martes, 21 de junio de 2011

Año Nuevo Neocolonial

Fernando Untoja Ch.
movayra@hotmail.com

¿El festejo del Inti Raymi necesitaba un día feriado? Los anti-kolla protestan arguyendo que todos no son Aymara y que en el país existen 36 naciones, por tanto tendría que haber tanto feriados como naciones. Alegan que lo aymara solo está en la parte occidental del país; curiosa posición colonialista, que reivindica la existencia de otras nacionalidades, un argumento que no tiene fuerza, solo delata la miopía sobre la expansión del mundo kolla (quechua-aymara) en todo el país.

Los indigenistas, para continuar con la impostura de la "descolonización" recurren a la utilización del Inti Raymi, como si el feriado cambiase la estructura social y mental de los colonizados. Si existen 36 nacionalidades en la Constitución, ¿Por el Año Nuevo solo para aymara? ¿Acaso no se dijo: "todas las naciones están en igualdad de condiciones"? ¿Entonces habrá 36 años nuevos?

En la concepción indigenista la jocosidad esta en boga, cada día surgen como propios: los ritos, la wilancha, los linchamientos; lo peligroso está en que dominados y dominantes se vayan habituando y compartan esos ritos como relaciones propias de identidad pluri-cultural y plurinacional.

Lo que debemos develar detrás de estos hechos aparentemente reivindicativos, son la intenciones de un régimen. ¿Por qué el gobierno recurre al Año nuevo Aymara? Sin dar muchas vueltas debemos afirmar que el Gobierno populista utiliza el Año nuevo Aymara y la ideología de las comunidades para justificar la explotación y dominación.

El Estado impone, formas ideológicas e imaginarios que las comunidades no comprenden, pero por el calor del momento reaccionan y pasan a los hechos; el régimen hasta cierto punto las justifica a los ojos de las comunidades por medio del manejo de símbolos como propios a ellas.

Para poder comprender el Año nuevo Aymara es necesario retroceder en el tiempo y ubicarnos en el Imperio más expansivo de los andes. El Estado Inca imponía un sistema de prestaciones (hoy conocida como bonos), imponía también la ideología de la solidaridad y reciprocidad generalizando la "esclavitud generalizada".

El modo de producción incaico toma las relaciones de producción locales, la organización social y apoyándose en la ideología existente de los Ayllu, las transforma y las utiliza como instrumento de dominación.

La ideología religiosa comprendida como simulación de relaciones de opresión y de dominación permite al Estado explotar las comunidades económicamente, en la actualidad esta práctica es utilizada para manipular y explotar políticamente a los campesinos en base a alcohol y coca.

Entonces, lo que se repite en la actualidad es el uso de las formas antiguas de reciprocidad económica y las formas antiguas de la ideología y de ritual que las comunidades mantienen de manera deformada. Estas sirven al funcionamiento de relaciones directas de explotación y de servidumbre económica, a favor de aquellos que se hacen defensores de la Plebe y se disfrazan de "indígenas-socialistas".

La "actualización de los ritos llamadas "indígenas" sirve para justificar las políticas incoherentes del gobierno, para nadie es desconocido la simulación de la explotación recurriendo a una ideología de reciprocidad, solidaridad, justicia comunitaria y armonía.

A nivel de los ayllu estamos frente a una deformación interior de las antiguas relaciones comunitarias, ésta disimula la opresión y la dominación en beneficio del régimen, las formas ideológicas antiguas utilizadas para "nuevos" fines (el socialismo comunitario), someten y alienan las comunidades y las convierten en cómplices de su propia dominación.

En la medida en que dominantes y dominados comparten la misma ideología (reciprocidad político-económica y representación religiosa) la opresión se encuentra disimulada a los ojos de unos y otros, plenamente justificadas por los primeros (descolonizadores) y soportada pasivamente y aceptada por los segundos.

La utilización de la ideología del Año nuevo Aymara es una actitud demagógica del gobierno, pregonan que se está operando un proceso de descolonización. ¿Que oculta entonces esta ideología? Las formas más eficaces para generalizar la dominación son las fiestas, en estas las diferentes formas de dominación descerebran la mente y los dominados aceptan como naturales y propias.

La minoría pequeña-burguesa, cuando ve agotarse sus pretextos para manipular a los campesinos recurre a ritos, y es posible que en los próximos meses busquen coronar algún de inca de la Plebe. Todo régimen despótico para imponer la figura de cooperación y solidaridad al resto de la sociedad, recurre a la fiesta, al alcohol. En sociedades colonizadas los ritos religiosos contienen formas de dominación, las más tenebrosas.

Los ritos utilizados por los colonizadores, o grupos políticos que buscan perpetuar la dominación sobre la población, proclaman esos "valores" como actos anti-imperialistas y de identidad.

A partir de ahí los grupos sociales e individuos cooperan en la reproducción de las relaciones de dominación y aseguran su propia subordinación incluso su explotación. Recordemos el papel jugado por la ideología en la sociedad inca, ésta destruye los ayllu y establece formas de servidumbre. Con la "re-valorización" de ritos y practicas deformadas e hibridas los amenazados no solo son los ayllu, sino toda la población boliviana.

Lo que el gobierno busca es imponer la creencia de la eficacia casi sobrenatural del gobernante, creencia compartida por el campesinado dominado y también por la clase dominante (oportunistas disfrazados de "indígenas"); se busca a través de los ritos imponer y establecer una de las fuentes mayores de dependencia de los campesinos hacia un régimen que los engaña y les explota.

Finalmente los "defensores" de la Plebe para mantenerse y reproducirse en casta oligárquica, utilizan el Año Nuevo Aymara como una impostura más de la "política de la descolonización", solo sirve para imponer relaciones de dominación y de explotación, relaciones de cambio y de intercambio de servicios entre amos y vasallos. ¿Los kolla en todo el país necesitan un feriado para festejar el Inti Raymi?, ¿Acaso lo feriado no es colonial?