lunes, 31 de mayo de 2010

Reservas en riesgo

Alberto Bonadona Cossío
abonadona2001@yahoo.es

Muchos se preocupan porque las reservas internacionales puedan disminuir en su valor ahora que la fracción expresada en euros es próxima al 17% del total y esta moneda ha caído en su valoración debido a la crisis griega. También se expresa alguna inquietud porque el oro constituye el 12% del valor de las reservas y el valor de este metal está subiendo vertiginosamente en los mercados internacionales. Así, muchos se preguntan cuánto perdemos ahora que el euro pierde valor y cuánto se gana con los nuevos precios del oro. Sin embargo, lo riesgoso es que Bolivia invierte en títulos de países, como Portugal, España e Italia, economías al borde del colapso por el alto riesgo de no honrar el pago de sus deudas.

La valoración de las reservas internacionales siempre está expuesta a variaciones por el natural comportamiento de los mercados. Si el valor del dólar sube se gana y viceversa, lo propio ocurre con el oro. En la teoría y en la práctica de las inversiones financieras se recomienda diversificar los portafolios para reducir su exposición al riesgo, exactamente, causado por las variaciones naturales de los precios que se modifican continuamente en los mercados internacionales. Se considera que lo más apropiado es "colocar los huevos en diferentes canastas" para que, en el conjunto de las inversiones, si uno de sus precios cae, sea compensado por otro que sube.

Las reservas internacionales custodiadas por el Banco Central de Bolivia (BCB) se manejan como una cartera de inversiones. Está compuesta por varios tipos de valores en papeles y uno físico que es en oro. Son dólares en efectivo y en depósitos en cuentas de bancos extranjeros para responder a las necesidades internas y externas que le demandan al BCB. También están invertidos (buscan generar una rentabilidad) en títulos convertibles a billetes (portafolio de liquidez) y está el "portafolio euro". Este son inversiones en títulos valores, expresados en euros. El BCB informó en su boletín especializado que Francia, Italia, Bélgica, Portugal y España recibieron las reservas nacionales por este medio durante 2009.

Año en que se inició el portafolio en euros con 1.400 millones de dólares que compraron activos financieros por 1.007 millones de euros y la participación de las emisiones francesas se redujo de 76% a 15%, mientras la participación de los títulos italianos se incrementó de 15% a 69% dados los niveles atractivos de estas emisiones. Además, se mantuvieron exposiciones en títulos españoles, portugueses y belgas cuya participación posteriormente se redujo por sus niveles de tasas de interés cada vez menos atractivos. Las inversiones de las reservas bolivianas en euros sufren constantes variaciones. Sin embargo, es preocupante que Bolivia haya estado invirtiendo en títulos de países, como Portugal, España e Italia. Este es un aspecto que debería preocupar más que la subida del oro o la baja del euro como moneda. De la misma manera la información debería ser más fluida y oportuna en esta esfera.