domingo, 23 de mayo de 2010

Re: VERGUENZA BOLIVIANA y EL CASO RESERVADO DE SANTA CRUZ.

Jimmy Walker
jcwalker_2001@yahoo.com

Nuestra vergüenza internacional de las sinvergüenzadas de nuestra policía Nacional en declarar un ajustamiento de los narcotraficantes como "reservado" para no enterar a nuestra sociedad de lo involucrado que ellos están en esto de estar sobre la ley.

Hasta cuando vamos a estar subyugados por una peste policial que se lucra a base de dar golpes al narcotráfico, y que hasta tienen el coraje de formar cooperativas de ahorro y crédito (La Gran Grigota), después de haber sido militares volteadores, esto es ya el colmo y lo digo con uso de razón. Si esta gente omnipotente de nuestra justicia Boliviana sigue brindando esta clase de garantías ciudadanas constitucionales, que se nos espera en el futuro cuando seamos nuevamente culpables antes de ser declarados culpables así nomás de un plumazo.

¡El colmo de la justicia: Es vivir en Bolivia, pensar que las leyes protegen al ciudadano y te dan un tiro por la espalda después de enmanillarte con las esposas abusivas de la policía Boliviana!.

¡Esto del abuso policial no es de ahora, esto tiene raíces desde siempre que funciono ese verde olivo abusivo, grosero, chantajista y burlesco llamado policía Boliviana!

Si alguien me puede decir de como casi todos policías desde el grado de Capitán, Mayor, Coroneles y decime por favor si sus sueldos les permite tener y estar manejando esos tremendos vagonetones y no me digan de los Generales que no tienen una, sino varias vagonetas que cuestan más de 10,000 Dolares Americanos cada una, esto es la sinverguenzada más grande de nuestra historia de terror.

Un caso legal criminal se lo declara reservado cuando es de investigación imputable con daños al estado y es completamente del domino del estado o gobierno en su absoluto hermetismo para proteger sus intereses, pero no corresponde a un tal capitán que está poniendo de rodillas a esta institución que a mi parecer es porque hay alguien del gobierno inmiscuido también en este delito criminal.

El caso Rosza hubiera sido un caso reservado de investigación, pero la justicia Boliviana es una vergüenza para todos los Bolivianos que según piensan duermen bien hasta cuando naden en su propio charco de sangre.