domingo, 30 de mayo de 2010

GOBERNADORES A PONERSE LAS PILAS

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

¡Finalmente llegó el día!. Pese a las amenazas, maquinaciones y las movidas políticas al mejor estilo licántropo ahora Bolivia tiene 9 gobernadores lo que conlleva a evidenciar que la política y sus vaivenes son como un mar en plena tormenta donde todo puede suceder. Aquellos miopes a quienes se les erizaban los pelos al escuchar "autonomía" ahora se las tienen que tragar porque también hay "gobernadores". Aquellos que todavía viven pensando que la luna es de queso pensando que el centralismo es lo mejor que puede existir en términos de administración y unidad, ahora deben volver a la escuela o pedir que alguien les explique qué es gobernabilidad y descentralización.

Sin duda los tiempos están cambiando parafraseando la legendaria canción del judío Robert Zimmerman mas conocido por Bob Dylan (The times, they are changing). Tantas cosas han sucedido que las pitonisas, viboreros, visionarios, adivinos, presentadores de televisión, analistas, politólogos y escribidores han quedado cortos en su calculo aproximado sobre el desenlace de la historia. Mientras opositores y oficialistas se reúnen por separado para planificar las arremetidas contra el adversario, nosotros los ciudadanos soñadores e ingenuos nos imaginamos una vez más que todo marchará bien. Sin peleas, sin trifulcas, sin negociados, sin prevendalismo ni padrinazgos, sin bloqueos ni papelones que causan vergüenza nacional. ¡Dios nos oiga!

Por el momento, es decir, circunstancialmente, los gobernadores tienen la facultad de erigir políticas de desarrollo social para sus regiones. Por el lado de la oposición así será, por el oficialismo ya todo esta cantado y se hará lo que se ordena desde palacio de gobierno pero mientras dure la esperanza, la predisposición, las actitudes pro región, las nuevas autoridades tienen mucho que esforzarse principalmente con una mentalidad visionaria.

CUIDADO CON REPETIR ERRORES
Si todavía quedan sobrevivientes de anteriores gestiones prefecturales y ahora tienen el cargo de gobernadores, es altamente beneficioso y por ende saludable, cambiar esa visión obtusa de hacer gestión con los 4 o 5 amigos que nos rodean y están firmes en los churrascos (en occidente se dice parrillada) sin dar opción a iniciativas de ciudadanos comunes que desean aportar con sus ideas, proyectos e inquietudes. En toda la parafernalia electoral pasada nunca se escucho hablar de "fomentar las iniciativas ciudadanas". Muchos se autonombraron representantes de las grandes multitudes pero a la hora de hacer gestión llevaron a sus familiares, amigos trasnochados y a cuanto obsecuente se les puso de alfombra en el camino.

¿Usted cree que si se apersona a la Gobernación de su departamento (otrora Prefectura) para plantear algún proyecto o alguna sugerencia técnica, alguien lo atenderá con todo el respeto y atención inherente a un ciudadano en ejercicio? ¿De tantas Secretarías y Direcciones tan vorazmente peleadas y apetecidas en estos días de posesión habrá alguna sección donde una humilde, Jovita Pesoa, Saturnino Aireyu o Froilan Quispè puedan ser escuchados y atendidos por un funcionario técnico?

¿Los nuevos funcionarios entrantes o los ratificados tendrán un mínimo de idoneidad para encarar sus responsabilidades laborales al margen de ser los eternos adulones, mujeres pintarrajeadas y fingidas o cantantes de karaoke con experticia en tocar guitarra? A veces las palabras suenan crudas pero nuestra administración pública cada vez mas se parece a una lombriz o tenia parasitaria que vive en los intestinos y se alimenta de lo ajeno sin el mínimo esfuerzo.

Los "Gobernadores" al margen de las habilidades, destrezas y mañanas que han aprendido en la jungla política deben ser certeros en elegir a sus colaboradores, especialmente a quienes manejan y dirigen recursos humanos ya que la eterna respuesta "vuélvase mañana" es la maldición latente que todo ciudadano debe soportar cuando realiza algún trámite en dependencias públicas mientras la o el servidor público están leyendo "sociales" de algún periódico inmaculado, hablando por celular o simplemente vendiendo perfumes y cremas en calidad de promotoras de belleza, olvidando que están desempeñando un cargo público.

Gobernadores a ponerse las pilas. Queremos gestiones proactivas, asertivas basadas en calidad y calidez. No es nada del otro mundo. Por favor no se encierren con sus cuatro amigos que a la larga ellos se convertirán en "reyes chiquitos" con el riesgo de que cualquier momento les muerdan la mano porque muchas veces cría cuervos y…….