miércoles, 7 de julio de 2010

ASAMBLEA MODERADA

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

La Asamblea Departamental, lo que debería tener como virtud, lo tiene como defecto, de acuerdo al concepto de la palabra, la Asamblea sería moderada en tanto y cuanto se aleja del exceso y actúa con prudencia. Nada más alejado de la realidad, la Asamblea se maneja entre la mediocridad, y el apocamiento. Pero lo que nos interesa es el moderamiento de la Asamblea, que se refiere a que "el Movimiento Al Socialismo (MAS) pretende "moderar" mediante las asambleas legislativas departamentales los estatutos autonómicos de Beni, Santa Cruz, Pando y Tarija, que fueron aprobados en referendos no autorizados por el Congreso en 2008" (La Prensa).

Los movimientos sociales, ahora "movimientos para-políticos, alegan que los estatutos aprobados nunca fueron consensuados, desde la senadora por el MAS doña Sonia Guardia, hasta don Luis Alfaro, diputado por Tarija que estuvo y es testigo de la elaboración del estatuto autonómico, niegan la voluntad popular escudados en las consignas del gobierno nacional .

Nuestra "moderada asamblea", de yapa "autonómica", ha frenado conciente y políticamente la aprobación del POA departamental., En una maniobra que pretende ahogar económicamente al departamento, con el fin de defenestrar a la gobernación por inacción en la ejecución de obras y en la cancelación de salarios a sus dependientes, se pretende volver a los gloriosos tiempos de la UDP, cuando en su afán destructivo la oposición fascista y oligárquica de ese entonces hizo un bloqueo legislativo a la presidencia de Don Hernán Siles Suazo.
Toda acción de la gobernación, será frenada por la inacción o bloqueo de la Asamblea, hoy, no avalan y cuestionan observaciones y propuestas a la Ley Marco de Autonomías y Descentralización (LMAD), presentadas ayer por parte de una delegación de la Gobernación, ante la Comisión Mixta de Ordenamiento Territorial de Autonomías del Congreso Nacional, por no haber sido presentada ni consensuada con la Asamblea y por considerar que pretende defender sólo a los interés del Gobernador y no así del departamento, según manifestó el vocal de la directiva de la Asamblea, José Quecaña.

Desde el Gobierno nacional se quejan por falta de propuestas que enriquezcan la LMAD y desde la región, se dice que lo hecho por la Gobernación y presentado por Mauricio Lea Plaza no representa a la sociedad en su conjunto. ¿Quién los entiende? ¿El hacer propuestas, el generar debate, el buscar el diálogo y la concertación, representa los intereses de quienes se adueñaron de la plata de Tarija? Lo que pasa es que hay la consigna, y los asambleístas "moderados" siguen a pie juntillas el colonialismo del Conamaq que amenaza con cercar la Asamblea Legislativa para que se apruebe la Ley Marco de Autonomías hasta el 20 de julio. "No se debe tocar ni un punto", dijo su líder, Sergio Hinojosa.

Para Quecaña y compañía, en la LMAD se tiene que reforzar la persecución judicial, debe ser procedente la acusación formal. Se debería ser prudente y poner las cosas en su lugar, porque si no hasta en la ley de discapacitados van a poner un artículo que diga se debe enjuiciar y encarcelar a los gobernadores y munícipes que sean de la oposición.

De qué posición conjunta y de qué consenso se puede hablar entre la gobernación y la asamblea departamental, si es evidente el divorcio que existe entre la mayoría MAS – PAN y Camino al Cambio. Cómo se puede creer que haya consenso, si lo que se trata son consignas. Una posición conjunta que diga que se avala la LMAD del gobierno es lo que se quiere. En lugar de la figurettis política, de agarrar el micrófono y disparar verborrea, los asambleístas de uno y otro bando deberían pensar en el futuro de Tarija, se deben construir puentes de entendimiento para construir una Tarija Productiva y solidaria
.
La Asamblea se debe sentar y trabajar en aspectos como la redistribución de recursos en el departamento, como así también las intenciones de recortar recursos del IDH mediante la escala de precios, se debe discutir la propuesta de la armonización de leyes que viola las autonomías departamentales, en fin se deben hacer propuestas, esta vez sí moderadas, prudentes, pero que no inhiban el anhelo autonomista de todos los pueblos de Bolivia.

Por último la Asamblea debe mirar para adelante, continuar con lo avanzado, la ley, de manera expresa, debe reconocer la vigencia de los estatutos autonómicos, esto significa que nuestro proceso autonómico que fue votado y obtuvo un importante respaldo popular esté vigente a partir de lo que establece la propia CPE; otra es que el ejercicio de las competencias sea pleno, que los gobiernos autónomos puedan legislar y reglamentar los temas de su competencia y en ese marco se eviten regulaciones nacionales según lo manifestado por Mauricio Lea Plaza.