domingo, 2 de mayo de 2010

Cuajes democráticos

Franz Rafaél Barrios González
franzrbarrios@yahoo.com

El nuevo Defensor del Pueblo, Rolando Villena, fue presidente de la Asamblea Permanente de los Derechos Humanos de Bolivia (APDHB) y en ejercicio de ese cargo culpó al ex prefecto de Pando, Leopoldo Fernández, de los violentos enfrentamientos en Porvenir, el 11 de septiembre del 2008. Elaboró un informe en el que calificó de "masacre" el hecho y descalificó otro elaborado por la Unión de Organizaciones Democráticas de América (UnoAmérica) que acusaba al presidente Evo Morales.] *

Rolando Villena obtuvo el mejor puntaje democrático. Así la aritmética social consagró a este individuo como al más idóneo de entre los incapacitados e in hábiles políticos, postulados por el salario (oficial/extra) y el beneficio de figurita pública (modelo conciliador**).

El primer puntaje conseguido, si invertimos valores y se evaluara a partir de una de-meritocracia. El hecho de que se enunciara (como aliciente temporal) el que todos los postulantes gozaban de ¨las mismas posibilidades¨, no lo hacia -de por si- democrático, la variedad de perfiles c. Currícula, tampoco olía a más/mejor democracia. Pero la decisión de los aplastantes 113 votos de los asambleístas fue la mejor expresión de cómo lo democrático a violenta, en razón de su voluntad popular, cánones reglamentarios y de orden constitucional.

Puede que el oficialista se excuse en el -demos- espíritu de su ¨merito y virtud***¨ circunscriptos en los parámetros de calificación masistoides, una vez considerados para la dirección de cierta repartición ejecutiva: (1 praxis sindical, 2 experiencia laboral 3 formación académica). Valoraciones que en la aclamación de Villena fueron más cerradas al fuero de lo vivencial, se tiene más: ¨apoyo de organizaciones sociales, experiencia en dirigencia de sectores sociales¨****. Ah y mérito, algún cierto tipo de, por si acaso…

¨Ya les tiene que tocar a los que nunca, y además ya está hecho ley¨ oficialista arlequín

La sobre ponderación sector-social y el perfil de quien la cumpla o no, hacen más que ideo matizar la función y el cargo, o contentar determinados sectores. Se están democratizando peligrosamente ámbitos que deberían preservarse vírgenes para el tedio técnico, muchas veces más preciso que la especulación de aquellos que se las dan de hippies-sociólogos/queda bienes. ¿Cuanta ¨humanidad¨, azúcar es necesaria e imprescindible para gestionar conflictos concernientes a los DDHH, el Estado y el Gobierno?

¿La democracia esta habilitada, preparada para poderse auto controlar? Pues al final lo que se consigue con la institución de la ¨defensoría del pueblo¨ y su gerente, es ubicar en el tablero democrático una pieza débil y que además se la concibe como un otro agente del espectro democrático. Previendo hasta puede que la defensoría se ¨descolonice¨ y se la llegue a denominar ¨coordinadora perengana¨. Metabolizándose por completo en democracia.

NOTAS
---------------------------------
* http://www.la-razon.com/version.php?ArticleId=983&a=1&EditionId=61
** Uno de los mejores cargo/excusa que la democracia pudo generar para sobrevivir gestiones gubernamentales sin padecer culpas ni efectos ideológicos. El ¨defensor del pueblo¨ debería transmutar su cargo y objetividad en, mejor, un defensor del consumidor, si al final el DDHH es visto y manejado cual fruto material de canje o venta. Las famosas mesitas-diálogo, taciturnas y solutorias de entuertos incendiarios en el cortísimo plazo.
*** Virtud trialista
http://franzbarrios.blogspot.com/2010/03/virtud-trialista.html
**** ¨La mayoría masista designa a Villena como nuevo Defensor¨
http://70.85.155.245/noticias/01-05-10/noticias.php?nota=01_05_10_poli3.php