viernes, 16 de diciembre de 2011

Alianza y desafio en Sucre.

Cynthia Pérou Gutiérrez
cynthia_perou@hotmail.com

Este domingo que viene se realizarán elecciones en la Capital para elegir, por los próximos tres años, al Alcalde que deberá administrar un Gobierno Municipal económicamente quebrado e institucionalmente desmantelado y si bien el proceso electoral ha creado la lógica expectativa local, los entretelones de la alianza de los partidos de oposición frente al inmoral candidato oficialista, es de lo que me quiero ocupar.

Como antecedente, en Sucre existían tres candidaturas importantes para ocupar el Ejecutivo Municipal. UN-PAIS a la cabeza del Dr. Jaime Hurtado, la agrupación Lider con el Arq. Moises Torres, y el defenestrado MAS con Ivan Arcienega como su candidato.

Ahora bien, resulta que luego de las alianzas electorales que se efectuaron, quedaron en carrera únicamente LIDER-UN-PAIS, y el MAS. Si bien las alianzas han fortalecido las posibilidades del candidato del frente LIDER, no debemos olvidar que el oficialismo aún cuenta con sus lacayos en el Tribunal Electoral Departamental, que recibieron la visita in situ de su jafazo, quien se tomó la molestia de viajar hasta la Capital, para recordar a todos esos empleaduchos quien manda y de quien depende que el mes que viene vayan o no al mercado.

Como dijimos, sin embargo, lo que nos interesa es tratar el tema de las alianzas y sus implicaciones locales y, quien sabe, nacionales. En efecto, las alianzas para disputar el Gobierno Municipal de Sucre tuvieron una gran dosis de desprendimiento por parte de los actores que cedieron su espacio para consolidar a un solo candidato, quien pueda hacer frente a un inescrupuloso e inmoral candidato oficialista y considero, que desde el punto de vista estrictamente político se ha conseguido satisfacer una gran expectativa de parte de los electores, al evitar la dispersión de esfuerzos y sobre todo votos. Algunas absurdas afirmaciones en sentido de que no existen políticos dispuestos a retroceder, dejando sus propios intereses o ambiciones o las de su partido, para hacer frente a la expansión masista, quedaron desmentidas.

Sin embargo, el reto se halla por delante, ya que una vez ganadas las elecciones –a pesar del Tribunal Electoral- la población estará atenta a la forma en la que estos políticos, quienes serán miembros de una alianza para gestionar el municipio, consoliden el proyecto que deben llevar adelante en beneficio de esa ciudad y su maltratada alcaldía. En esta instancia se verá, de verdad, de qué madera están hechos todos. No vaya a ser que las cosas terminen como la alianza del 2002, que llevó a Goni al poder y al exilio.

El segundo reto será la gestión municipal propiamente dicha, porque los resultados, sean positivos o negativos, servirán de paradigma al electorado en general y a los políticos particularmente, para evaluar nuevamente la validez práctica de las alianzas en el futuro, especialmente con vistas a las elecciones generales del año 2014. Todos entendemos que no es lo mismo una elección en un municipio, que puede explotarle en la cara a sus administradores, que una elección para hacerse cargo del Estado Pluri cocalero y Narco nacional que dejará el MAS y es ahí donde se halla el verdadero desafío. No olvidemos que las grandes hazañas empiezan con pequeños pasos. Esperemos que este pequeño paso en Sucre sirva de guía para la gran hazaña de sacar del gobierno al MAS y así, una vez más Sucre, puede convertirse en el lugar donde florezca nuevamente la semilla de la libertad y la República.