jueves, 28 de julio de 2011

EL ENTORNO DE LA POBREZA

Oscar Ortiz Antelo
oscarortizantelo@gmail.com

La fundación Ethos de México ha publicado su índice de pobreza 2011, que adicionalmente a los criterios tradicionales de medición de la pobreza alrededor del ingreso y el acceso a los servicios públicos, incorpora el análisis de los factores del entorno que crean las condiciones para la pobreza. Su principal conclusión es que la pobreza no es solo una situación de insuficiencia de ingresos sino una carencia de libertades, derechos y capacidades.

Ethos define a la pobreza como aquella situación caracterizada por la incapacidad de satisfacer las necesidades del hogar, así como por las condiciones del entorno, que resultan indispensables para conducir a las personas a una realidad política, económica y social de determinada sociedad.

Clasifica la pobreza según dos categorías de componentes del bienestar, la pobreza de hogar, determinada por los ingresos, la educación, el acceso al agua potable y los servicios sanitarios, las condiciones de la vivienda (hacinamiento y material de las paredes), el tipo de combustible para cocinar y el acceso a la electricidad. Por su parte, la pobreza de entorno definida como el ámbito en el que se desarrollan los individuos, las dimensiones de la salud pública, las instituciones, la economía, la democracia, la seguridad pública y el medio ambiente.

La pobreza de hogar representa los criterios que usualmente se han utilizado para medir la pobreza. El estudio de lo que Ethos denomina La pobreza de entorno, es una contribución muy útil a la investigación de las causas de la pobreza y la identificación del camino para luchar contra ella. Como el mismo estudio afirma, el entorno en el cual se desenvuelven los individuos es determinante para su escalamiento hacia los mejores niveles de vida y un elemento esencial para potenciar la eficiencia de las políticas, programas y acciones de gobierno para el combate a la pobreza.

El índice Ethos toma en cuenta a ocho países, que representan el 79% de la población latinoamericana, resultando de clasificados de mejor a peor de la siguiente manera: Chile, Brasil, México, Colombia, Perú, Venezuela, Ecuador y Bolivia. No todos los países coinciden, en el ranking de pobreza de hogar y en el de pobreza de entorno, aunque cuando se combinan ambos, se identifican factores similares de pobreza. Por ejemplo, en los tres últimos, las principales causas de pobreza son las carencias de salud pública, la debilidad de las instituciones, las deficiencias de su democracia, y en el caso de la nación presidida por Chávez, el grave problema de inseguridad.

La lucha contra la pobreza debiera ser el centro del debate político, económico e intelectual de América Latina. Aprender de las sociedades desarrolladas y de nuestros propios éxitos y fracasos es un requisito indispensable si de verdad queremos construir sociedades prosperas donde la gente tenga oportunidades de vivir con dignidad. Por el contrario, si continuamos repitiendo experiencias fracasadas, como hacemos los países ALBA, maquillaremos la pobreza pero sus causas serán cada vez más profundas.