viernes, 18 de marzo de 2011

RE: QUIEN GANA BAJANDO EL DÓLAR

Oscar Pereyra
opereyras@hotmail.com

Estimado Oscar:

Concuerdo con usted que la medida de depreciar el dolar americano por debajo de su valor real no beneficia ni al pueblo ni al Estado Boliviano. La pregunta sin embargo es ¿a quién beneficia?

El sector impotador al conseguir dólares baratos y vender sus productos a precios iguales o mayores que cuando el dolar estaba mas alto es obvio que consiguen ganancias adicionales a las habituales. Hasta donde sé los precios de productos importados no han bajado y mas bién se encuentran subiendo permanentemente por encima de los incrementos de precios internacionales.

El sector financiero al ser intermediario entre el ahorrista y el prestatario devuelve ahorros devaluados y recupera sus prestamos en moneda nacional cuya conversión hace que sean mas dolares de los que prestó. El ahorrista en dolares se encuentra asfixiado por que con la subida de precios en el mercado interno se ve obligado a cambiar sus dolares a bajo precio y su poder de compra se encuentra disminuido en forma progresiva.

Una forma de mantener el valor para el público eran las cuentas en dolares, ahora solo le queda comprar bienes diversos en su intento de conservar el valor de sus ahorros, sin embargo la depreciación que tiene cualquier bién, salvo la propiedad de tierras (que con las actuales leyes, generan una gran incertidumbre en este tema) hace que no solo pierdan su valor, si no el efecto mas negativo es la escalada de precios en los inmuebles que hacen inaccesible su adquisición para la población con ingresos limitados (que es la mayoría).

Por lo tanto la depreciación del dolar solo conduce a mediano plazo a disminuir tanto el ahorro como la inversión, si bién en los países vecinos el dolar ha sufrido bajas, estas se han debido a la crisis financiera internacional, es decir su apreciación se debe a las fluctuaciones de monedas, no es una buena alternativa utilizar el tipo de cambio como instrumento para controlar la inflación. El dolar debe tener el valor real para evitar distorciones en la economía.