viernes, 17 de junio de 2011

EN BOLIVIA "LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN"

Adolfo Condarco Mariño
fito007@aol.com

"Los medios de comunicación no pueden usar mas bajos impulsos del hombre como materia prima y buscar el dinero y la diversión grosera como únicos fines".

Estamos viviendo un tiempo en que la televisión ha cambiando diametralmente su función educativa e informativa, -si es que la tuvo alguna vez- variando hacia el entretenimiento soez, vulgar, ficticio, amoral y promiscuo. Precisamente esta realidad fue expuesta por el presidente del Estado Plurinacional, en la Cumbre sobre Seguridad Ciudadana que se realizó en Santa Cruz.

No es de extrañar la reacción de que aquellos que tienen el "cerebro alquilado" y tienen que pensar de acuerdo a los intereses de sus promotores. Así, no se hizo esperar esa caudal bullicioso e incordiante, que desencadenó en una orgía de criticismo trivial y chabacano para sacar de contexto las palabras del presidente Evo Morales(sobre las novelas en la televisión). Para finalmente desembocar en un clímax paradójico: Cuanto más proyectiles salen de la pluma de los sicarios, menos le atinan al objetivo.

Es necesario recordar que las secuelas que dejan en nuestra sociedad la difusión de TV BASURA son en muchos casos irreversibles. Este fenómeno televisivo, -que de forma infame- impone un modelo aberrante a seguir, historias en las que el sexo y la violencia son los argumentos repetidos hasta el cansancio, se han convertido en los tópico favorito de las masas de telespectadores. Producto de este bombardeo de "enlatados televisivos", se ha desarrollado el "Síndrome de la TV BASURA", cuyo principal síntoma es el embrutecimiento y alienación en el peor de los casos.

Posdata.- A propósito de los cambios políticos ocurridos en Bolivia en estos años, se han producido algunos fenómenos sociales nunca antes vistos en la historia de Bolivia...."LOS RICOS TAMBIÉN LLORAN"