viernes, 2 de septiembre de 2011

Hipocresía verde*

Pilar Toro
pilar.toro21@gmail.com

Con aire solemne, como le cuadra a todo cortesano, manso y sumiso, el ministro Canelas ha explicado, casi con enternecedora pedagogía, la importancia de respetar el famoso Día del Peatón, medida, según afirma, destinada a proteger el medio ambiente. Sin duda, tal declaración, viendo la realidad nacional, no puede menos que empujarnos a lanzar un carajazo al viento (perdón por la expresión, pero no hay otra que cuadre mejor). ¿Protección del medio ambiente? ¡Hipócritas!

- El jefe del ministro Canelas, el caudillo del caricaturesco estado plurinacional, es el presidente de la federación de cocaleros, responsables de aquel cultivo esquilmante que, poco a poco, convierte a más de 30.000 hectáreas del trópico cochabambino en suelos infértiles, destinados a convertirse en paisaje erial (no es exageración), sin mencionar que, además, nutre el rostro más oscuro del capitalismo: el narcotráfico.
- El jefazo del ministro Canelas, ante quien ostenta una fidelidad casi canina, se empeña en habilitar un camino por medio del TIPNIS, uno de los parques nacionales más importantes del mundo, no sólo de Bolivia. La razón: ampliar la frontera agrícola de sus bases cocaleras y, por ende -hay que decirlo- favorecer sin pudor el avance del narcotráfico.

- El caudillo dueño de la dignidad del ministro Canelas, sólo escupe frases demagógicas sobre el respeto a la Madre Tierra ante bobos auditorios internacionales (además de sus beatos seguidores), mientras que en Bolivia la ultraja sin pestañar. Sí, aquí en Bolivia, los defensores de la Madre Tierra, los "pachamamistas" y los demás amantes del atraso, aquellos que se mostraron más verdes que la hoja de coca, hieren de muerte al medio ambiente. ¡Hipócritas!

No, señor Canelas, vaya a caminar usted, mientras más lejos mejor, a ver si así descubre que, junto a los demás obsecuentes cortesanos del actual régimen, ha perdido toda decencia, al límite de convertirse en vocero de la demagogia que emana de la boca de su jefe (tristedestino de un periodista, convertirse en vulgar propagandista). Todavía tienen la desfachatez de sermonearnos, cual novicias virginales, sobre la necesidad de proteger el medio ambiente. ¡Hipócritas!

Señor Canelas, llegará el momento en que todos ustedes responderán ante la justicia por tanta mentira, por tanta demagogia, por tanta corrupción, por tantas muertes, por el narcotráfico... No olvide a Sanabria, ahora Nina, mañana otros y luego... usted. No se crea eso de que el poder dura para siempre, es puro cuento, al final todos terminan tras las rejas. Vaya buscándose un abogado, la justicia tarda, pero llega, y llegará.

*******************
NOTA DE LA MODERACIÓN DE AULA LIBRE:
AULA LIBRE respeta y distribuye tal como llegan los textos que se envían. En este caso se ha respetado la palabra "VERDE" en el título, pero se hace constar en este caso nuestro desacuerdo, porque confunde a los lectores, ya que la política de las agrupaciones VERDES, en Bolivia y a nivel mundial, hacen referencia a la Internacional Verde y a las agrupaciones que a ella pertenecen. En Bolivia existe un Vartido Verde (http://www.partidoverdebolivia.org/) legalmente reconocido por el Organo Electoral Plurinacional, que forma parte del movimiento verde internacional. Por ello es erroneo referirse a los "verdes" o a otras organizaciones, movimientos, grupos, como en este caso. También es equivocado referirse al partido cruceño del Sr. Csotas, con ese nombre.