jueves, 14 de julio de 2011

Los indignados tienen toda la razón

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

Estados Unidos de Norte América, la economía más sólida del planeta, podría ingresar en "default" es decir, en incapacidad de pago de su deuda pública en los próximos meses.

La sola posibilidad de que esto suceda ha conmovido los cimientos de la economía mundial expandiendo el temor de una recesión parecida a la "Gran Depresión" de los años 20 del siglo pasado.

El Presidente Barak Obama desarrolla en estos momentos una intensa campaña entre los miembros del Congreso de su país para lograr una resolución que permita una ampliación de la capacidad de endeudamiento de la economía estadounidense.

La mayor oposición la está encontrando, tal vez por motivos político- electorales en torno a la campaña de la reelección presidencial, en las filas conservadoras del Partido Republicano.

Las economías del planeta atraviesan una compleja situación de inestabilidad que azota de manera especial a los países de la Unión Europea, en donde la quiebra técnica de países como Grecia y Portugal ponen en riesgo al conjunto de la llamada "Zona Euro" haciendo peligrar la cohesión de la Europa de los 27 y de su moneda común, el euro.

Pareciera que la causa - origen de esta crisis mundial está en la estructura del sistema financiero y del proceso de concentración económica cada vez mayor en círculos reducidos de grandes bancos, corporaciones, multinacionales y sus costos de fantasía.

Mientras que al mismo tiempo, los países endeudados están demostrando incapacidad e impotencia para cubrir sus compromisos de pagos y el cumplimiento de plazos cada vez más exigentes.

La llamada crisis de la "burbuja financiera" de los bienes raíces, que puso al sistema financiero mundial al borde del colapso, fue superada con el rescate de por lo menos 700.000 millones de dólares que aportaron los países del sistema, acudiendo muchas veces al ahorro de los contribuyentes.

La manipulación y la poca transparencia de estos mega operativos financieros ha sido incluso llevada a la pantalla grande con filmes de denuncia como "Too big to file" "demasiado grande – el negocio tal vez -para archivar"

Entretanto el sistema democrático está en desventaja en la valoración, cada vez más negativa de los ciudadanos que no encuentran en ella una respuesta coherente a sus necesidades básicas.

La riqueza hiper concentrada y la pobreza extendida en los cinco continentes es el origen del movimiento de los "indignados" que tienen toda la razón del mundo.

Sacuden a regimenes dictatoriales a lo largo y ancho del planeta, exigiendo un cambio radical de los comportamientos de políticos y élites del poder en grandes movilizaciones que a veces derrocan gobiernos, dinastías y líderes antes considerados irremovibles.

Jóvenes rebeldes,"redes sociales" impulsadas por la tecnología y ejércitos adheridos en una combinación explosiva de factores, están modificando la geopolítica mundial-

Quieren democracias eficaces, participativas y transparentes.

Los indignados tienen toda la razón.