lunes, 19 de septiembre de 2011

LE PELO OTR AVEZ PRSIDENTE

Pepe Pastén Burgoa
pastenburgoa@hotmail.com

En el oriente es común escuchar la expresión ¡le pelaste! que hace alusión a la persona que cometió alguna falla, algún desatino, error o algo similar. Hecha esta introducción…directo a la yugular.

Entre amagos de bloqueos, enfrentamientos con policías bien pertrechados, grupos organizados por sistemas de inteligencia identificados como marchistas desertores, caminantes deshidratados que tienen un 90% de opciones en su contra, opinadores que sugieren todo en la teoría, etc, etc, etc. Ese es el panorama de las últimas semanas mientras con bombos y platillos se inicia el mayor escenario industrial y la ventana "for export" de Bolivia hacia el mundo. "La Expoferia 2011".

No se trata de una iniciativa aislada que tiene cobertura del canal estatal o de un hecho noticioso ligado a la parafernalia política con muertos, heridos, inmortales que enarbolan la bandera de la nacionalidad mediante el "instrumento". Es una sumatoria de esfuerzos de la empresa privada que pretende mostrar a una Bolivia ganadora, abierta a la inversión, mostrando el desarrollo, iniciativa y proyección de connacionales.

En esta cita empresarial no hay cabida para el narcotrafico, políticos que defienden lo indefendible, coca excedentaria sin fronteras, marchistas que saben que tarde o temprano volverán a sus sitios de origen con una canasta de promesas a cumplirse (¿?), informativos noticiosos donde se exprime llanto y sangre. En esta feria se observan rostros curiosos, gente que quiere contemplar lo hecho en casa, bolivianos que llegan de todas partes y extranjeros que se sienten a gusto con el clima y la hospitalidad camba y se dan el esfuerzo de traer, desde su país, toda una gama de propuestas industriales. Seguramente esta ferìa debe ser rutilante.
Lamentablemente al presidente del estado plurinacional este evento no le mueve ni un solo pelo. Siente como si el viento soplara sin sentido. Sus asesores le han explicado, seguramente, que esta feria es casi similar a la que se realizaría en el coliseo cerrado Julio Borelli Vitterito o el Parque de Los monos con gente curiosa, producción exótica y bocadillos nacionales con énfasis en occidente.

Atrás quedaron los errores de organizadores cruceños que decidieron no invitar a Morales Ayma por sus imposturas. Eso ya paso pero ahora el buen Evo mostrando su orgullo y odio no asiste porque tiene "otros compromisos asumidos" y delega al segundo para que lo represente ante sonrisas de boca para afuera, gentilezas y cordialidades forzadas. ¡Que olfato, que percepción, que acción más atinada, que sentimiento de hermandad demuestra el mandatario!. Lo que él no sabe es que, con Evo o sin él, la feria igual logrará el éxito. Cerraremos la última noche con un sabor a país ganador, con ruedas de negocios donde se intercambian intensiones lucrativas al más alto nivel. Empresarios, oligarcas, grupos discretos, hermandades, fraternidades, grupos de poder, políticos y distinguidas familias cruceñas posibilitan estos resultados que le hacen bien al país con toda la alharaca que el evento amerita.

Como el actual gobierno se perpetuará por más de 50 años, es de esperar que el año 48 o 49, antes de cumplir su larga gestión, el corazón, la sensibilidad y los sentimientos colonialistas de los gobernadores se hayan aplacado y se hable de integración, desarrollo e inversión. Por el momento, el Canal 7 le dedicará a este evento similar importancia al de cualquier programa de ese medio, suspendido abruptamente por transmisión "en directo" de acciones proacticas y asertivas de Evo Cumple.

Sería altamente útil para el itinerante mandatario conocer a fondo lo que es esta Expoferia que serviría para comentario, charla e información en sus viajes mostrando así a una Bolivia ganadora, productiva y rumbo al éxito pero no hay peor sordo que el que no quiere oír. Mientras tanto, se siguen registrando records de asistencia a esta feria BOLIVIANA. Por algo será.