domingo, 28 de noviembre de 2010

La Supremacia de la Nueva Rosca Minera Potosina ante la Agroexportadora Cruceña

Jaime Chumacero López
jchumacer@yahoo.com

"Nacional Potosí", el equipo de pueblo, así se lo conoce al actual campeón de la Simón Bolivar y cuyo título le acredita a actuar nuevamente en la Liga del Futbol Boliviano..., el equipo de pueblo, con una preciosa canción que lo identifica..."Adelante Nacional ay el equipo de mi gente", "que hasta los indiferentes ay se inclinan reverentes" y que era entonado a manera de grito de rebeldía por borrachitos y por la poca gente bastante antigua que ha permanecido en esta mal denominada Villa Imperial de Carlos V; este equipo siempre ha atraído la mayor atención del público, no importando en el sitial en el que se encuentre, sus glorias son las glorias de ese grupo marginal pero consecuente con este equipo, en realidad es lo más original de entre los equipos que representan a Potosí, ya que a diferencia de "Real Potosí", el mismo que cambió a este denominativo del Club BAMIN, una vez que este hubo ascendido a la Liga, y cuyo anterior Presidente bastante vinculado a España (Samuel Blanco) le puso la insignia similar al de Real Madrid, nada originario por supuesto.

Nacional tiene lo histórico, incluso en sus filas actuó el Maestro Victor Agustin Ugarte, este equipo en sus confrontaciones frente al otro tradicional "Hayland Players" (así tal cual reza en su emblema), eran un verdadero clásico, para disfrute de absolutamente todos; en las divisiones inferiores del futbol potosino, mucho antes de que el actual inversor del equipo se hiciese dueño de la misma, la gente acudía en masa a observar sus presentaciones y muchas veces el stadium de la calle Sucre (antiguo escenario futbolístico) se encontraba con mas cantidad de gente que en los partidos jugados en el moderno stadium donde se realizan las confrontaciones de la Liga.

Nacional Potosí, es un nombre que se encuentra en la médula del verdadero potosino, sinónimo de orgullo, de identidad, de tradición, de libertad, de alta capacidad en la adversidad; esta es la segunda vez que dicho equipo llega a la liga del futbol nacional y paradójicamente, los dos últimos ascensos, los hizo frente a equipos que representaban al oriente Boliviano.

En el futbol de alta categoría, todos sabemos, que el que manda es el señor don dinero, ahí están los famosos equipos de Barcelona y Real Madrid, con equipos altamente caros, con jugadores que alcanzan cerca del los mil millones de dólares en su costo de pase, nadie duda que los máximos exponentes de esta danza de millones son Messi y Ronaldo, siendo España el que detenta a ambos jugadores y siendo España precisamente el último campeón mundial del futbol, esto se parece mucho al rol al que nos han circunscrito a los países de este continente sud americano, exportadores netos de materia prima, para disfrute tecnológico de los países desarrollados, similarmente Messi, Iguain, Tevez, Ronaldiño y otros, son materia prima del espectáculo futbolístico que son disfrutados en los países con mayor capacidad económica, como la Champions Leage y otros.

Bajo la anterior constatación, de que los diferentes equipos, responden en su conformación, a la capacidad económica, es que en este caso la capacidad de formar un equipo con personas con alta experiencia futbolística estuvo vinculada a lo que hoy por hoy se conoce como el boom minero, boom este que es disfrutado por unos cuantos supuesto cooperativistas, que hacen emporio económico gracias a una explotación minera bastante atrasada y sin seguridad de ningún tipo, aprovechándose de este sistema neoliberal aun vigente en este tipo de explotación (véase el último episodio de la Empresa minera "La Solución" donde estuvieron durante mucho tiempo tratando de rescatar el cuerpo del minero Mamani), donde el individuo no importa para nada, sino la explotación del mismo.

El actual dueño del equipo Nacional Potosí, Alave(Patiño) minero, en esta búsqueda intensa y desesperada situación de reconocimiento social, dada su condición de reciente inmigrante del ámbito rural, en ciudad potosina, porque minero no más es (diferenciado de los demás mineros, tan solo por la suerte de encontrar ricas vetas) y además estigmatizado con vínculos o pactos demoniacos, los mismos que en algún momento se espera que el Diablo se las cobre, porque tales son las creencias en estos ámbitos, dado que es un ricachon reciente (según cuentan con cerca de mil millones de dólares depositados en la banca Suiza), se compra al equipo de los potosinos, en la espera de dicho reconocimiento, invierte en jugadores caros y logra posicionar a dicho equipo como campeón, con derecho a ascender a la Liga Profesional del Futbol Boliviano, demostrando con ello que la rosca minera potosina es más que la agropecuaria del oriente, porque el equipo cruceño vencido, no pudo lograr una performance más cara que su oponente o tal vez la supremacía agropecuaria se encuentra feliz con su nuevo campeón nacional Oriente Petrolero y su ahora segundón Blooming y la estabilidad de Guabirá, que poco le importo el ascenso de un cuarto.

Atrás quedo el equipo del pueblo, dado que ahora habrá que pagar muy caro para verlo actuar en el moderno stadium "Victor Agustin Ugarte" de Potosí, ¿no era mejor dejarlo donde estaba?, como un equipo de abajo, de las ilusiones, de glorias pasadas, donde el futbol no era la danza de millones, donde cualquier vecino potosino, podía ir a ver sus partidos con la humildad y la alegría, en ese derroche de pundonor deportivo, no obstante, es difícil dejar de ser hincha de "Nacional Potosí", y habrá que soportar la arrogancia y falacia de quien hoy por hoy se considera dueño de la gloria.