otro no; y éste,  airado y lleno de codicia insatisfecha (por el favor de Dios), cargó contra aquel y lo mató. Y la voz de la sangre derramada del inocente clamó y el homicida fue maldito, por quien otorga su favor, a quien El lo estime conveniente.

La misma historia año tras año, centuria tras centuria, milenio tras milenio, se repite. Los hombres no cesan de matar al inocente. "No hay nada nuevo bajo el sol, lo que es ahora, ya fue y lo mismo será" espetó el sabio. Nada nuevo bajo el sol, los hechos y los actos viles son rutina. Y no es cuestión de globalización, que algunos analistas estiman ya en extinción. Es cuestión de codicia, veneno que aún los ángeles del cielo probaron y cayeron. De tamaña calaña, es este temible enemigo mortal.

Y el yugo (la codicia), anti-valor por excelencia, no solo se ha reproducido como la peste, sino que ha establecido su reinado planetario. Hoy, su vástago, el individualismo (el que derrotó al humanismo del siglo XX) es la luz, el faro que inyecta los ánimos, que motiva las acciones y que genera los objetivos de los hombres.

Por esta razón, y no otra, los ciudadanos de la nación más poderosa del planeta, no elevarán sus protestas (aunque sí la fácil plegaria) frente a la aniquilación de pueblos enteros lejos de sus fronteras. No, no lo harán, pues eso les garantiza un "establishment" requisito para sus propósitos personales, que como dije, son exclusivamente egoístas, individualistas.

Pero esto, lo saben ¡ y como no ¡ los Señores de la Guerra. Han creado un monstruo, una bestia descomunal que incluye a los Medios, la Tecnología, la Economía, la Ideología, la Religión…una inmensa y vil telaraña con la cual atrapar a un pueblo domesticado, que les permita actuar libremente; anulado en su capacidad de pensar, encadenado a la sociedad de consumo. Un pueblo bobo y comodón.

Pero los Señores de la Guerra, no van a la guerra ni se ocupan de diseminar la peste. Tienen entusiastas operadores políticos y mediáticos, religiosos…e inclusive científicos, en su tierra y alrededor del mundo. Gentuzas, de honor perdido, que crean ejércitos de demonios exterminadores, artífices de nuevas guerras a cambio de un plato de lentejas. Son las serpientes que generan miedo, que a la sazón, es el instrumento más eficaz para el dominio imperial, como lo es –también-, para sus pares bravucones.

 "¿Está bueno su dinero?¿les comprará su perdón?", preguntó a los Señores de la Guerra - en una de sus canciones emblemáticas- el Premio Nobel de Literatura, Bob Dylan; pocos años antes del premio de marras, Barack Obama (uno de los Señores de la Guerra) recibiría el Premio Nobel de La Paz.  Como para descuajarse los sesos y el alma. ¿Cuál el sentido de los premios?

Tremenda ingenuidad sería esperar que la presente situación cambie para bien.  Como no está en la naturaleza de los escorpiones dejar de insertar el aguijón, tampoco  en los hombres ricos y poderosos cesar en sus ambiciones, hoy ya desbocadas.  

La historia nos ha mostrado ascenso, poderío y declive de imperios y probablemente surgirá otro u otros imperios…pero este mundo ya está viejo, desgastado, cansado. Y con él, las gentes. Ya no es el fin de un ciclo, es la globalización de la agonía de la humanidad.

Los muertos que pisan los zapatos de los Señores de la Guerra y sus vasallos, no pueden hablar ni lo harán. Es la sangre, la sangre que inunda sus palacios, la que clama…y como al inicio, los homicidas malditos son y su condenación no se tardará.  ¿Cómo escaparán, Señores de la Guerra?

* Profesor.




__._,_.___

Enviado por: carlos tony sanchez <tonysanchez_77@hotmail.com>


------------------------------------------------------
AULA LIBRE distribuye mensajes, comentarios, opiniones y otros de interés colectivo, sobre temas políticos bolivianos, de autoría de los miembros inscritos, preferentemente. NO SE DISTRIBUYEN publicidad, envíos anónimos, artículos de terceros, textos publicados por otros medios de comunicación, respuestas a mensajes o mensajes destinados a un miembro en particular, ni aquellos referidos a otros países o temas; tampoco los que contienen agresiones y faltas de respeto a los miembros del grupo. Por razones técnicas tampoco se distribuyen envíos con archivos adjuntos.

Para cancelar su suscripción a este grupo, envíe un mensaje de correo-e a:
aulalibrebol-unsubscribe@yahoogroups.com





__,_._,___