lunes, 27 de diciembre de 2010

El Gasolinazo del Pueblo, por el Pueblo y para el Pueblo

Jorge Roberto Marquez Meruvia
jorgermarquez17@hotmail.com

La más clara definición de ideología, probablemente sea la famosa frase de "El Capital", de Karl Marx: "Ellos no saben lo que hacen, pero aún así lo hacen". Siempre mantuve la idea de que en el mundo existían tres tipos de socialismos: el socialismo utópico, el socialismo científico y el delirio socialista, éste último se lleva acabo en Sudamérica. Como todo delirio, es un socialismo que lleva consigo al Capitalismo utópico, es decir, se basa en grandes capitales de sueños y esperanzas. Sueños y esperanzas del gobernante autócrata de turno.

Supongo que el gobierno de Evo Morales, debe pensar, que llegamos a la calidad del nivel de vida de Suiza, y que era el momento de subir el precio de la gasolina, ya que todos vivimos bien, además era absurdo no subir los precios tal como lo dicta el mercado, ya que la subvención era para malcriar a todos los jovenzuelos que en su mocedad van a dar vueltas al Prado y San Miguel en sus Hummer. Al parecer jamás se les cruzo por la cabeza el preguntarse: ¿será qué solamente subirá el precio de la gasolina? O, posiblemente se hicieron esa pregunta y la respuesta fue: solo vamos a subir el precio de la gasolina, no de lo demás. Sea cual fuere lo que pensaron, la medida esta tomada. Medida que no cae muy bien a la población, sin embargo es una medida revolucionaria, perdón, del proceso de cambio. Sería poco ético que los sectores sociales, los chóferes, la Central Obrera Boliviana y demás grupos afines al partido de gobierno se quejen por la medida, ya que estos son la vanguardia del proceso de cambio. Imagínese que la vanguardia se queje por la medida, se convertirían en reaccionarios, contrarrevolucionarios, lacayos del imperio, comprados por la derecha, liberales, neoliberales, fascistas, racistas, etc.

Ni los neoliberales vende patria subían el precio de la gasolina en un 70%, es más, si los precios subían, lo hacían por razones de déficit fiscal. Será que el gobierno de Morales se despertó del sueño del Superávit y descubrió que la realidad es un Superdéficit, o simplemente había que subir los precios ya que, en los países vecinos el costo es más elevado, será que se han puesto a pensar que la realidad de los países vecinos es diferente a la nuestra. También explican la subida de precios por el contrabando que hay de estos productos, lo que demuestra que el ejército y la aduana no resguardan las fronteras, simplemente están ahí, o posiblemente las fronteras sean muy grandes, en caso de que las fronteras sean grandes, es una bendición de los cielos el que no tengamos una salida soberana al océano pacífico, sin tener litoral, nos entra y sale contrabando por todo lado, se imagina con litoral.

Al parecer, el Nobel de literatura tenía razón, porque es una medida payasa, es la primera vez que un gobierno socialista, deja que los precios de la gasolina sean como los dicta el mercado. Es posible que el gobierno de Morales, haya descubierto que la mejor forma asignar recursos para todos sea el mercado y que Marx (Karl, no Groucho) pensaban en redistribuir todo de manera individual.

El MAS, resultó ser lo mismo que tanto odiaba, muy en el fondo tienen su lado neoliberal, para el MAS el gobierno es como tocar una guitarra: se agarra con la izquierda y se toca con la derecha.