miércoles, 31 de agosto de 2011

Lula se desplaza hacia el centro

Guillermo Capobianco Ribera
memocapobianco@gmail.com

Se desplaza hacia el centro del escenario político de America del Sur, moviendo una ficha clave del nuevo mapa político del liderazgo continental; esa ficha clave se llama Bolivia.

Itamaraty – que diseña la geopolítica estratégica de Brasil- esperó el momento preciso, cuando el Proyecto Chavista ingresó a un ocaso al parecer irreversible y el flamante Presidente Ollanta Humala tomó la posta del proceso peruano con ministros de estado del ex Presidente Alan García y del fujimorismo, para impulsar una economía de mercado con el 11% de crecimiento del PIB, eso sí, con mayor inclusión y democracia social.

El Comandante Humala dio un salto insólito hacia la Constitución Peruana del 79, consolidando la unidad, el desarrollo y la integración del hermano país, bajo la inspiración del pensamiento político de Jose Carlos Mariategui y de Raul Haya de la Torre, referencias peruanas históricas.

Perú, bajo la Presidencia del Comandante Humala, se encamina hacia la emergencia de una potencia portuaria del Pacífico Norte con inversiones millonarias en infraestructura en El Callao y las puertas de Lima, la capital.

Mientras tanto Dios y la naturaleza humana biológica frenaron en seco las ilusiones imperiales del Presidente de Venezuela, Hugo Chavez Frias, que pretendió erigir sobre la base de la renta petrolera, la mas cuantiosa del planeta.

Brasil bajo la visión estratégica de Fernando Enrique Cardoso y Luis Ignacio Lula Da Silva salvaron en su momento a la Revolución Bolivariana cuando esta estaba virtualmente derrotada bajo el embate de la huelga general que derrocó al caudillo durante 48 horas.

En estos días que corren Brasil vuelve a la escena mundial bajo la conducción certera de Itamaraty y el poderío económico financiero de sus gigantes empresas transnacionales, desplazándose hacia el centro geopolítico de Sudamérica para salvar a la Revolución Democrática y Popular del Presidente Evo Morales Ayma y su proceso de cambio.

El precio que tiene que pagar el Presidente indígena es ahora y será en el futuro de largo plazo, la reconversión ideológica de la revolución boliviana y de su ingrediente de indigenismo delirante proclamado por el Vicepresidente, lic. Alvaro García Linera.

El proceso de cambio como aluvión social y político alentado contra el modelo productivo del oriente boliviano se agotó y la elite empresarial de esta parte golpeada del país, tendrá que ser parte del modelo económico reconvertido bajo los parámetros de Brasilia, Itamaraty y la presidenta Dilma Ruseff.

Lula es el gran operador de la potencia mundial emergente que desembarca ahora en La Habana para lanzar el bote salvavidas del dinero del BANDES a la Cuba Revolucionaria sin Chavez, la Cuba de los Comandantes históricos Fidel y Raul Castro Ruz.

Un gran empresario boliviano – Marcos Iberkleid - dijo alguna vez hace mucho tiempo que un país tiene el tamaño que tienen sus empresas.

La OAS, antigua Andrade Gutierrez, patrocinó y financió la Conferencia Económica Magistral del ex Presidente Lula, dirigida a la clase empresarial cruceña desde los balcones de clase del hotel Los Tajibos.

Es la misma transnacional – OAS- brasileña que construye la carretera TIPNIS que financia el poderoso BANDES de Brasil y la misma que será su principal beneficiaria, mas aún con el cambio potencial de diseño del segundo tramo.