martes, 9 de agosto de 2011

Y TODO POR UN SIMBOLO PATRIO

Pepe Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

El pasado 4 de agosto a días de la conmemoración de nuestro aniversario nacional, en Santa Cruz de la sierra el concejal munícipe José Quiroz, representante del MAS, en una actitud tendiente a emular a Martin Luther King o la Madre Teresa de Calculta, sin un mínimo rencor o preconcepto político partidario se apersono a las dependencias de la Gobernación a efectos de entregar al Gobernador, con todo respeto y consideración, la Wiphala, nuevo símbolo patrio aprobado por el partido en función de gobierno y elevado a la categoría de Ley fundamental en la actual Constitución Política del Estado.

La reacción de funcionarios de la gobernación y personas en tránsito que realizaban algún trámite administrativo fue inmediata. Entre epítetos, empujones y recordatorios de su madre y procedencia, éste munícipe apaciguador, mesiánico, dechado de la pertinencia, visionario nacional casi fue sacado a empujones con su Wiphala entre manos sin poder lograr su cometido merced a esa sabiduría que destruye los "ríos de sangre" y hace que tierras altas y tierras bajas comulguen en una total armonía ante la mirada serena y ecuánime de los movimientos sociales.

Preguntas obligadas:

- ¿Qué o quien habrá influido para que éste santo hombre tome tal iniciativa?
- ¿En aniversario patrio esta tela policromática era un mensaje de paz?
- ¿Sus asesores, si los tiene, habrían visualizado minimamente la respuesta e impacto de tal noble acción?
- ¿Al puro centralismo, esta iniciativa concejal tuvo aprobación y autorización de los grandes capos para ponerla en acción?
- ¿Los cambas son rencorosos y cerrados?
- ¿Cual fue la experiencia aprendida?
- ¿Ahora el Ministerio Público, DE OFICIO, castigará a los bellacos insolentes involucrados en las afrentas?

Lo cierto es que José Quiroz formalizó denuncia y espera castigo y escarmiento para quienes se interpusieron en su camino perjudicándolo al no poder entregar este símbolo patrio al Gobernador y sus cuatro amigos. Dice tener imágenes y filmaciones de los partícipes. Hasta aquí una rauda cronología de los hechos suscitados el 4 de agosto…a continuación viene un simple ejercicio mental de raciocinio recomendable para autoridades en función de gobierno y aquellos que sueñan con el totalitarismo.

Imagínese usted amable lector(a) que vive en la localidad de Achacachi, típico sector altiplánico combativo y emergente y que de la noche a la mañana una ley, norma o disposición establece que en lo futuro todos los habitantes de Achacachi honrarán al Mojón con Cara como padre creador del universo. También se dispone que el Motoyoé es la fruta nacional mas representativa de Bolivia. Finalmente, se señala el día 2 de enero como fiesta nacional recordando a la Moperita. Con toda seguridad que usted mostrará su repudio y molestia por esa invasión regional sin respetar contextos ni escenarios.

Hechos una mirada a la actual Carta Magna

Artículo 6.
II. Los símbolos del Estado son la bandera tricolor rojo, amarillo y verde; el himno boliviano; el escudo de armas; la wiphala; la escarapela; la flor de la kantuta y la flor del patujú.

Muchos bolivianos no se sienten representados ni coinciden con estos alcances pero la Constitución Política del Estado no se discute, es la ley de leyes, es la ley fundamental y la Wiphala está inserta en el Art. 6. Pero….cuándo será el turno del Mojón con Cara, de la Chovena, del Pipián ? Debemos seguir con esa mentalidad antivisonaria que Bolivia es solo lago, llamita, altiplano,cordillera y nieves eternas?

Asumiendo una realidad que por el momento es inmutable. El MAS y sus líderes se mantendrán en el poder por lo menos cincuenta años siguiendo grandes ejemplos allende las fronteras. Bajo esta reflexión con sabor a sentencia, es de esperar que gradualmente, por lo menos cada diez años, se genere una madurez nacional, real y visionaria, igualitaria y equilibrada, tan certera y real como la bandera boliviana de tres colores, uno diferente a otro pero unidas en una integridad.

Lo hecho por el concejal Quiroz, mas allá de una muestra de amistad o mensaje de hermandad en el cumpleaños patrio, abrió mas profundos barrancos, aumento más el caudal de ríos de sangre aunque de acuerdo a la historia quienes estaban separados por corrientes hemoglobínicas terminaron hermanados, besándose "pico a pico", compartiendo y degustando el poder. Posiblemente esta parte de la historia se reproduzca de aquí a treinta años (Teoría : "Vencer por cansancio") pero por el momento las regiones están sensibles a tanta decisión discrecional.