martes, 15 de marzo de 2011

El precio de la originalidad

Cynthia Perou G.
cynthia_perou@hotmail.com

No todo es originalidad en el gobierno, la frase con la que últimamente nos martillean el cerebro en todos los medios de comunicación y que a cada boliviano le cuesta aproximadamente 0.50 bs. mantener al aire, es autoría del subcomandante Marcos. "Mandar obedeciendo al pueblo"

Los estrategas comunicacionales de palacio, seguramente pensaron que la frase pegaría en el subconsciente del ciudadano, como rodillazo de futbol, camuflando la palabra "Mandar" con la de "Gobernar". Así, "Gobernar obedeciendo al pueblo", tiene dos trasfondos muy interesantes; la oculta intención de mandar, al mejor estilo militar, y la bien sabida veta terrorista que tan bien marcada tienen algunos funcionarios gubernamentales.

"Patria o muerte venceremos" slogan que fue instaurado en el grito de guerra de las Fuerzas Armadas, tampoco fue creación exclusiva de los comunicadores de palacio, es más, al paso que vamos tendremos que pagar derecho de autor a algún país amigo, tal como pagamos intereses por "la ayuda desinteresada del gobierno venezolano"

Pasando al frívolo tema alimenticio, lamentablemente la frase "Que coman miel en lugar de azúcar" aunque en términos de panadería, ya había sido adjudicada a la tristemente célebre María Antonieta.

Comentan las malas lenguas que un grupo de expertos en el tema están trabajando en los nuevos símbolos patrios, ya que la hoz y el martillo son símbolos de productividad, cuestión que esta por demás decir parece que es parte de la ideología del pasado, los nuevos símbolos serán la hoja de coca y una compactadora de harina. Supe de buena fuente que el problema se encuentra en el diseño de la hoja.

Lo innegable es que los momentos de creatividad han rozado lo fantástico, en la boca de algunos inquilinos de palacio quemado: pollos que provocan homosexualidad, coca cola que causa calvicie y daños al cerebro, periodistas que parecen pollos, o tal vez la ultima confesión intelectual del Ministro Arce, que nos informa que un salario de 8000 bs. podría causar indigestión.

Por el bien del Sr. Arce espero que ser Ministro no cause disfunción eréctil, ya que la coca cola hizo estragos en su cabeza.