domingo, 29 de marzo de 2009

Re: Obama y la educación

Mariana Machicao
marianamachicao@gmail.com

Acerca de la educación en Bolivia y con autoridad de formación pero principalmente de experiencia puedo estar de acuerdo en algunos de tus postulados, cuando sin embargo me parece que las cosas no deben hacerse por emular “a tal o cual” y que quede claro que el señor Obama merece como cualquier ser humano todo mi respeto.

Ahora, ¿qué pasa con la educación en Bolivia y qué pasó a lo largo de décadas?, pues lo resumiré tanto como me sea posible;

Bolivia es un país donde la educación históricamente y hasta ahora no fue tomada todo lo en serio que se debía , mientras países vecinos y lejanos llenaban de escuelas sus ciudades y comunidades rurales en Bolivia se cerraban posteriormente en tanto las reformas educativas planteadas con todo interés y criterio se acomodaban “al presupuesto”, pretendiendo ilusamente que nuestros maestros y educadores se formasen “en olla de presión” en talleres de poco mas de un mes para tranformarlos por obra de alakazam en pedagogos competentes sin observar su formación anterior , vocación , interés y /o compromiso por decir lo menos,……. y todavía nos preguntamos ¿porqué fallaron estas reformas?, es, mi querido señor más que evidente el bajo nivel de nuestros estudiantes, escolares, colegiales e inclusive universitarios que hacen trabajos mediocres mal redactados poco investigados y menos revisados para pasar con la nota mínima esencial, compensando lo incompensable y realizando malabares para “calificar”, el error por supuesto es del sistema, la Escuela ( nuestros maestros padres de familia y comunidad educativa en general ) no entiende , ni sabe, ni quieren MOTIVAR y la razón de que eso suceda es que en gran porcentaje no tiene interés, o vocación según se mire.

Muchos de los padres tienen otros objetivos más urgentes y seguro meno importantes y los maestros, estudiaron en normales porque era barato y casi, casi que se les aseguraba el sueldo, algunos mas ejercen el noble oficio de intentar transmitir conocimientos o información por el mero hecho de ser profesionales, sin darse cuenta la profundidad del daño que causan sin enterarse siquiera de lo que es didáctica.

Mi querido amigo, no van por ahí los tiros, no se debe ni se puede encarar un sistema educativo en base a improvisaciones ni imposiciones, ni en base a apresurarse en tiempos y talleres “cortos” que finalmente no anotan ni medio gol en los grupos meta a los que de manera errónea se intente “educar” no se debe ni puede lograr que los estudiantes califiquen a tontas y locas de acuerdo al contenido escrito de un pensum, cuando todo lo que hizo el maestro a cargo fue repetir como loro contenidos que nunca explicó, cuando todo lo que hizo fue simplemente estar de cuerpo presente y mente ausente en aula con los estudiantes sin hacerlos cómplices de su misión.

No se puede ni debe engañar a la población diciendo que ya no tenemos analfabetos cuando en realidad lo único que se logró es que un grupo de engañados adultos fuese capaz de dibujar las letras de su nombre encontrándose lejos siquiera de decodificar cuanto y mas de leer y escribir comprensivamente, con esos engaños no iremos avanzando, seguro que no.

La educación es un apostolado y militancia fascinante que cuando es bien comprendida respeta tiempos y capacidades motiva, ilusiona, enamora y encanta al estudiante logrando que aprenda por voluntad propia y no por forma y fortalece, gratifica, estimula y orienta al guía o maestro logrando niveles altos de entrega.

Nuestra Bolivia es sin duda un país con ILIMITADOS recursos naturales entre los que DESAFORTUNADAMENTE no se cuentan la capacidad técnica ni la académica de sus recursos humanos, lo que necesitamos creo yo, sin ánimo de ofender ni excluir a nadie , es encontrar el equilibrio que nos permita dejar de mentirnos respecto a resultados reales y comprometer los talentos que tenemos (dispersos y desconocidos a la fecha) estimulando a aquellos que son educadores desde el alma con formación apoyo y mas formación adicional si hace falta, herramientas en tanto sea posible, y claro con más dedicación, por otro lado se hace urgente limpiar la casa apartando a aquellos que no cumplen ni pretenden cumplir con el noble oficio del magisterio (claro está que eso provocaría huelgas y protestas …y qué??) . Para bien utilizar recursos y talentos es necesario tomarse en serio la educación, lo que necesitamos es dejar de criticar a Juan y a Pedro y hacernos cargo de que hasta ahora nos aplazamos todos en esto de educar en esta tierra, pero también reconocer que acciones aisladas mas o menos. Tenemos talentos dispersos y en bruto.

No por lo que dijo el Señor Obama, no por los que fallaron antes, no por los finlandeses, chinos o alemanes, hagámoslo solo y únicamente por lo que tenemos en material humano y principalmente por nuestra responsabilidad con las generaciones futuras y con esta tierra hermosa y rica en recursos naturales , nuestra Bolivia madre.