martes, 1 de marzo de 2011

Del Dulce Azúcar a la Salada Realidad

Luis Fernando Ortiz Daza
lufo69@yahoo.com

Pensar que no hace mucho, teníamos océanos de gas en nuestras profundidades, nos perfilábamos como una potencia que tenía el destino energético de Sudamérica en nuestras manos, que podíamos canjear nuestro océano por el mar injustamente arrebatado por Chile, que hasta hoy se niega a darnos una salida soberana al Pacífico.

Estas fechas que conmemoramos la pérdida del Litoral, voces políticas de honorables patrioteros, convertidos en pachoteros (Que dicen pachotadas, es decir, groserías, vulgaridades y que faltan el respeto a la inteligencia de otras persona), nos anuncian la buena nueva de volver atrás. "Gas por mar" es la consigna, la misma que tumbó al período neoliberal de Goni, Tuto y que finalmente en referendo fue aprobada en el Gobierno de Carlos Mesa, que sin embargo tuvo que dejar por la presión de movimientos sociales insuflados de patria o muerte.

Sería muy bueno que antes de opinar (decir pachotadas), analicemos qué posibilidades tenemos de negociar con Chile a la luz de nuestra realidad, conociendo que las reservas probadas de ese energético se agotan, que Ryder Scott & Co, contratada por Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), estima en no más de 8,89 Trillones de Pies Cúbicos de gas en los reservorios actuales de Bolivia. Que según don Humberto Vacaflor, Bolivia corre el riesgo casi inminente de quedarse sin gas para consumo propio. Que en 2006, en base a una minuciosa información que recabó el también analista tarijeño, Ramiro Paz Cerruto, el entonces ministro de Hidrocarburos, Andrés Soliz Rada, denunció que Repsol YPF, infló fraudulentamente el valor de las reservas de gas de los campos que opera en Bolivia.

Que el consumo de gas natural en el país va en aumento: el año pasado consumió 1 millón de metros cúbicos por día más que en 2009, el ascenso fue de 6,69 a 7,64 millones de MCD. Que YPFB admite que exploración de reservas está demorada. Que de yapa, la Jindal y Posoconi necesitan aproximadamente 6 millones de MCD.

Ahora a 132 años de la pérdida territorial, no se quiere conocer qué opinan los chilenos, que si bien en un acto de masas a principios de la primera gestión de Evo Morales, lo vitoreaban y se pensaba que sólo había que sacarse las ojotas para entrar al mar, una encuesta nos muestra que sólo el 13 por ciento de los chilenos está de acuerdo con darle un corredor o franja territorial para que Bolivia tenga salida soberana al Pacífico. (Universidad Católica y Adimark)
No nos hagamos ilusiones en base a consignas, es mejor esperar y recurrir a organismos multilaterales, (porque es esperado el fracaso bilateral), en base a principios debemos tener la única misión posible, "el mar es nuestro y nos pertenece por derecho", vivimos un gran momento de negociaciones, ambos países nos necesitamos, pero vamos de frente, sin chantajes ni hipocresías.

Podemos estar en pocas cosas de acuerdo entre bolivianos, pero, es importante lo que expresa Jaime Paz Zamora, debemos desarrollar ILO. "Ahí está Ilo, tenemos un puerto, tenemos la playa de 5 kilómetros, tenemos la zona industrial, la zona turística, la zona comercial, yo no sé para qué estamos hablando con Chile, si nos da algo no será más de lo que ya nos dio el Perú", (Radio Fides.). La negociación es económica, la agenda con Chile se debe cumplir, porque es vital para ambos países, mínimamente nos van a dar una zona franca, si no quieren, exportemos por otro lado. Y ojo que ahora somos grandes importadores.