miércoles, 12 de enero de 2011

¿CÓMO LO HACE?

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

¿Cómo lo hace?, ¿Cómo es posible que teniendo un vicepresidente opositor, más de la mitad del gabinete de la oposición, la mayoría del parlamento y gobernadores opositores, se pueda gobernar?. Realmente el presidente del Paraguay, Fernando Lugo Méndez, Obispo Católico, reducido al estado laical, es un maestro de la política, es un hombre que se merece el respeto de todos quienes creemos que un mundo mejor es posible.

Dentro de todo esto creo que hay una clave: la democracia, es decir que se puede, respetando el derecho de los demás, respetando la independencia de los poderes y sobre todo escuchando la demanda de los sectores de la población, escuchando a su conciencia y cumpliendo el mandato que como revolucionario se impuso. A esto se suma la política de alianzas que desde un principio se gestó y que se mantiene para hacer una gestión con visión de desarrollo que permita salir de la pobreza.

Lo está logrando con crecimiento económico y los datos lo demuestran en diversas fuentes que ha sido de un 14.5%, "El 2010 ha sido un gran año para el Paraguay con un crecimiento del 14,5% del Producto Interno Bruto (PIB). Se tuvo incremento en la inversión física y la ejecución presupuestaria (de 7.000 millones de dólares) casi llega al ciento por ciento", dijo el viernes Dionisio Borda, ministro de Economía." Qué tal, casi 100% de ejecución presupuestaria, por lo visto para el gobierno es más importante el crecimiento que la captación del poder total.

"Cerramos el año con un aumento de 24% en los ingresos fiscales", según la misma fuente en el Paraguay. Bolivia pudo hacer lo mismo, pero no, era mucho mejor seguir viviendo de los sueños que se hacen gas, de los bonos y rentas que se hacen gas y todo por el bendito gas que en una guerra prometía un futuro venturoso. ¿Cómo lo hace?. Subvencionando los carburantes para el sector productivo en alianza con los "capitalistas" que no ven frenadas sus exportaciones.

Las alianzas han sido importantes y decisivas para el buen gobierno, como lo es la Alianza que tiene en su interior, uno de los más viejos partidos del sistema de partidos tradicional de Paraguay: el Partido Liberal. Su vicepresidente, Franco, ha asumido un gran protagonismo con posterioridad a la elección, realizando gira a países vecinos (incluyendo Uruguay) y reuniones con líderes de varios partidos.

Sin embargo, y a despecho del protagonismo de Franco, las decisiones de Lugo parecen tomarse en la soledad de su conciencia, o en el asesoramiento directo de un grupo de mucha cercanía personal que no necesariamente cruza por las líneas político- partidarias esperables.

Es así que los nombramientos del gabinete "olvidaron" dar representación en el gabinete a la fracción del Partido Liberal a la que pertenece el vicepresidente. En cambio, premiaron al candidato que perdió contra él, en la elección que definió quién iba a ocupar la vicepresidencia en la Alianza, Mateo Balmelli quien fue nombrado director de Itaipú, en una decisión que resultó tan controversial que culminó con la renuncia de la recién designada ministra
del Exterior.

En el gabinete figuran nombres con trayectorias políticas complejas. Pero esos nombres aportan en el sentido de los objetivos que son: "apuntalar el crecimiento económico, la creación de empleos en el sector privado, la reducción de la pobreza extrema". En todo caso, el discurso es claro: "querer crecer".

No se trata de confrontar, de hacer pelear y de injerir en política como en el caso de las declaraciones de algunos voceros despistados, que dicen que cuando viaja Fernando Lugo, el vicepresidente Franco lo que hace es abrogar los decretos del presidente. Esto lo dijo un tal Iván. ¿Y que tal si otro tal Iván mal pensado diría que cuando el presidente Morales viaja, el vicepresidente hace los decretos patrióticos, tiene que volver el presidente para abrogarlos y volver a mandar obedeciendo?.

Ojalá estemos a tiempo de reencauzar la política económica en el Estado Boliviano, Dios quiera que desde los gobiernos autónomos demos el ejemplo y sobre todo desde esta chura Tarija, pensemos en el reencuentro para que se haga gestión aprovechando todos los talentos vengan de donde vengan, sin mirar el color político, eso sí mirando desde dentro y hacia fuera que ya no deben tener cabida los corruptos, los enemigos del desarrollo, los prebendalistas y negociantes que creen que merecen una pega por haber defenestrado a algunos o por haber martillado a otros.