domingo, 25 de abril de 2010

El pollo, la Coca-Cola y la calvicie

Jorge Roberto Marquez Meruvia
jorgermarquez17@hotmail.com

Creo que ya sabemos el por qué, nuestro presidente cada vez que dirige la palabra en algún foro mundial los únicos que tienen el placer de escucharlo son la delegación boliviana – entre bostezos y algo de sueño - , también a ese acto heroico de escuchar al primer mandatario boliviano se unen con gran entusiasmo las delegaciones de Venezuela y Cuba.

Hay momentos en los cuales el Presidente Morales nos da a conocer en estos foros mundiales revelaciones divinas, las cuales posiblemente le son entregadas por chaskis astrales los cuales llegan desde lo más lejano de la Alaxpacha y son dados en conocer en Tiquipaya por obra y gracia de la Pachamama. En este foro sobre el medio ambiente el Presidente Morales nos hizo revelaciones importantes para la humanidad como ser: "El pollo que comemos está cargado de hormonas femeninas. Por eso, cuando los hombres comen esos pollos, tienen desviaciones en su ser como hombres"; "La calvicie, que parece normal, es una enfermedad en Europa, casi todos son calvos. Y es por las cosas que comen. Mientras, en los pueblos indígenas no hay calvos, porque comemos otras cosas" y "Llegué a la conclusión de que es mejor tomar la chicha de maíz que la Coca Cola. La Coca Cola hace daño" – y que según el Presidente sirve para destapar caños -.

Es lamentable escuchar de un primer mandatario este tipo de declaraciones, pero más lamentable aun debe ser que semejante discursito parece haber salido de uno de los personajes de Jim Henson (creador de The Muppets) o que posiblemente el Presidente Morales le haya robado una de las ideas centrales de la próxima película de Woody Allen. Debemos tomar en cuenta que posiblemente después de semejantes declaraciones Kermit the Frog al hablar sobre el calentamiento global, la conservación de la naturaleza y el discurso del Presidente Morales simplemente dijo… "It's Not Easy Being Green".

Lo que el Presidente Morales no debe saber, es que los alimentos transgénicos como el pollo al cual se le imparten hormonas femeninas existen hace no más de dos décadas y que la homosexualidad existe desde antes de Cristo; lo mismo pasa con la calvicie, ya que está no es una enfermedad sino más bien un tema genético que existe desde la antigüedad, claro ejemplo es Sócrates y que no se da en los indígenas ya que estos tienen un distinto mapa genético que sus vecinos los "colonialistas malvados" europeos y para terminar debemos de mencionar su lucha sin cuartel contra la Coca-Cola que en su primera etapa gano la bebida más conocida del planeta.

Esperemos que este tipo de declaraciones para-científicas no se vuelvan a repetir ya que son lamentablemente muy graciosas y nada serias. En estos últimos días dichas declaraciones han sido el material para programas humorísticos de todo el planeta, haciendo de este modo que no solo los bolivianos, sino también todos los hispanoamericanos seamos los payasitos del planeta.