jueves, 30 de junio de 2011

¿COMO UTILIZAR LOS VEHICULOS QUE NO LOGRARAN LA LEGALIZACION?

José Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

Si alguna vez usted ha llamado a Radio Patrulla 110 por una necesidad específica y no ha sido tratado con cordialidad. ¡No se extrañe!
Si alguna vez pidió ayuda solicitando un patrullero de 110 por una determinada situación de dificultad y éste nunca vino ¡No se extrañe!
Si usted alguna vez hizo parar a un vehiculo policial para denunciar algo suscitado de emergencia y los policías le contestaron "Ya no estamos de servicio" "Llame al Distrito Policial que le corresponde" "Estamos en una misión de investigación"… ¡No se extrañe! Finalmente si clama a gritos y pide auxilio a 110 y le contestan "No tenemos los vehículos suficientes" ¡No se extrañe! Esta última respuesta es cierta, verdadera y responsable. La Policía Boliviana carece de un parque automotor acorde con el crecimiento y la necesidad poblacional.

CALCULADORA PARA HACER NUMEROS

Más de 100.000 autos indocumentados intentaran legalizar su condición poniéndose a derecho. Luego del registro viene la revisión y verificación técnica. Con seguridad que de tantos motorizados, por lo menos unos 1.000 no tendrán una mínima razón valedera o documentación mínima para justificar su presencia en suelo boliviano. Esta estimación es tan ingenua como ingenuo es el ciudadano que pensó que como resultado de una Cumbre de Seguridad bajaría la sensación de inseguridad o que se adoptarían acciones, técnicas y planes estratégicos y no políticos.

Eruditos, entendidos, visionarios y pitonisas han señalado que por lo menos 10.000 vehículos resultaran observados y eso es decir mucho. Lo cierto es que finalizada esta segunda fase muchos poseedores y propietarios de estos "autos chutos" deberán aceptar la pérdida inevitable de su motorizado aunque aleguen que "lo compré de buena fe"..."no sabia que el auto era robado"…"me estafaron"…"el auto lo compré de un extraterrestre y ahora no se dónde vive" y demás pedregullos y pellejerios que ya deben estar ensayándose.

Acostumbrados a digerir decreto tras decreto emitido desde palacio de gobierno, nuestros jerarcas deberían ir preparando una estrategia basada en fundamentos legales para que, en un determinado tiempo, mas temprano que tarde, esos vehículos pasen a ser de propiedad del Estado y con bombos y platillos, spots de televisión, jingles, cuñas radiales y publicación a color se informe y muestre a la opinión pública que dentro de las políticas de fortalecimiento a instituciones del Estado se están habilitando motorizados para uso a favor de la ciudadanía.

Aquí la imagen de la Policía Boliviana se verá menos menguada y algo fortalecida ya que no esta viviendo su mejor momento luego de habérsele amputado sus dos órganos generadores de captación de recursos (Identificación y Licencias). Volviendo a la calculadora….imagínese distinguido lector distribuir a los nueve departamentos y la ciudad de El Alto 1.000 vehículos que divididos entre 10 hacen 1.000 unidades. Sería e s p e c t a c u l a r y b e n e f i c i o s o. Obviamente sería una primera prioridad porque luego vendrán los requerimientos de otras instancias y reparticiones del Estado empezando por Cámara de Senadores y Diputados pidiendo dotación de vehículos por las sacrificadas labores "inclusive hasta altas horas de la madrugada" . A ellos también hay que darles lo que se les antoje pero en un segundo o tercer momento.

MUCHA POLITICA Y POCO CONOCIMIENTO DE LA REALIDAD

Para los políticos que desconocen la importancia de la Seguridad Pública o que la saben por comentarios de terceros o del asesor que busco a tropezones en Internet algo sobre políticas de seguridad, …..un vehículo policial con destelladores (así se llaman las luces giratorias de color azul y rojo) y sirena generan un mensaje disuasivo. Su presencia policial frena al antisocial a cometer el ilícito aunque los dos policías de servicio estén somnolientos o distraídos dentro de su VL (así se denomina al vehículo policial). Carros policiales apostados por todos los lugares de alta concentración poblacional, de alto tránsito, provincias, etc. con toda seguridad, contribuirían a mejorar esa sensación nefasta de no saber en qué momento cualquier ciudadano sufre un atraco. (Tarea para la casa, tarea para el asesor o finalmente la secretaria de despacho, buscar: Acciones Preventivas, Acciones Disuasivas, Acciones Correctivas)

Por el momento esperemos el desenlace de los hechos, los días, semanas y meses que durará la verificación de estos motorizados y luego……¡fiesta nacional! Vehículos para la policía. Y si hay que devolver motorizados robados fuera de nuestras fronteras, por estrategia y también con pompa y boato hay que hacer la entrega formal para dar muestra de que los bolivianos queremos andar por el buen camino y no convertirnos en un cementerio de autos usados, robados y adulterados.