lunes, 22 de agosto de 2011

La trampa crónica del alineamiento

Eddy Oscar Encinas Z.
nautica@nautica-intl.net

Bueno despues de mucho tiempo vuelvo a participar en este espacio ya que en esta oportunidad se toca un tema sobre el cual con una óptica diferente y netamente técnica estoy involucrado.

Personalmente y es representación individual como tecnico, participe de la reuniones con quienes desarrollaron este proyecto (expertos chinos) sobre la base de una coyuntura muy especial y que por supuesto ve que el potencial de nuestros recursos mineros es una muy buena alternativa para sus intereses e indirectamente beneficia a Bolivia.

40 mil millones de toneladas es una cantidad muy grande que pocos pueden imaginarse y esta durmiendo desde hace siglos en la zona de puerto Suarez y es el origen de este proyecto y muchos mas a su alrededor. Si, el Mutun una reserva de mineral de hierro a cielo abierto que todos conocen y que nadie o ningún gobierno pudo hacer nada antes, por que asi lo ordenaba el mercado, hoy la situación es diferente e independientemente de que si Bolivia y China son afines políticamente o poseen regímenes similares, eso no tiene nada que ver con este tema, se trata de las necesidades de uno y las disponibilidades de otro.

Para ir al grano, este FFCC esta valuado en 20mil millones de dolares y esta orientado a llevar 100 millones de toneladas anuales a China, si eso se logra, Bolivia seria el tercer productor mas grande del mundo de mineral de hierro y como pais recibiriamos minimamente 3mil millones de dolares de ingresos netos (mas de lo que genera el gas y otros minerales), pero claro alguien saltara y dira hay que industrialzar nuestras materias primas y darle valor agregado, estoy de acuerdo, pero no es el caso del mineral de hierro, esta es una materia prima tan abundante que ya posee su estructura de industrializacion y solo necesita materia prima, aquí a lo sumo podemos hablar de industrializar para consumo interno y eso consumiria solo el 0,001 de las reservas que tenemos.

Que hacer este proyecto es un sueno, casi, pero por algo se tiene que comenzar, hay que lidiar con temas ambientales, lugares y comunidades por donde pasara la via ferrea y con las experiencias que tenemos será toda una odisea llegar a consensuar su construcción. Para finalizar, quienes no tienen una solida formación en logística y amplio conocimiento del mercado del mineral de hierro mejor no opinen ya que este es un tema muy complejo y da para meter la pata y quedar como tontos.