lunes, 19 de septiembre de 2011

LIBRES, MEDIO Y POCO LIBRES

Armando Méndez Morales
amendezmo@yahoo.es

Si se acepta la conclusión de que el único sistema económico de la modernidad es la economía de mercado, también denominado capitalismo, cabe preguntarse en que se diferencian actualmente las economías del mundo. Está en el grado de intervención del estado sobre la economía y que da lugar a tres formas de economía de mercado: la libre, que se caracteriza por poca intervención del estado; medio libre, que se caracteriza por intervención estatal media y poco libre, cuyo distintivo es una alta intervención estatal.

The Wall Street Journal y Heritage Foundation, anualmente, siguen la marcha de la libertad económica en el mundo, para lo cual estiman un índice del mismo. El informe denominado "Economic Freedom in the World, 2010" mide el grado en que la acción política y las instituciones apoyan la libertad económica en los países. Con este propósito cuantifican, separadamente, el grado de libertad comercial al interior del país y su apertura al exterior; estudian la presión tributaria y el peso del gasto público; la estabilidad de precios; la libertad en cuanto al flujo de inversiones al interior del país como hacia el exterior; la eficiencia bancaria y su autonomía del gobierno; el respeto a los derechos de propiedad y a la acumulación de la misma; el grado de corrupción y el grado de flexibilidad del mercado del trabajo. Sobre la base de estos indicadores parciales obtiene uno general por país que mide el grado de libertad económica.

El Informe correspondiente al año 2010 abarca a 141 países y los ordena a los países de mayor a menor grado de libertad que tienen los mercados. Sobre la base de esta información, he clasificado a los países citados en libres, medio libres y poco libres Cincuenta y nueve países, lo que representa el 42 por ciento del total, serían economías de mercado libres; Cincuenta y cuatro países serían medio libres y veintiocho poco libres. Ejemplos: En el primer grupo ocupa el primer lugar Hong Kong y el último, Tailandia; en el segundo encabeza Grecia y al final Bangladesh; entre los poco libres y ocupando el lugar 114 del total estaría Argentina y el último sería Zimbabwe. Bolivia ocupaba el puesto 104, ubicándose entre los medio libres. Hasta el informe del año 2010 no se incluyen en el estudio países como Libia, Cuba y Corea del Norte, tres claros ejemplos de economías no libres.

El mencionado informe también ofrece indicadores económicos para comparar la situación en esos países. De manera resumida son los siguientes: Con datos del año 2005, el PIB per cápita en términos de paridad de poder de compra (PPP) habría sido para las economías libres de $us. 32.744 y únicamente de $us. 3,858 para los menos libres, es decir ocho veces más. El crecimiento promedio del PIB habría sido de 2,35 por ciento para los primeros y sólo de 0,66 para los segundos. El ingreso promedio del 10 por ciento más pobre de la población habría sido $us. 8,474 y de sólo $us. 919 respectivamente, es decir superior en nueve veces más. Los derechos políticos y las libertades civiles estarían asegurados en los primeros en una proporción superior en casi tres veces. La corrupción, y en un rango de cero, que representa total corrupción, a diez, que dice ausencia de corrupción, las economías libres alcanzaron en promedio una calificación de 7,4 mientras las economías poco libres una puntuación de 2,6.

El informe correspondiente al año 2011 amplia el número de países a 179, los cuales se los ordena de más libres a menos libres y donde se incluyen a Cuba y Corea del Norte, países que se ubican en los tres últimos puestos (junto a Zimbabwe), por lo que se las considera los menos libres de todos. Bolivia, que en la anterior clasificación estaba como medio libre, ahora baja de calificación y se ubica en la frontera entre economías medio libres con economías poco libres. Con un puesto 147 se podría decir que Bolivia empieza a ser considerada una economía de mercado poco libre. Argentina, que antes estaba en la frontera de poco libre, mejora su situación para ubicarse como medio libre en el puesto 137.

La categoría de economía de mercado en el mundo moderno se va difundiendo que países que reciben tal calificativo de otros en el seno de la Organización Mundial de Comercio (OMC) merecen menos restricciones a las exportaciones, a las importaciones y a las inversiones que se realizan al mundo occidental desarrollado. China, que todavía no tiene este estatus, viene reclamando a occidente que le otorgue este calificativo, ya que se considera como tal, sólo con un adjetivo adicional. Los chinos califican a su sistema económico como una "economía socialista de mercado".