jueves, 14 de octubre de 2010

RE: LIBERTAD

Oscar Simoreal
simoreal@hotmail.com

No hay democracia sin libertad de expresión. Cierto, sin duda la calidad de una democracia está relacionada con la calidad de su opinión pública, y no existe opinión pública sin libertad de expresión.

Pero ¿Cual es el primer factor, o la causa primera para que exista libertad de expresión?: ¿Tal vez la alfabetización?. Para mi es obvio, sin un pueblo, ciudadanía alfabetizada jamas existirá una verdadera libertad de expresión. De hecho, creo que el mayor freno a la libertad de expresión es el analfabetismo. No solo porque la población no pueda acceder a la información escrita y por tanto no puedan formarse intelectualmente y conformar una opinión cabal de la situación en la que se encuentran como individuos, como grupo particular y como país y de las opciones que tienen para solucionar sus problemas.

Por lo tanto yo creo que el analfabetismo que reina en el país, en torno al 22% a principios del siglo XXI y que, de acuerdo con UNICEF se reducirá entorno al 10% en el año 2015, es la mayor dificultad, o una de las mayores, que tiene Bolivia para consolidad una opinión pública / libertad de expresión que contribuya a cualificar su democracia.

Hace bien la oposición en pedir libertad de expresión pero debería pedirla, si quiere ir construyendo mayoría, para el ámbito en el que es más necesaria ( y por lo tanto beneficia más bolivianos): efectivamente, debería pedirle, exigirle a su gobierno más recursos para paliar el analfabetismo, antes que atacar a una ley cuyo artículo más polémico el 16 dice:

Artículo 16. (MEDIOS MASIVOS DE COMUNICACIÓN). El medio de comunicación que autorizare y publicare ideas racistas y discriminatorias será pasible de sanciones económicas y de suspensión de licencia de funcionamiento, sujeto a reglamentación.

Pero esto solo es una opinión. Aunque realmente me hubiese gustado que en 1997 o 2002 la "gente instruida" del país hubiese reclamado a los gobiernos de entonces una guerra sin cuartel contra el analfabetismo.