sábado, 15 de mayo de 2010

POTOSI: ENTRE PATRIMONIO CULTURAL O DE LA ESTUPIDEZ DE LA HUMANIDAD

Jaime Chumacero López
jchumacer@yahoo.com

La noticia de la semana, difundida por CNN en Español en reiteradas oportunidades del día Miércoles 12 de mayo y reprisada en este día Sabado, muestra como en el Cerro Rico de Potosí, existen niños mineros que trabajan en interior mina y como ejemplo la noticia muestra a una niña minera (de 14 años de edad) quién se introducia dentro de la mina empujando un contenedor (carro de fierro) de minerales, a traves de un anden minero a recoger los minerales depositados en su interior por los trabajadores mineros (en terminos de este tipo de actividad, a la niña se la muestra en el rol de carrero, estos son peones que cargan el mineral desde interior mina y la sacan al exterior), posteriormente se muestra a la niña, caminando con rumbo a su escuelita, la noticia además, muestra como esta misma niña tiene que compatir sus actividades entre ir a la escuela todos lo días y todas las noches en su labor de interior mina. Dicha niña además es cotidianamente bendecida por su viejecita madre para que esta sea no tenga que sufrir ninguna vicisitud en interior mina.

En otra escena de informativo se muestran a un niño tambien de 14 años, quien narra que desde los 10 años de edad los niños tienen que entrar a trabajar a interior mina, supuestamente en ambos casos son las circunstancias de la pobreza los que hacen que a tan temprana edad los niños se sientan obligados a ingresar al Cerro Rico a extraer sus minerales. Pero tambien y sin desparpajo alguno la reportera da numeros de la cantidad de niños que trabajan de manera similar y cuya cantidad supuestamente asciende a mas de 3000.

La noticia dada en CNN fue dada en el contexto de una premiacion anualizada denominada Nuestros Heroes, y el pretendido o prentendida es una ONG con financiamiento Aleman que trabaja en la ciudad de Potosí, la misma que preserva de que los niños no se encuentren en esta actividad. Sin embargo de esto, la noticia tiene un marcado sesgo y quiza una tramoya en la muestra de las imágenes y en la ejemplificacion dado que:

Primero: los niños mineros mostrados empujando a traves del anden de carga, son niños privilegiados ya que cuentan con riel en la entrada a sus respectivas minas, con seguridad la realidad es mas amarga dado que quienes ingresan a interior mina, en muchos casos lo hacen a rastras por agujeros diminutos

Segundo: la población de mineros en Potosí, no superan los 7000 trabajadores, este numero ademas refiere a la cantidad en epocas de bonanza minera, por lo tanto considerar que existan 3000 niños trabajadores mineros es una terrible exageración (no refiere a niños hijos de mineros, el mismo que con seguridad sera aun mucho mayor de 3000)

Ya sabemos que muchas ONGs, si no todas, no actuan de manera cientifica sino que estos desarrollan sus activismos tan solo para honrar con el financiador antes que lograr verdaderos cambios en la población beneficiaria, la que en muchos casos requiere de una asistencia mucho mayor al magro presupuesto de las financiadoras, quienes a su vez mas que buscar cambios objetivos (cualitativa y cuantitativamente), buscan tan solo posicionar a su Pais o su sigla, para efectos propagandisticos.

Pero entrando en lo profundo del tema, se imagina estimado lector que usted tenga que entrar una vez a la mina y si tiene suerte de un solo combazo pueda arrojar a la tierra una tonelada de mineral en una sola jornada de trabajo, con leyes por encima de 30 por ciento, sin duda usted habra en tan poco tiempo asegurado un ingreso regular de un asalariado publico de un mes, en epocas de bonanza minera debido a altas cotizaciones el jornal de trabajo llego incluso hasta 200 bolivianos; zas!!! de un santiamén en 30 dias de trabajo uno tiene acceso a 6000 bolivianos, y esto sin haberse gastado años y años de estudio, tan solo con un poco de fuerza bruta listo.

El Estado actualmente, no tiene control de la actividad minera en Bolivia, dado que es uno de los sectores sociales con mayor capacidad de interpelacion a cualquier gobierno, se acordara usted de la capacidad de enfrentamiento de estos a objeto de hacer que no ingrese a la presidencia de Bolivia el recientemente fallecido Hormando Vaca Diez. Estos son sin duda los mal denominados cooperativistas, personas (incluso el actual rector de la universidad Potosina) que cuentan con concesiones mineras (pagan tributo por la tenencia de tierra ya sea explotandola o simplemente resguardandola), pero que cuentan con numerosos peones a quienes les cancelan por jornada. En las epocas de auge minero, jóvenes provenientes del oriente boliviano, llegaron a las minas para lograr dichos ingresos; acuciosamente alguna vez pregunte a un hijo de un cooperativista, como hacian para que estos que provienen de las tierras verdes del oriente, se atrevan a ingresar a las profundidades oscuras, ilusamente me contesto que inclusive les drogaban con anfetaminas, aunque la droga usual es el alcohol, vinculado a la lejia, la sosa, el cigarro y la coca, pruebe usted esos 5 elementos y vera como vuela de cualquier miedo al diablo de las profundidades al reto a este.

Cooperativistas estos, que no cuentan con la minima seguridad laboral en interior mina, dejando que el propio jornalista ingrese con su propio guardatojo, sus botas y su lampara, en Potosí existe una alta mortalidad de personas entre los 20 a los 55 años, tanto asi que una estadistica levantada en el Cementerio general, por la cooperación cubana, mostraba que el 50 por ciento de todos los muertos en un año eran personas comprendidas en estas edades. Este dato es un tabu en Potosí, no existe ONG que encare seriamente esto, tal vez inducidos por ese falso respeto al trabajador minero otrora figura emblematica del proletariado boliviano de las epocas del asalariado de COMIBOL.

Esta claro que la necesidad natural hace que las personas trabajen, la mayoria de nosotros buscamos trabajo acorde a nuestra capacidad y preparación intelectual, por el cual buscamos ser equitativamente recompensados; sin embargo en el caso de la mineria (de esto tenemos sobradas experiencias), algunos tienen la alta suerte de encontrar vetas riquisimas (Patiño por ejemplo), otros cuentan con sobradas capacidades de capital (Sanchez de Lozada por ejemplo), otros cuentan con apoyos solapados gubernamentales (los mal denominados cooperativistas entre ellos Alave por ejemplo), todos haciendo escarnio de nuestra heredad para beneplácito de unos cuantos y pobreza, explotación peor que el mitayaje y muerte de los demas; esto muestra hasta que punto es necesidad, sacrificio o es vicio.

Mientras tanto el Cerro Rico que dio la vida a la ciudad de Potosí y que se cuenta como uno de los emblemas de la denominación de "Patrimonio, cultural y natural de la humanidad", se encuentra en esta disyuntiva de interpelacion entre precisamente esto, ser emblema de la muerte de miles de miles de personas que se atrevieron a explotarla o ser un icono del cual emergio el capitalismo moderno o simplemente ser el que dio origen a esta ciudad que hoy por hoy a diferencia de esa población altamente dependiente de COMIBOL, es ahora una pujante ciudad con una población que puede vivir sin la explotacion de dicho Cerro es mas puede vivir ya no de la mineria sino de esa riquísima historia generada y desarrollada en cerca de 500 años.

Esta es la disyuntiva en la que nos encontramos todos los potosinos, mantenernos en esta denominación patrimonial cultural de la humanidad o de cambiarla por ser el icono de la estupidez humana y quiza vicio humano, aunque vicio y estupidez son sinonimos en este contexto.