domingo, 18 de abril de 2010

RE: TIQUIPAYA 2010

Oscar Simoreal
simoreal@hotmail.com

He leído mucho rencor en esta lista. El rencor no es buen consejero para ninguna cosa, ni para vivir mejor, ni para afinar nuestras ideas, y mucho menos para construir país.

He leído, en esta lista cosas raras, recientemente he leido incluso algo parecido a que el MAS había perdido las elecciones municipales y departamentales del 2010, pero... ¿En toda la historia de la república boliviana ha habido algún partido que obtuviera el 50% de todos los votos válidos? ¿El 50% de los votos es una derrota? Porque si es así, ¿cómo deberíamos calificar el resultado de los demás partidos que han concurrido han a esas elecciones?

Re: TIQUIPAYA 2010, de Don Luís Siles ha sido la gota que ha hecho rebosar el vaso, no porque contenga más rencor que otros mensajes, sino por "acumulación de gotas".

Don Luís, aunque este no es el tema que me ha motivado a escribirle, disculpe mi osadía al aclararle a usted, un politologo, el concepto de la legitimidad de los gobernantes electos.

"La producción de hoja de coca, sustento político, económico, y principal fuente de legitimidad presidencial", Don Luís Eduardo Siles.

Verá, ningún presidente del mundo, elegido mediante sufragio universal, debe su principal fuente de legitimidad ni a la hoja de coca, ni a la producción de petróleo, ni al valor de su patrimonio... Don Luís, la legitimidad de los gobernantes emana de los votos del pueblo. Y en el caso del presidente Evo Morales tiene algo más de un 60% de legitimidad, expresada de modo directo por los electores bolivianos.

El tema del que le quería hablar es otro. La destrucción de la Tierra es una verdadera desgracia que parece difícil de contener. No recuerdo si fue el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas) quien realizó un estudio sobre el nivel de consumo de España en los últimos años, cuando España sola (44 mill de habitantes) construía más viviendas que Alemania (+ 80 mill), Francia (65 mill) e Inglaterra (60 mill).

El estudio concluía que si todo el planeta consumiese al ritmo que lo hizo España durante el periodo de muestra los recursos del planeta solo alcanzarían para sostener a más de 2.400 millones de habitantes. Actualmente nos acercamos a 7.000 millones y todos tenemos los mismos derechos.

Entiendo su preocupación por el planeta, y la alabo, pero creo que cuando se tiene un problema verdaderamente grave los cuidados paliativos deben atacar a las causas que más contribuyen a ese deterioro. Si usted, don Luís está preocupado por la deforestación de Bolivia, tiene muchos enemigos con los que pelear antes que con los productores de coca. Frente a las 50.000 hectáreas que se dedican a ese cultivo autóctono no mecanizado y que da subsistencia a muchos miles de bolivianos, se han deforestado más de un millón de hectáreas para dedicarlas a la producción de un monocultivo masivo exógeno: efectivamente, la soya; que por cierto, contribuye a la inequidad en la concentración de la tierra y proporcionalmente da subsistencia a muchos menos bolivianos. O ataque a la ganadería que también ha deforestado millones de hectáreas en América....

De todos modos le pido disculpas, don Luís, si he interpretado mal sus palabras. Si realmente sus prioridades son otras diferente a la salvación de los bosques bolivianos, le pido disculpas, porque se me hace extraño que una persona instruida como usted ataque un cultivo autóctono y minoritario cuando es evidente que existen causas de la deforestación bastante más intensas y que usted obvia en su escrito.

Claro que también me extrañaría que teniendo otras inquietudes, diferentes al de la deforestación no las mencione. Porque en el tema de la contaminación, el procesamiento de la soya también es de los más contaminantes.